Se bajó de la cruz

0
2
/ Pinterest

No te bajas de la cruz, pues fuiste crucificado con un propósito bien definido: para que nos consideremos muertos al pecado, pero “vivos para con Dios en Cristo Jesús”

Hace años se decía que cuando un creyente se enojaba era porque se había bajado de la cruz. Recuerdo que nos reíamos, pero sin reflexionar en el asunto. Yo creía que de lo que se trataba era de llevar la cruz, pero no tenía sentido bajarse de algo que más bien se carga. Entonces pensé en Gálatas 2:20: “Con Cristo estoy juntamente crucificado”, como traduce nuestra Reina-Valera del 60.
Con el paso del tiempo, y gracias a las versiones más actualizadas, me di cuenta de lo que no encajaba teológicamente. Si estoy crucificado con Cristo, entonces, ¿está aún el Señor en la cruz? La Palabra declara que Jesús resucitó y se sentó a la diestra del Padre y que nosotros —los redimidos— fuimos sentados juntamente con Cristo en “lugares celestiales” (Efesios 2:6). Por tanto, lo menos que pudo hacer el hermanito que se enojó era “bajarse de la cruz”, pues, no estamos crucificados con Cristo, sino que fuimos crucificados con Él.
Esta aclaratoria es muy importante porque nos permite ver lo armoniosa que es la teología bíblica (nuestra doctrina), y considerar la ética cristiana con fundamentos más claros. Un verdadero cristiano, sí ha muerto en Cristo, pero —al igual que su Salvador— también ha resucitado para andar en novedad de vida. No te bajas de la cruz, pues fuiste crucificado con un propósito bien definido: para que nos consideremos muertos al pecado, pero “vivos para con Dios en Cristo Jesús” (Romanos 6:11), y esto también define muy claramente nuestra batalla contra el pecado. “Por lo tanto, no permitan ustedes que el pecado reine en su cuerpo mortal, ni obedezcan a sus malos deseos”, nos exhorta Pablo en Romanos 6:12. Y esto es posible pues nuestro viejo hombre fue crucificado.
Así, pues, aquella jocosa y casi condescendiente postura ante la pérdida del control de nuestro hipotético creyente, no es cierta. No estamos crucificados, fuimos crucificados. Caminemos en esta verdad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí