Home / Opinion / Primeros principios de la economía bíblica (23 y 24), Vladimir Martínez

Primeros principios de la economía bíblica (23 y 24), Vladimir Martínez

El cristiano comprometido a edificar el Reino de Dios debiese ir más allá del diezmo en su dar al Señor en tanto que sea capaz

/ Freepik

23. Afirmamos que los productos del trabajo pertenecen justamente a aquellos que los producen en proporción a sus contribuciones relativas en la producción por medio del capital, la administración y el trabajo; que diez por ciento del incremento de tales productos le pertenece a Dios como primeros frutos; que lo restante le es confiado al propietario, como mayordomo para Dios y para su familia; y que el propietario debiese ser libre, bajo Dios, de usar lo restante a través del ahorro, la inversión, el dar o el consumo, sujeto a las leyes morales de la Escritura y al régimen tributario apropiado.
Negamos que el valor de tales productos pueda ser medido de manera correcta únicamente sobre la base de la labor involucrada en su producción sin consideración del capital y la administración de los recursos humanos y naturales necesarios para la producción y la distribución eficientes y sin consideración al valor de libre mercado de tales productos.

24. Afirmamos que el requerimiento bíblico de darle al Señor un diez por ciento del ingreso neto de uno (diezmo) sigue estando vigente bajo el Nuevo Pacto; que el cristiano comprometido a edificar el Reino de Dios debiese ir más allá del diezmo en su dar al Señor en tanto que sea capaz; que el que siembra escasamente también cosechará escasamente; que el que siembra generosamente, también cosechará generosamente; que el dar cristiano debiese hacerse de manera voluntaria en lugar de bajo coerción; y que Dios proveerá siempre todo lo que sus hijos necesiten si buscan primero Su Reino y justicia (2ª Corintios 9:6-11; Mateo 6:33).
Negamos que Dios dejara de ordenar un diezmo de parte de Su pueblo con el advenimiento del Nuevo Pacto, y que la naturaleza voluntaria del dar cristiano excuse la negativa a diezmar.

Vladimir Martínez
Pastor, ingeniero estructural y politólogo

About Verdad y Vida

Check Also

Primeros principios de la economía bíblica (37 y 38), Vladimir Martínez

37.Afirmamos que los receptores apropiados del dar caritativo son aquellos que son incapaces de proveer …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *