Palabra recibida por la profeta Cindy Jacobs

0
71
Profeta Cindy Jacobs / De su perfil en Facebook

“Si la iglesia se arrepiente, voy a ceder. Protegeré a vuestras naciones. Si la iglesia se arrepiente, me ocuparé de las consecuencias mundiales que se avecinan y daré sabiduría a los líderes de vuestras naciones. Porque el gobierno insensato es una consecuencia del pecado”

(Verdad y Vida).-

Durante su viaje a Calgary, Canadá (19 de abril de 2024), la profeta Cindy Jacobs recibió una palabra de parte del Espíritu Santo en el mismo avión, la cual estimamos prudente darla a conocer para estar apercibidos de lo que el Señor nos anuncia que sucederá, en especial para aquellos que oran e interceden por la Iglesia, Israel y todas las naciones de la tierra. La misma dice textualmente:
No piensen que la gente que está protestando y pidiendo un Estado palestino está protestando sólo en nombre de Palestina. Hay una insurrección formándose que es como la toma de poder comunista en Rusia para la caída de los zares, sólo que esta vez están apuntando a las Naciones de Canadá, los EE.UU., y otras naciones.
Se trata de una toma de poder planificada, no sólo ideológicamente, sino a nivel nacional. Se ha infiltrado en nuestros ejércitos y está ganando fuerza. Por el momento, están planeando en silencio. Hay apoderados en las calles protestando. No se trata sólo de llevar un Estado palestino a Oriente Medio, sino un Estado palestino a Norteamérica y a otras naciones. Son subversivos e incluso utilizan a estudiantes equivocados, pero el movimiento es a una escala mucho mayor y más generalizada.
Este Estado palestino es también parte de una alianza más grande de Irán como la cabeza, con un Califato de Irak, Siria y Yemen. Hezbolá formará parte de este eje del mal y finalmente, Afganistán. Egipto, Jordania, Arabia Saudí, Marruecos y otras naciones de Oriente Medio no pueden ser neutrales porque un día estarán en el punto de mira de una toma del poder por parte de Oriente Medio, y su independencia se verá amenazada. África eligió el bando correcto. No te pongas en contra de Israel en esta batalla.
Rusia está mirando como un devorador para abalanzarse sobre Europa a través de Ucrania. China está siendo refrenada a través de la oración para no engullir Taiwán, Corea y Asia.
Los insurrectos están apostados en París, Londres y otras ciudades europeas, así como en Australia y América Latina.
Sin embargo, la Mano de Dios está esperando para cubrir aquellas naciones que están sobre su rostro en arrepentimiento y santidad.
El juicio ha comenzado en la Casa de Dios y aumentará, y puede parecer que hay una severidad en la limpieza de la iglesia. No habrá margen de maniobra para aquellos que piensan que nadie ve.
Porque las cubiertas del pecado oculto se están quitando. “Aquellos en el movimiento de oración van primero, porque algunos de ellos se pararon frente a mi, en mi cara”, dice el Señor; “y trajeron inmundicia y mezcla ante el trono”. Esto no será tolerado. Es hora de confesar, antes de que queden expuestos y clamen a mí para que los ayude mientras atraviesan las consecuencias.
A los que de verdad me aman más que ocultar su pecado, les ayudaré, aunque será difícil. Puedes elegir el camino difícil o el camino de la santidad y el arrepentimiento.
Porque estoy celoso de mi avivamiento y del levantamiento de reformadores para vuestras naciones. Los corazones de muchos de los que están en este nuevo mover de Dios no deben ser aplastados y oscurecidos por el pecado de la iglesia.
“Yo soy el fuego del refinador”, dice el Señor. “Yo soy la santidad personificada. Clamad para ser santos y lavados”.
“La santidad me pertenece”, dice el Señor. “No toleraré la mezcla. Aunque parezca que no he visto el pecado de algunos en la iglesia, conozco todas las cosas y voy a revelar un lado de mí que muchos no han visto en su vida”.
“Si la iglesia se arrepiente, voy a ceder. Protegeré a vuestras naciones. Si la iglesia se arrepiente, me ocuparé de las consecuencias mundiales que se avecinan y daré sabiduría a los líderes de vuestras naciones. Porque el gobierno insensato es una consecuencia del pecado. Si el pueblo elige a quienes desprecian los principios bíblicos, sus dirigentes serán como ciegos y provocarán graves errores”.
“Volveos a mí, Iglesia, porque misericordia quiero y no juicio. Volveos a mí con ayuno y oración, y dejad vuestros malos caminos. Estoy esperando”, dice el Señor, “para escuchar tus gritos y sanar tu tierra”.◄

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí