¿Quién lleva tus cargas? Ramón Tovar

0
21
/ Freepik

En nuestro Señor Jesucristo no solamente hayamos a un Salvador, sino también a uno que lleva la carga

/ Freepik

[dropcap]G[/dropcap]ota: “Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga” (Mateo 11:29,30).
Uno de los pasajes que describe de una forma muy completa y especial al Señor Jesús es este, allí Él se describe a sí mismo como “manso y humilde de corazón” (Mateo 11:29); el ejemplo que debemos aprender.
Al cansado, Él da descanso y también a todo aquel que se someta a Él. En nuestro Señor Jesucristo no solamente hayamos a un Salvador, sino también a uno que lleva la carga. Él nos ayuda a llevar todas nuestras cargas, incluida la carga de la obediencia.
Recordemos esto siempre: Nuestro amado Señor nunca nos dará una carga demasiado pesada de llevar. Su yugo no tiene nada que ver con las exigencias de la ley ni con las obras humanas. Más bien pertenece a la obediencia del cristiano a Dios, y Él quiere hacerla una experiencia alegre y feliz.
Valor: Demos gracias a Dios Padre por su Hijo Jesucristo, alguien tan misericordioso que lleva nuestras cargas
Dios le bendiga.

Ramón Tovar
Pastor y columnista
tramon63@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí