Home / Opinion / Mentira pequeña

Mentira pequeña

(Carlos Javier Sivira – Comunicador venezolano de CVC LaVoz).-

Si algo tienen en común la mentira y la verdad es su carácter radical, la mentira agresiva, silenciosa, obstinada o ridícula, es sencillamente eso: mentira. Desde lejos, desde cerca desde fuera y desde adentro, si dejara de ser mentira dejaría de existir.
A la verdad le pasa igual, puede ser ignorada, callada, silenciada o despreciada, pero sigue siendo eso: verdad. Desde lejos, desde cerca, desde fuera y desde adentro, si dejara de ser verdad dejaría de existir.
Los seres humanos tenemos la tendencia a interpretar el mundo según lo que vemos y a menudo caemos en la trampa de “ver” la manera más segura de no perder, no tener la culpa, no recorrer la milla extra, y no hacer lo que debemos. Desde ese punto de vista nuestras mentiras pueden parecer pequeñas, necesarias o inofensivas pero minimizar nuestras faltas no las desaparece, sólo le agrega nuevos ribetes.
En el libro de Proverbios se habla de siete cosas que Dios detesta y una de ellas es precisamente la lengua que habla mentiras, de esta forma la mentira se incluye en la misma lista de manos derramadoras de sangre inocente y pies que corren a hacer el mal… ¿cual es la razón para ello? Probablemente que la mentira más pequeña es tan grande como la más escandalosa y que cuando alguien usa una herramienta tan poderosa como la lengua para mentir tal individuo se convierte en un destructor.
¿Es una mentira? Entonces no importa si es grande o pequeña, trae consecuencias y desagrada a Dios, incluso si la aprueba el rey o la promueve la reina. ¿Un buen consejo? La próxima vez que tengas la tentación de mentir: Habla lo bueno.
@CarlosJSivira
www.carlosjaviersivira.com

About redaccion

Check Also

La Iglesia, ¡la voz de Cristo en la tierra!, Manuel M. Noriega

Somos la boca de Dios en la tierra, para proclamar su verdad, voluntad, promesas, bendiciones …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.