Home / Opinion / Obedecemos a Dios por amor, no por miedo, Rick Warren

Obedecemos a Dios por amor, no por miedo, Rick Warren

Dios no quiere que le obedezcas porque le tienes miedo. Él no quiere que lo obedezcas porque tienes miedo al castigo. Dios quiere que le obedezcas por amo

Freepik

Jesús dijo en Juan 15:14: “Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando” (NTV).
No puedes decir que amas a Jesús y luego vivir como el diablo. No puedes decir que eres cristiano y luego seguir viviendo una vida egocéntrica. No puedes decir que eres un seguidor de Jesús y luego elegir los versículos que quieres escuchar e ignorar los que no. Jesús dice que eres su amigo si lo obedeces a Él y a sus mandamientos.
¿Por qué obedecemos a Dios? Los no creyentes se equivocan en esto todo el tiempo. Dicen: “No quiero ser cristiano porque no quiero obedecer a Dios. Ustedes, los creyentes, lo obedecen por culpa, por miedo o por obligación, y no quiero eso para mi vida”.
¿Por qué realmente obedecemos a Dios? ¡Porque nos ama! Él quiere lo mejor para nosotros. Él te ama como nadie más te amará jamás. La Biblia dice que la única razón por la que hay amor en el mundo es porque Dios es amor. No obedecemos a Dios por temor, culpa u obligación. Obedecemos a Dios por amor porque Él nos amó y nos salvó.
Cuando era un niño en la escuela secundaria, un chico se me acercó y me dijo: “Estás restringido”. Le dije: “¿Qué quieres decir?”. Él dijo: “Porque eres cristiano. No puedes hacer ninguna de las cosas divertidas que hacemos los demás”.
Lo miré a los ojos y dije: “Podría tomar todas las drogas que quiera tomar. Podría drogarme todo lo que quiera drogarme. Podría beber todo lo que quiera beber. Podría ir a todas las fiestas a las que quiero ir. Podría acostarme con tantas mujeres como quisiera”. Pero aquí está la diferencia: Jesús cambió mi “querer”. Entonces no quiero hacer esas cosas. Son emociones baratas y falsas que parecen darle un empujón temporal a la vida, pero luego retroceden. Pueden parecer libertad, pero no duran y conducen a la desesperación, no a la dignidad, a la depresión, no al deleite.
Juan 15:9-11 dice: “Yo los he amado a ustedes tanto como el Padre me ha amado a mí. Permanezcan en mi amor. Cuando obedecen mis mandamientos, permanecen en mi amor, así como yo obedezco los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Les he dicho estas cosas para que se llenen de mi gozo; así es, desbordarán de gozo” (NTV).
Dios no quiere que le obedezcas porque le tienes miedo. Él no quiere que lo obedezcas porque tienes miedo al castigo. Dios quiere que le obedezcas por amor. Es su amor lo que conduce al verdadero gozo.

Reflexiona sobre esto:

1. Para obedecer, tienes que saber lo que Dios te dice que hagas. ¿Cómo puedes saber lo que Dios quiere que hagas?

2. ¿Cómo has visto algunas veces que la obediencia a Dios lleva a la restricción?

3. ¿Cómo has visto que la obediencia a Dios conduce a la libertad?

4. ¿Cómo pueden los padres enseñar a sus hijos a obedecer por amor y no por miedo? ¿Cómo sería obedecer por amor y no por miedo?

Rick Warren
Pastor, escritor y conferencista

About Verdad y Vida

Check Also

Todos contra todos, Harold y Mileidy Paredes

En DIOS siempre hay solución, la esperanza está viva cuando confiamos en Él; el diablo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *