Rusia condenada por castigar a pastor estadounidense por reunión pacífica de oración

0
3
Pastor Donald Ossewaarde / FDA Internacional

“Fui castigado injustamente por ejercer mi derecho humano básico de hablar sobre mi fe y orar con los demás”, dijo Ossewaarde

Pastor Donald Ossewaarde / FDA Internacional

(The Christian Post).-

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó a Rusia por castigar a un pastor evangélico estadounidense por organizar una reunión de oración pacífica en su casa y dictaminó que Moscú violó el derecho del pastor a la libertad religiosa y lo discriminó.
En una sentencia emitida este mes, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó que las autoridades rusas violaron los derechos humanos del pastor Donald Ossewaarde al imponerle una multa por invitar a residentes locales a su casa para adorar, cantar y estudiar la Biblia en su casa en Oriol, Rusia. dijo el grupo de derechos humanos Alliance Defending Freedom International en un comunicado.
En 2016, Ossewaarde fue arrestado, llevado a la comisaría, demandado y condenado en virtud de la ley antiterrorista de Rusia, que prevé penas más elevadas para los ciudadanos no rusos. Fue multado con 40.000 rublos (unos 700 dólares). Después de que los tribunales rusos confirmaran la sentencia, Ossewaarde apeló ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
El TEDH dictaminó que cualquier sanción por el trabajo misionero viola el derecho a la libertad religiosa y confirmó que “la libertad de manifestar la propia religión incluye… el derecho a expresar los propios puntos de vista religiosos”.
El tribunal también desestimó las distintas sanciones para ciudadanos extranjeros por considerarlas “discriminatorias”, violando el derecho a no ser discriminado.
“Fui castigado injustamente por ejercer mi derecho humano básico de hablar sobre mi fe y orar con los demás”, dijo Ossewaarde. “Mi esposa y yo invitamos a la gente a nuestra casa a cantar himnos, leer la Biblia y orar juntos. Millones de personas en todo el mundo son libres de hacer esto sin interferencias, pero a mí me trataron como a un delincuente y me condenaron en virtud de una ley rusa dirigida a los terroristas”.
Agregó que ahora estaba “alentado de que la Corte haya afirmado claramente el derecho individual a la libertad religiosa y la importancia clave de proteger el culto grupal y los esfuerzos de evangelización”.
“Nadie debe ser criminalizado por rezar o por invitar a otros a participar en reuniones religiosas pacíficas”, continuó. “La criminalización de la religión conduce a la tiranía”.
Ossewaarde, originario de Michigan, vivía en Oryol desde 2005 y organizaba regularmente reuniones de oración y lecturas de la Biblia, dijo el grupo.
En agosto de 2016, tres agentes de policía entraron en su casa y posteriormente ordenaron a Ossewaarde que acudiera a la comisaría para que le tomaran las huellas dactilares. Pronto fue condenado por realizar trabajo misionero.
En julio de 2016, Rusia introdujo una nueva ley antiterrorista que, en muchos casos, criminaliza el “trabajo misionero” de individuos.
El director de Advocacy Europe de ADF, el Dr. Félix Böllmann, pidió a Rusia que respete el marco internacional de derechos humanos de acuerdo con el fallo.
“Nadie debe ser discriminado o perseguido por compartir su fe, independientemente de su religión o denominación”, dijo. “El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha afirmado una vez más que la evangelización y el trabajo misionero es un elemento clave y sólidamente protegido de la libertad de religión en virtud del Convenio Europeo de Derechos Humanos”.◄

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí