¿Cuál es el libro de Enoc y por qué no está en la Biblia?

0
2
El libro de Enoc contiene diversos temas teológicos como la presencia de ángeles con nombres específicos / Imagen generada con IA en Freepik

Un requisito esencial para aceptar un libro en el canon fue que la fecha de redacción coincidiera con la vida y ministerio del autor a quien se le atribuye

El Libro de Enoc conocido también como 1 Henoc o Henoc etiópico es un conjunto de libros o escritos apócrifos redactados en diferentes etapas de la época intertestamentaria y editados o unificados entre el siglo II a.C. y el siglo I d.C. Estas características explican la afirmación del erudito Alejandro Díez Macho:
“En realidad debería decirse, usando el plural, como hace Józef Tadeusz Milik, ‘libros de Henoc’,[1] pues no sólo existe todo un documento de Henoc con distintos libros (Henoc etiópico, griego, eslavo, hebreo, fragmentos coptos, libro de los gigantes), sino que el mismo Henoc etiópico o 1 Henoc es un compuesto de otros cinco libros”.[2]
Según la mayoría de eruditos, el nombre que lleva este libro se refiere a la figura del patriarca Enoc, no el hijo de Caín, padre de Irad (Génesis 4:17), sino el hijo de Jared, padre de Matusalén, séptimo varón descendiente de Adán.
“Jared vivió 162 años, y fue padre de Enoc. Y vivió Jared 800 años después de haber engendrado a Enoc, y tuvo otros hijos e hijas. El total de los días de Jared fue de 962 años, y murió. Enoc vivió 65 años, y fue padre de Matusalén. Enoc anduvo con Dios 300 años después de haber engendrado a Matusalén, y tuvo otros hijos e hijas. El total de los días de Enoc fue de 365 años. Y Enoc anduvo con Dios, y desapareció porque Dios se lo llevó” (Génesis 5:18-24; cp. 1 Crónicas 1:3; Judas 1:14-15).
Como es habitual en los libros apócrifos, el redactor y los editores buscaban dar respaldo a su escrito al atribuirlo a un personaje bíblico reconocido. Según los expertos, la afirmación bíblica: “Y Enoc anduvo con Dios, y desapareció porque Dios se lo llevó” contribuyó a una serie de leyendas en torno a Enoc, de quien se pensaba que tuvo acceso a lo misterios divinos de los cuales tomó la inspiración para redactar el libro que lleva su nombre.
El libro de Enoc es extenso, pues está compuesto por cinco libros, 108 capítulos y 1.048 versículos (cifra que varía con cada versión). El bosquejo del libro es este:

El libro de los vigilantes (caps. 1-36).
El libro de las parábolas de Enoc (caps. 37-71).
El libro astronómico (caps. 72-82).
El libro de las visiones de los sueños (caps. 83-90).
La epístola de Enoc (caps. 91-108).

Al adentrarnos en el estudio de 1 Enoc, podemos encontrar que su influencia en la literatura posterior era considerable. Por ejemplo, Judas cita 1 Enoc 1:9 (Judas 1:14-15). Algunos eruditos sugieren que existen coincidencias entre varios versículos bíblicos del Nuevo Testamento con el libro de Enoc. Sin embargo, al comparar detenidamente las citas bíblicas con las citas de Enoc, es posible ver que se trata de coincidencias de términos con contenido teológico similar debido a la época en que fue escrito y las intenciones claras de los autores (pseudoepigrafía).

Estas son algunas razones específicas de por qué Enoc no está incluido en el canon:
Aunque Judas cita un libro apócrifo, no deja evidencia de que lo considerara parte de la Escritura. Si esto te causa problema, considera el punto siguiente.
El Espíritu Santo tiene la libertad de usar palabras prestadas y hacer de ellas parte de la Palabra de Dios. Por ejemplo, la carta dictada por Nabucodonosor y enviada a toda Babilonia, que fue escrita en arameo y fue incluida en Daniel 4. Otro ejemplo está en Hechos 17:28.
Judas no apela a la Escritura y omite la fórmula habitual “como está escrito” que usan otros escritores del Nuevo Testamento.
La fecha estimada de redacción del libro de 1 Enoc está en una época de libros apócrifos y desconocidos por el canon bíblico. Un requisito esencial para aceptar un libro en el canon fue que la fecha de redacción coincidiera con la vida y ministerio del autor a quien se le atribuye, cosa que es imposible demostrar en el caso de 1 Enoc.

El libro de Enoc contiene diversos temas teológicos que exponen versiones ampliadas de historias de la Biblia, como los hijos de Dios y los hijos de los hombres, en Génesis 6 (1 Enoc 7:1-6); lo que Enoc hizo después de que Dios se lo llevara (1 Enoc 1:1-8); la presencia de ángeles con nombres específicos como Uriel y Rafael (1 Enoc 9:1-11); y otros temas que presentan dificultades teológicas que llevan a afirmaciones contrarias a las Escrituras.
En todo caso, el contenido de 1 Enoc 1:9 —versículo citado por Judas— no agrega información importante sobre doctrinas fundamentales a la revelación divina dada por Dios en los 66 libros canónicos. Eso debe darnos paz y confianza en que Dios dejó la información suficiente en los libros inspirados.

[1] J. T. Milik, The Books 1 Enoch. Aramaic Fragments, 01 Qumran Cave 4 (Oxford, 1976).
[2] Alejandro Díez Macho, Apócrifos del Antiguo Testamento, tomo I (Madrid: Ediciones Cristiandad, 1984) p. 224.

Nimrod López Noj
Teólogo, profesor y editor en Coalición por el Evangelio
www.coalicionporelevangelio.org

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí