ONU: la nueva cara de la serpiente del paraíso

0
15
Fotomontaje Verdad y Vida

No nos dejemos engañar, esta agenda no quiere el bien de la humanidad, quiere el control de la humanidad. Aún el globalismo, como la serpiente del paraíso, sabiamente pretenda usurpar el gobierno de Dios sobre el ser humano y sobre las naciones, proponiendo negarlo para entonces ofrecernos “re-crear” Su creación, Dios sí existe

Fotomontaje Verdad y Vida

(Dra. Patricia E. Acra).-

Impactantes detalles se descubrieron recientemente en el interior del informe que publicó la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo del presente año 2023.
El documento, titulado “Principios del 8 de Marzo”, fue redactado por el Comité de Juristas (CIJ), presidido por Robert Goldman. Además, contó con la supervisión de ONUSIDA y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH).

En el informe de 32 páginas ( https://icj2.wpenginepowered.com/wp-content/uploads/2023/03/8-MARCH-Principles-FINAL-printer-version-1-MARCH-2023.pdf ) se pide, entre otras cosas, abrir una vía para la no criminalización de las relaciones sexuales entre adultos y niños, al igual que la no criminalización del consumo de drogas, la invasión de la propiedad privada, del robo “siempre y cuando sea no-violento”, y la “protección” para que la persona que padece de SIDA no tenga que revelar el estado de su salud a su pareja sexual, a pesar de que implique riesgo para la persona receptora de una patología de transmisión sexual, que la afectará de por vida y para la que no hay cura definitiva.
Elaborado por el Comité Internacional de Juristas (CIJ), ONUSIDA y la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH), el prólogo fue escrito por un activista homosexual, Edwin Cameron, ex – juez de la Corte Suprema de Sur África. Cameron, quien también es conocido por su apoyo al trabajo sexual no penalizado, ( https://www.youtube.com/watch?v=lWU4iydJJyc ) plantea que las leyes actuales condenan conductas que atentan contra los derechos humanos, y la inclusión sexual.
El informe igualmente establece que no se criminalicen ningún tipo de delitos respecto a la reproducción, y con ello refiriéndose al aborto, alegando que mantener estas cuestiones morales como delitos es otro atentado a los Derechos Humanos.
Según el análisis de los expertos de la ONU, criminalizar las relaciones sexuales entre adulto y menor “consensuadas” es también un ataque a los derechos humanos.
Aun no explícitamente, la ONU está implícitamente invitando a la Pederastia, que ellos describen, en su Principio 16 – referente a Conducta Sexual Consensuada: “De conformidad con la evolución de sus capacidades y su autonomía progresiva, los menores de 18 años deben participar en las decisiones que les afecten, teniendo debidamente en cuenta su edad, madurez e interés superior, y prestando especial atención a las garantías de no discriminación”.
Dentro de esos “menores de 18 años” se incluyen todas las etapas de desarrollo correspondientes desde el recién nacido, infancia, niñez y adolescencia. Es decir, esta ley habilita a un acceso libre a un adulto, en cualquier ambiente en que se manejen los menores, con libertad total a actuar, y sin ser criminalizado, contando solo con el consentimiento del menor. Me pregunto, ¿cuántos jóvenes en estado vulnerable, como abandono o pobreza, al que un adulto le ofrezca comida y cobijo a cambio de “favores sexuales” se negaría quedando encerrados en ese círculo tóxico? En mi experiencia trabajando con jóvenes por tanto tiempo, pocos se negarían, más aún si se trata de un adulto al que le tiene confianza, como un vecino o un familiar cercano, que es como la mayoría de los casos acontece… Este adulto, que se ha aprovechado de la fragilidad circunstancial del menor, piden no sea criminalizado, al contrario, sería él el que se convertirá en una «víctima» al que se le ha acusado “injustamente”, amparado por dicha propuesta. ¿Quién juzga, entonces cuando ese niño, esa niña o ese joven ha consentido por miedo o necesidad, pero no ha deseado tal actividad?
Sugiere este Principio, de igual manera, no criminalizar las relaciones sexuales consentidas fuera del matrimonio, ya sea pre-matrimonial o extra-matrimoniales, dejando puerta abierta a la infidelidad.
Luego, el informe, en su Principio 17, solicita que sean abolidas todas las leyes penales relacionadas con el trabajo sexual, ya sea que el acto sexual se realice un lugar público (en el parque, en la playa, en el auto…), como privado, siempre y cuando sea sin coerción, fuerza, abuso o fraude, lo que podría servir fácilmente para respaldar no solo la prostitución, sino también el uso de la pornografía.
De nuevo, con sagacidad, la ONU no invita directamente a que se realicen ninguno de los actos arriba mencionados, ni tampoco utiliza en su texto las palabras pedofilia, pederastia, legalización o despenalización, pero sí sugiere que los menores tienen el derecho a consentir al sexo, sin especificar la edad de su pareja sexual, y que sí se les debe respetar bajo lo que ellos llaman: “La Autonomía Progresiva”, que no es más que una invitación a que el niño, de acuerdo a su “madurez”, la cual científica se ha demostrado no se alcanza completamente hasta los 21 años de edad (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3621648/ ), sea capaz de tomar la decisión de consentir por sí mismo, de acuerdo a los códigos legales de su país y no de acuerdo a los códigos morales de su familia.
Lo más lamentable de todo es que nuestra delegada, la Lcda. Miosotis Rivas, directora General de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), quien nos representaba frente a la Comisión de Población y Desarrollo (CPD), que celebraba su  56° Período de Sesiones este pasado mes de abril, no solo felicitó a las Naciones Unidas por el trabajo realizado incentivando la Educación Sexual Integral y el aborto libre, sino que expresó su deseo de “unirse a la importancia de este texto” (https://www.instagram.com/p/CrOYiKCrP1H/?igshid=MDJmNzVkMjY=).
Por otro lado, durante la Cumbre Iberoamericana, realizada el pasado mes de marzo, Josep Borrell, el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, y vicepresidente de la Comisión Europea (UE), entidad comprometida con los objetivos y principios de las Naciones Unidas, anunció la inversión en nuestro país de 13 millones de euros, entre otras cosas, para la “transición” a una más “inclusiva” República Dominicana. Inclusividad que introduce, sobre todo, el adoctrinamiento de nuestros hijos desde la infancia, sembrando en ellos la posibilidad de que se consideren que son un “error” que debe ser “corregido” irreversiblemente con hormonas y cirugía.
En España, un hombre que se considera mujer, se consideró también embarazado. Por supuesto, no había ningún embarazo, sin embargo, en un país donde ya hay aborto gratuito, libre y “seguro”, exigía un tratamiento de aborto “mental” porque de lo contrario se consideraría “discriminado” y estaba dispuesto a tomar represalia legal. (https://twitter.com/republicatransg/status/1633051506692837376?lang=es).
¿Dónde va esto a parar? Es Naciones Unidas que los va moldeando como “portadores de la antorcha de la Agenda Globalista 2030 que lo que inicia lejos de la verdad, que es una e inmutable, toma un camino que conduce a un abismo de confusión del que es difícil retornar. Así, mucho de estos jóvenes, unos instruidos por la agenda de educación globalista en los colegios o a través de las redes sociales; otros, formando ya parte del “Modelo de las Na0”, terminan deambulando por el mundo a merced de sus afectos desordenados, desarraigados de su fe, de su familia, lo que ha provocado una elevación dramática en la incidencia de depresión en la adolescencia ( https://baptisthealth.net/es/baptist-health-news/depression-in-adolescents-teens-rising-dramatically ), de adicción a la pornografía, enfermedades de transmisión sexual, consumo de alcohol, cigarrillo y otras drogas recreacionales y un aumento de los casos de disforia de género sin precedentes, de un 70 % en apenas 2 años, (https://www.komodohealth.com/insights/komodo-findings-point-to-rising-healthcare-needs-for-transgender-youth), (https://www.abc.es/familia/padres-hijos/abci-aepd-alerta-edad-media-acceso-pornografia-entre-menores-situa-8-anos-202101311800_noticia.html ). Con el peligro de convertirnos, como bien lo describe el politólogo Agustín Laje en su libro, en “La Generación Idiota”.
El mismo Papa Francisco, en su reciente viaje a Hungría, ante las autoridades locales y el cuerpo diplomático, ha declarado “Este es el camino nefasto de las ‘Colonizaciones Ideológicas’” (https://www.youtube.com/watch?v=A0hQl_k3eQM).
No nos dejemos engañar, esta agenda no quiere el bien de la humanidad, quiere el control de la humanidad. Aún el globalismo, como la serpiente del paraíso, sabiamente pretenda usurpar el gobierno de Dios sobre el ser humano y sobre las naciones, proponiendo negarlo para entonces ofrecernos “re-crear” Su creación, Dios sí existe. La creencia en Dios es opcional, pero la existencia de Dios es real… Dios sí existe, y somos sus criaturas, hechas a su imagen e invitadas en libertad a seguirlo; y solo Él, no el globalismo, no la ONU o la Agenda 2030, solo Él es “el camino, la verdad y la vida” (Juan 14,6).
No nos dejemos engañar, mantengámonos firmes, sigamos siendo LUZ que ilumina las naciones en medio de esta oscuridad que las abraza. Que así sea.

La autora es Pediatra, Perinatóloga y activista por la vida, de República Dominicana
www.eldia.com.do

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí