Home / Opinion / El dictador desnudo, Harold Paredes Olivo

El dictador desnudo, Harold Paredes Olivo

Freepik

Cuanto hizo, cuanto quiso;
cuando hablaba, otros temblaban.
¿Y cuándo iba al baño? “La política”.
¿Quién le limpiaba? “La justicia”.
El dictador desnudo perdió la memoria.

El dictador con barba larga,
rompe a llorar entre rejas,
anhela regresar al palacio;
pero, los disparos en el pecho
están vivos en el pueblo.
Desnudo y sucio respira su baba.

El dictador mantuvo flores
en diversos jardines escondidos,
guardó tesoro en naciones.
Nadie visita la piedra desmoronada
que fue lanzada por la izquierda
y apoyada por la falsa derecha.

El poder se fue extinguiendo
y la razón la fue perdiendo;
los aduladores lo nombraron “santo”.
halló la soledad, su cosecha y compañía;
un espantapájaros tiene más valía,
que el dictador embalsamado en su día.

Harold Paredes Olivo
Pastor, comunicador y autor
[email protected]

About Verdad y Vida

Check Also

¡Por fin llegamos a un acuerdo!, Eliseo Rodríguez

Amados, si la oración eficaz del justo puede mucho, ¡cuánto más si muchos justos se …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.