La Agenda 2030 y sus verdaderos objetivos

0
5
El futuro de la humanidad depende de que despertemos y resistamos esta manipulación a gran escala

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y sus 169 metas, están diseñados para avanzar en la agenda de control global, disfrazada de progreso y bienestar

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, adoptada por las Naciones Unidas en 2015, se presenta como un plan ambicioso para erradicar la pobreza, proteger el planeta y garantizar la prosperidad. Sin embargo, un análisis más profundo revela que detrás de esta fachada se esconde una agenda mucho más siniestra de control global por parte de la élite y los organismos supranacionales.
Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y sus 169 metas abarcan prácticamente todos los aspectos de la vida, desde la educación y la salud hasta la energía y la gobernanza. Cada uno de estos objetivos está diseñado para avanzar en la agenda de control global, disfrazada de progreso y bienestar.

LA MANIPULACIÓN DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Uno de los pilares fundamentales de la Agenda 2030 es la lucha contra el cambio climático. Los medios de comunicación bombardean constantemente con noticias alarmistas sobre el calentamiento global, las emisiones de CO2 y los desastres naturales. Se culpa a la actividad humana, especialmente a los países en desarrollo, de ser los principales responsables de esta crisis ambiental.
Sin embargo, cada vez hay más evidencia de que gran parte de esta narrativa es engañosa y manipulada. Según un informe de la organización independiente Geoengineering Watch, existen numerosos programas secretos de modificación del clima, incluyendo la dispersión de partículas reflectantes en la atmósfera (chemtrails), la manipulación de huracanes y la inducción artificial de sequías y lluvias.
Estas tecnologías, desarrolladas por agencias gubernamentales y corporaciones privadas, tienen el potencial de causar devastación a gran escala y son utilizadas para culpar a la población de los supuestos efectos del cambio climático, justificando así la implementación de medidas de control y reducción de emisiones.

LA AGENDA DE CONTROL GLOBAL

Más allá de la retórica sobre la sostenibilidad y la protección del medio ambiente, la Agenda 2030 tiene como objetivo real implementar un sistema de control total sobre la población mundial. Bajo el pretexto de combatir el cambio climático, se busca eliminar gradualmente la propiedad privada, promover la ideología de género, imponer la vigilancia masiva y fusionar al ser humano con la tecnología a través del transhumanismo.
Según un informe del Foro Económico Mundial (FEM), titulado “Construyendo un futuro mejor”, se promueve la idea de que “la propiedad es un concepto obsoleto” y se aboga por un “capitalismo de las partes interesadas” en el que las empresas y los gobiernos trabajen juntos para “reconstruir el sistema económico mundial”.
Además, el FEM ha sido un firme defensor de la ideología de género y la “diversidad”, a pesar de la falta de evidencia científica que respalde sus postulados. La agenda de control global también incluye la implementación de sistemas de vigilancia masiva, como el reconocimiento facial y la monitorización de datos personales.

EL PAPEL DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Los medios de comunicación masivos juegan un papel fundamental en la propagación de la narrativa del cambio climático y la Agenda 2030. A través de un bombardeo constante de noticias alarmistas, imágenes impactantes y entrevistas con “expertos”, se crea un clima de miedo e incertidumbre que hace que la gente sea más receptiva a las soluciones propuestas por la élite.
Sin embargo, estos mismos medios ignoran sistemáticamente las voces disidentes, los datos contradictorios y las pruebas de manipulación climática. Según un estudio de la organización Fairness and Accuracy in Reporting (FAIR), los medios de comunicación estadounidenses han sido cómplices en la ocultación de información relevante sobre el cambio climático y la Agenda 2030.

DESPERTANDO Y RESISTIENDO

Es crucial que como sociedad nos cuestionemos la narrativa oficial sobre el cambio climático y la Agenda 2030. Debemos exigir transparencia y rendición de cuentas a nuestros líderes políticos y a las corporaciones que se benefician de esta agenda.
Además, es fundamental que rechacemos las medidas impuestas por la Agenda 2030, como la eliminación de la propiedad privada, la ideología de género y el transhumanismo. Debemos defender nuestros derechos y libertades fundamentales, y trabajar juntos para construir un futuro más justo y sostenible, basado en la verdad y no en el miedo.
El futuro de la humanidad depende de que despertemos y resistamos esta manipulación a gran escala. No podemos permitir que la élite global y los organismos supranacionales nos engañen y nos sometan a su agenda de control y dominación. Es hora de abrir los ojos y luchar por un mundo mejor.

Miguel Ángel León R.
Apóstol, sicólogo y escritor

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí