Home / Opinion / La mentira que todos predican, Fernando Regnault

La mentira que todos predican, Fernando Regnault

Muchas veces repetimos y enseñamos cosas, de las cuales no nos cercioramos de su veracidad

/ Freepik

“Y él respondió: ‘Ve, porque yo estaré contigo; y esto te será por señal de que yo te he enviado: cuando hayas sacado de Egipto al pueblo, serviréis a Dios sobre este monte’” (Éxodo 3:12).
Cuando el pueblo de Israel salió de Egipto, no conocían a Dios, ¿cómo podían confiar en Él, para enfrentar las dificultades que vendrían? Ellos tenían que ser instruidos, en el camino de Dios, y en la manera de servirle. Esto ocurrió durante dos años que estuvieron en el desierto del Sinaí, frente al monte Sinaí. Allí Dios se presentó ante ellos, cuando el monte temblaba con rayos y trompetas, y una nube que lo cubrió. También allí Moisés pasó cuarenta días en el monte Sinaí, para recibir las tablas de la Ley, y el pueblo pecó haciendo el becerro de oro, etcétera.
La Palabra dice que dos años después todavía estaban allí, veamos: “Habló Jehová a Moisés en el desierto de Sinaí, en el tabernáculo de reunión, en el día primero del mes segundo, en el segundo año de su salida de la tierra de Egipto” (Números 1.1). Según el texto anterior, dos años después habló el Señor a Moisés, estando todavía en el desierto del Sinaí. Ellos todavía no habían sido castigados en vagar por el desierto, que en realidad fueron treinta y ocho años. No estoy inventando nada, todo está escrito, veamos: “Y los días que anduvimos de Cades-barnea hasta cuando pasamos el arroyo de Zered fueron treinta y ocho años; hasta que se acabó toda la generación de los hombres de guerra de en medio del campamento, como Jehová les había jurado” (Deuteronomio 2:14). Cades-barnea, fue el lugar donde ellos no quisieron entrar a la tierra prometida, y desde donde Dios los castigó, de allí tuvieron 38 años vagando por el desierto.
¿Porque se dice entonces que fueron cuarenta? Porque Dios le suma los dos que pasaron en el Sinaí, ya que también fueron años de prueba, y muy intensos. Todo esto es muy interesante, porque tiene que llamarnos la atención, pues muchas veces repetimos y enseñamos cosas, de las cuales no nos cercioramos de su veracidad. Yo fui uno que por un tiempo también lo hice, hasta que dejé de leer la Biblia, para empezar a escudriñarla, como que la estuviera leyendo por primera vez.
Tenemos que tener celo por la Verdad, como los creyentes de Berea. “Considera lo que digo, y el Señor te dé entendimiento en todo” (2ª Timoteo 2:7).

Fernando Regnault
Maestro de la Palabra
www.abcdelabiblia.com

About Verdad y Vida

Check Also

La Biblia no contiene la Palabra de Dios, sino que es la Palabra de Dios, Fernando Regnault

Líderes que se han dejado contaminar por el diablo, dicen que la Biblia contiene la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *