Home / Destacadas / Israel revisará política de visas para organizaciones cristianas evangélicas en medio de preocupación

Israel revisará política de visas para organizaciones cristianas evangélicas en medio de preocupación

El problema de las visas se produce en medio de una creciente violencia contra sitios cristianos y clérigos en Israel

Los cristianos representan alrededor del 2 % de la población de Israel, y el 75,8 % son cristianos árabes, según un informe de la Oficina Central de Estadísticas / Freepik

(The Christian Post).-

Israel está reevaluando sus políticas de visas para organizaciones cristianas evangélicas, incluida la Embajada Cristiana Internacional en Jerusalén, después de años de restricciones. La medida se produce tras un aumento en las denegaciones de visas para el clero evangélico y se produce en un contexto de crecientes tensiones entre las comunidades religiosas del país.
Las autoridades israelíes están en conversaciones para establecer nuevos procedimientos de visa para el personal permanente de organizaciones cristianas como ICEJ, Puentes para la Paz y Cristianos Unidos por Israel, informó Al-Monitor, citando a un portavoz de la Autoridad de Población e Inmigración de Israel.
Fundado en 1980, ICEJ tiene un pequeño personal permanente de 40 personas en Jerusalén y participa en varios proyectos caritativos y de desarrollo de resiliencia en Israel.
Sin embargo, la organización ha enfrentado dificultades para obtener visas de personal desde el brote de COVID-19 en 2020.
Bajo el gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu, las autoridades israelíes también dejaron de emitir visas de clérigos para el grupo, ya que el Ministerio del Interior israelí declaró recientemente que ICEJ no cumple con los criterios para ser considerado una organización religiosa.
“El Ministerio del Interior [israelí] está expulsándonos lentamente de nuestra existencia”, dijo a Haaretz David Parsons, vicepresidente del grupo.
Parsons se reunió con el ministro de Asuntos Exteriores israelí, Eli Cohen, hace cuatro meses, pero la situación permaneció sin cambios. Le dijo a The Jerusalem Post que las autoridades israelíes habían ofrecido visas de voluntariado con limitaciones estrictas en lugar de visas de trabajo o para clérigos.
Eyal Siso, un alto funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores, fue nombrado recientemente director general de la Autoridad de Población e Inmigración de Israel. Siso está presionando para que se realicen cambios en las políticas, posiblemente conservando la visa de voluntario, pero renunciando al requisito de una estadía de seis meses en el extranjero entre visas, según Al-Monitor, que dice que ICEJ está buscando una solución a largo plazo.
El problema de las visas se produce en medio de una creciente violencia contra sitios cristianos y clérigos en Israel.
El presidente Isaac Herzog visitó recientemente el monasterio Haifa Stella Maris, un objetivo de los jóvenes ultraortodoxos. El viernes pasado, a miles de cristianos ortodoxos se les negó el acceso a la Iglesia de la Transfiguración en el monte Tabor por presuntos riesgos de incendio, a pesar de acuerdos previos.
El reverendo Jerry Pillay, secretario general del Consejo Mundial de Iglesias, dijo en una declaración esta semana que la negación del culto y las limitaciones a la vida cristiana en Israel son inaceptables.
“El Consejo Mundial de Iglesias pide al Gobierno de Israel que permita que el culto cristiano y los eventos comunitarios se desarrollen libremente y que proteja los derechos de libertad religiosa de todas las personas”, dijo Pillay.
Otras organizaciones evangélicas también han enfrentado dificultades en materia de visas, lo que ha dejado perplejos a sus defensores dadas las relaciones históricamente fuertes con los gobiernos de derecha de Israel.
Los cristianos representan alrededor del 2 % de la población de Israel, y el 75,8 % son cristianos árabes, según un informe de la Oficina Central de Estadísticas.
Los legisladores del partido Judaísmo Unido de la Torá de Israel habían propuesto un proyecto de ley que criminalizaba la evangelización cristiana, que Netanyahu dijo en marzo que no sería aprobado. Las leyes existentes ya restringen la evangelización a menores y ofrecen penas de cárcel por incentivos financieros para la conversión.
El patriarca latino Pierbattista Pizzaballa informó de un aumento de los ataques en el barrio cristiano, atribuyéndolos a extremistas judíos radicales.
Durante la Semana Santa, el número de personas permitidas en la Iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén se redujo de 10.000 a 1.800, alegando preocupaciones de seguridad.◄

About Verdad y Vida

Check Also

La Alianza Evangélica Latina hace un llamado a la oración por la paz en Oriente Medio

Ante los lamentables momentos de tensión y angustia que enfrenta Israel, la AEL hace un …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *