Home / Novedades / Liderazgo Generacional, el libro de editorial e625 que cambia paradigmas

Liderazgo Generacional, el libro de editorial e625 que cambia paradigmas

El libro explora una visión continua del trabajo con las nuevas generaciones con un criterio que busca asegurar una mayor eficacia en la formación espiritual, el liderazgo y el discipulado de niños, preadolescentes, adolescentes y jóvenes

(NotiPrensa).-

Dallas.- «Liderazgo Generacional» es un libro escrito por Lucas Leys y publicado por editorial e625 que explora una visión continua del trabajo con las nuevas generaciones. Un criterio que busca asegurar una mayor eficacia en la formación espiritual, el liderazgo y el discipulado de niños, preadolescentes, adolescentes y jóvenes. Un recurso que cada pastor, líder de jóvenes y encargado de educación cristiana tendrá en su biblioteca como manual de consulta porque el libro considera los nuevos hallazgos de la neurociencia además de partir de las bases de una misionología bíblica.
“Todos queremos ser más eficaces a la hora de influenciar a las nuevas generaciones. El problema no son las intenciones. Todavía no me he encontrado a un solo pastor o líder, y menos a una madre cristiana, que no crea que es importante la formación espiritual de las nuevas generaciones”, indicó Leys en la introducción a su libro.
Ahondarse en el tema que aborda el libro llevará al lector a un deseo más profundo de conocer, investigar y dialogar con Lucas cara a cara acerca de estos conceptos que expone y que son producto de una vida de desarrollo ministerial. Fiel a este estilo de diálogo cercano, Leys vuelca su experiencia en «Liderazgo Generacional» que se transforma en una herramienta útil para el liderazgo de hoy. “Llevo más de 20 años intentando aprender cómo influenciar a las nuevas generaciones en el nombre de Jesús, así que podría decirse que ningún otro libro de los que he tenido la oportunidad de escribir me ha llevado tanto tiempo como este. Estas páginas han demandado cientos de viajes, cientos de libros estudiados y miles de conversaciones con educadores, pediatras, hebiatras, neurólogos, padres, madres, pastores, hijos de pastores frustrados, líderes de todo estilo, algún que otro loco, y muchos colegas. Pero para que naciera este libro también se requirió una interrupción de Dios”, confesó.
“En los recientes años me convencí que el conocimiento se esconde en mejores respuestas, pero la sabiduría, en mejores preguntas. Así que para mí la visión de un liderazgo generacional comenzó allí, en ese desierto de nuevas preguntas que lleva a la tierra prometida de nuevas visiones”, enfatizó Lucas.
¿Por qué, en la mayoría de nuestras iglesias, quienes trabajan con niños no dialogan (y mucho menos planifican) con aquellos que trabajan con adolescentes o jóvenes?
¿Por qué todavía en tantas de nuestras iglesias llamamos «jóvenes» a los de 13, al igual que a los de más de 30 que todavía no se casaron, y pretendemos que reaccionen de la misma manera a los mismos programas?
¿Por qué la mayoría de los pastores asumimos que nuestra tarea es enfocarnos en los adultos, y que los líderes primerizos son los que tienen que ocuparse de los adolescentes?
¿Por qué pareciera que cada vez nos cuesta más que las nuevas generaciones aprendan sobre la Biblia y abracen una fe que no sea emocionalista?
Estas son solo algunas de las preguntas con las que el Dr. Leys comenzó su travesía hacia un despertar en el entendimiento acerca de liderar a las nuevas generaciones, y que desarrolla a lo largo de un libro cautivante. Una visión que se resume en diseñar una pastoral pertinente para cada una de las etapas del desarrollo hacia la adultez, y hacerlo con una estrategia continuada en vez de segmentada en aislamiento, planificando transiciones inteligentes entre cada una de esas etapas y la siguiente, y sumando las fuerzas de la familia con las de la iglesia.
“Los pastores del ya y del mañana necesitamos tener bien claro que la iglesia siempre está a una generación de morir. Y es que Dios tiene muchos hijos, pero nunca ha tenido un nieto. Los hijos de cristianos necesitan su propio encuentro personal con el Señor, y, tal como los no creyentes, necesitan ser acompañados hacia una adultez madura. Porque envejecer es obligatorio, pero madurar es optativo, y lo hacemos mejor cuando tenemos buenos modelos y cuando la iglesia hace su mejor trabajo para enseñarnos los valores de Cristo”, sintetizó Leys.◄

About Verdad y Vida

Check Also

Descubra junto a B&H Español a “Los primeros cristianos” en un relato de César Vidal

El libro “es una reconstrucción reveladora y apasionante de la historia, las instituciones y la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *