Home / Análisis / El poder de la esperanza

El poder de la esperanza

Es urgente que nuestra familia, amigos y el vecindario oigan que HAY ESPERANZA, HAY CAMBIO, de la cruz a la tumba, de la tumba a la resurrección y de la resurrección al trono

/ Freepik

Lo medular de tu mensaje es llevar esperanza, anunciar al Dios de esperanza, Romanos 15:13.
“Entonces les dijo: ‘Vayan por todo el mundo y prediquen la Buena Noticia a todos’” (Marcos 16:15, NTV).
‘E U A G G E L I O N’ (STRONG G2098 εὐαγγέλιον): EVANGELIO. ‘EU’: bueno; ‘aggelo’: Ángel, mensajero, mensaje.
Tenemos una saturación de noticias de todo orden: millones emigrando a otros países y desplazados huyendo de situaciones complejas de sus países de origen, terrorismo, hambre, guerra, rumores de guerra, enfermedades, corrupción generalizada, una pandemia de desesperanza basada en las realidades que atraviesa la humanidad; parece que hemos llegado a un punto donde las sociedades no ven salida y esto genera impotencia, rabia, pesimismo y pérdida de visión de futuro.
Es allí donde se abre el telón y se prenden las luces y apareces tú, él o la enviado(a) de Dios, el portador de la buena noticia: εὐαγγέλιον. Cuya editorial es fe, amor y esperanza. La salida al dilema humano. Es hacer que el hombre post-moderno haga un giro de su cabeza y mire a los evangelios y su contenido. No somos los únicos que nos toca anunciar fe en medio de escombros, encender la Luz cuando todo es tinieblas, hablar de amor en tiempos de cólera e injusticia. Nuestro discurso del deber-ser de nuestro llamado es salvífico, sacar la humanidad de su tragedia existencial y visión de vida por medio de la locura de la cruz, 1ª Corintios 1:18-31.
La cruz, símbolo del sacrificio de Jesucristo, nos grita desde el Calvario, que hoy es viernes día de clavos, espinas, látigos, lanza en el costado, caídas, heridas y llagas, lágrimas, desnudez, injusticia, traición y absoluta soledad, suspendida entre cielo y tierra. Descolgado el reo y sepultado. Allí no termina la historia, más allá de la cruz está la tumba de resurrección, es nuestra historia también en Cristo, ya que Él es el sustituto, el Cordero expiatorio, viene el domingo de resurrección al creyente donde todo cambia para bien, donde ya no están los clavos, ni espinas, ni la lanza cruel; están las marcas de las heridas más no duelen, luz y presencia en lugar de oscuridad e incertidumbre.
Es la naturaleza y esencia del mensaje que lleva el mensajero, HAY ESPERANZA, HAY FUTURO, HAY MAÑANA, para el individuo, para la familia, para la Iglesia y para nuestras naciones. Es urgente que nuestra familia, amigos y el vecindario oigan que HAY ESPERANZA, HAY CAMBIO, de la cruz a la tumba, de la tumba a la resurrección y de la resurrección al trono. Tu trabajo es con vidas humanas creadas, perdidas y luego compradas de nuevo, que no saben quiénes son, ni a dónde van y tú eres el guía hasta que encuentren la Luz. Tu llamado es a trastornar el mundo, tu misión es anunciar la noticia, tu propósito es despertar a una sociedad en oscuridad de muerte.
“El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; Y a los asentados en región de sombra de muerte, Luz les resplandeció. Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: ‘Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado’” (Mateo 4:16-17).
Tu y yo somos el Jesús en este tiempo para nuestras sociedades, está generación de perdidos, ciegos y extraviados serán alcanzados por esta generación de salvos, despertados y encontrados. Ni la generación de ayer ni la que está por crecer y nacer son los responsables. Nuestro llamado es para hoy y para la gente de hoy.

EVANGELIO ES ESPERANZA
La esperanza trabaja en la actitudinalidad de lo seres humanos, es un recurso psico-emocional activador de la fe que dice hoy mirando el mañana. Es una extensión del amor De Dios.

ABRAHAM NOS MODELÓ
“El creyó en esperanza contra esperanza, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho: Así será tu descendencia” (Romanos 4:18).

PABLO PREDICADOR DE ESPERANZA
“Si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído, el cual se predica en toda la creación que está debajo del cielo; del cual yo Pablo fui hecho ministro” (Colosenses 1:23).

CRISTO ESPERANZA DE GLORIA
“Quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanzad de gloria” (Colosenses 1:27).

MENTALIDAD DE ESPERANZA (Yelmo/Casco)
“Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo” (1ª Tesalonicenses 5:8).

LA ESPERANZA VENCE EL TEMOR, LA MUERTE Y A LA VERGÜENZA
“Conforme a mi anhelo y esperanza de que en nada seré avergonzado; antes bien con toda confianza, como siempre, ahora también será magnificado Cristo en mi cuerpo, o por vida o por muerte.
Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia” (Filipenses 1:20-21).

LA ESPERANZA NO AVERGÜENZA CUANDO ES MEZCLADA CON FE Y AMOR
“Por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.
Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado” (Romanos 5:2-5).

AÚN LA CREACIÓN FUE SUJETADA A LA ESPERANZA, ESPERA LA MANIFESTACIÓN DE LOS HIJOS DE DIOS
“Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios” (Romanos 8:19-21).

LA ESPERANZA ACTIVADORA DEL GOZO
“Gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración” (Romanos 12:12).

LAS ESCRITURAS SON FUENTE DE ESPERANZA, PERMANECE CREYENDO EN LA PALABRA DE DIOS
“Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza” (Romanos 15:4).

JESUCRISTO ES NUESTRA ESPERANZA AYER, HOY Y SIEMPRE.
“Pablo, apóstol de Jesucristo por mandato de Dios nuestro Salvador, y del Señor Jesucristo nuestra esperanza” (1ª Timoteo 1:1).

¡NOS GLORIARNOS EN LA ESPERANZA!
“Pero Cristo como hijo sobre su casa, la cual casa somos nosotros, si retenemos firme hasta el fin la confianza y el gloriarnos en la esperanza” (Hebreos 3:6).

LA ESPERANZA ES LA BASE DE LA CERTEZA Y LA SEGURIDAD DE LA FE
“Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para plena certeza de la esperanza” (Hebreos 6:11).

LA ESPERANZA ES EL ANCLA DE TU FE EN MEDIO DE TEMPESTADES
“Para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros.
La cual tenemos como segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta dentro del velo” (Hebreos 6:18).

TU ESPERANZA ESTA VIVA Y FUNCIONADA PARA TI
“Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos” (1ª Pedro 1:3).

LOS GENTILES ESPERARÁN EN ÉL
“Y otra vez dice Isaías: Estará la raíz de Isaí, y el que se levantará a regir los gentiles; los gentiles esperarán en él” (Romanos 15:12).

EL DIOS DE ESPERANZA TE LLENA DE GOZO, PAZ Y FE
“Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo” (Romanos 15:13).

Luis Tovar
Apóstol de CAM-CIMA
ministeriosluistovar@gmail.com

About Verdad y Vida

Check Also

Desarraigando las zorras pequeñas

Las tinieblas están operando a través de las zorras y están minando, y tratan de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *