Home / Internacionales / Pastor José Piñero representa a la Alianza Evangélica Latina en el Foro Interreligioso de las Américas

Pastor José Piñero representa a la Alianza Evangélica Latina en el Foro Interreligioso de las Américas

Durante su ponencia titulada: “Ayuda Humanitaria, Desarrollo y Religión: Abordando las Prioridades Hemisféricas”, compartió algunas reflexiones y propuestas sobre el rol de las comunidades de fe en la respuesta a las necesidades humanitarias y el desarrollo en América Latina

José Piñero durante su intervención en el Foto

(GospelNewsVenezuela).-

El pasado martes 20 de junio se ha celebró el Foro Interreligioso de las Américas (Interreligious Forum of the Americas) conocido por sus siglas en español (FIDELA), en la ciudad de Washington D.C, Estados Unidos; donde el representante de la Alianza Evangélica Latina (AEL), el pastor José Piñero de Venezuela, estuvo abordando el tema “Ayuda Humanitaria, Desarrollo y Religión: Abordando las Prioridades Hemisféricas”.
La Alianza Evangélica Latina tuvo su origen en el Foro Iberoamericano de Diálogo Evangélico (FIDE) (WEA) promovido por la Alianza Evangélica Mundial, (WEA) el cual a partir del año 2001 trabajó para integrar y fortalecer la relación fraternal entre las diferentes Alianzas y Confraternidades Evangélicas nacionales de diferentes países iberoamericanos y tiene como visión ser una entidad evangélica latina, de representación e integración, que en unidad y diálogo logre la transformación socio espiritual, impulse la extensión del Reino de Dios y contribuya al discipulado de las naciones.
El pastor Piñero, es actualmente miembro de la Junta Directiva de la Alianza Evangélica Latina (AEL), y durante su ponencia expresó que el tema de la Ayuda Humanitaria es un tema muy importante y relevante, ya que, según datos de la ONU, actualmente se cuentan con 130 millones de personas en América Latina que necesitarán ayuda humanitaria, debido a los efectos climáticos, el hambre, la violencia armada, los conflictos, el desplazamiento interno, la migración, entre otros.
Piñero es el director nacional de una Red de Organizaciones Basadas en Fe en Venezuela, las cuales han jugado un papel clave en la respuesta a estas necesidades, brindando asistencia y protección a las poblaciones más vulnerables. Sin embargo, expresa que “son muchos desafíos por superar para garantizar el desarrollo humano integral y sostenible en la región”.
En su ponencia presentó algunas cifras importantes, como lo señala UNICEF, parte de la data en ALC el 45 % de los niños y niñas menores de 5 años sufre algún tipo de malnutrición; el 20 % de los niños y niñas entre 7 y 18 años no asiste a la escuela (esto se hace más fuerte en Venezuela); el 40 % de los hogares con niños y niñas vive en condiciones de pobreza multidimensional; y el 12 % de los adolescentes entre 15 y 19 años no estudia ni trabaja.

Piñero junto a otros líderes cristianos del continente que asistieron a este evento

Para abordar estos temas se han planteado diversas interrogantes; una de ellas, las prioridades humanitarias principales en las Américas y cómo las organizaciones de fe y las ONG’s pueden trabajar para paliar estas necesidades, o cuáles serían las mejores prácticas para garantizar la ayuda, entre otras interrogantes más.
“Las principales prioridades humanitarias en las Américas son: la seguridad alimentaria, el acceso a la educación y la atención médica, la protección de los derechos humanos y el cambio climático. Estas prioridades están interrelacionadas y afectan a millones de personas en la región, especialmente a los niños, niñas y adolescentes, y generan el mayor fenómeno migratorio en la historia del continente”, expresó.
Las organizaciones de fe y las ONG’s, deberían trabajar juntas para ayudar a abordar estos problemas, ya que comparten una visión común de la dignidad humana y la justicia social y además generar prácticas de trabajo conjunto que ayuden en la coordinación entre los actores involucrados, la participación de las comunidades beneficiarias, la rendición de cuentas, la transparencia, la adaptación al contexto GEA, la evaluación de impacto MEAL, la gestión de riesgo desde seguridad corporativa humanitaria en todos los niveles, la implementación de políticas comunes e inclusión de sustentabilidad, protección, diálogo, cooperativo, anticorrupción, entre otras prácticas son importantes.
Finalmente, el pastor José Piñero manifestó que la vocación que contrae la Iglesia en este contexto, es una vocación que se asume con coraje y con la humildad que da la comprensión de que no podemos solos como iglesias, nos necesitamos todos, y deseamos aprender de todos, así como de compartir buenas prácticas.
“Las comunidades de fe tienen un rol importante y estratégico en la respuesta a las necesidades humanitarias y el desarrollo en América Latina. Sin embargo, este rol no puede ser efectivo ni sostenible sin el trabajo conjunto con otras organizaciones e instituciones que comparten una visión común de la dignidad humana y la justicia social”, puntualizó el pastor Piñero.◄

About Verdad y Vida

Check Also

COICOM presentó su edición Ecuador 2024

“La propuesta para este año es ahondar en las nuevas tecnologías”, según mencionó Arnold Enns, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *