Transformación, Miguel Ángel León R.

0
16

Tú transformación debe ser tal, que aquéllos que te conocieron en el pasado, tengan que volver a conocerte en el presente

/ Freepik

Obviamente; no me refiero en absoluto a la moda Transgénero de la absurda ideología de género.
Estoy hablando de tu crecimiento continuo. Tu capacidad de evolucionar e involucionar cada día, siendo resiliente ante la adversidad, para desarrollar al máximo todo tu potencial.
Tú transformación debe ser tal, que aquéllos que te conocieron en el pasado, tengan que volver a conocerte en el presente.
Porque aunque sigues siendo tú en esencia, eres alguien completamente novedoso en tu experiencia de vida en la actualidad.
Eres como el agua de un río en tu fluir con la vida. Fluyes continuamente. Nadie puede entrar dos veces al mismo río, porque el agua del río a la que entraste ayer no es la misma agua a la que entras hoy.
Ciertamente, puedes entrar al mismo cauce del río, pero no al mismo río. El río es agua que fluye continuamente sin parar. El agua pasada no es el río del aquí y el ahora de tu vida.
Si te pregunto: ¿Dónde estás?, ¿qué hora es? y ¿quién eres? ¿Qué responderías? La respuesta que le das a estas preguntas determina si tú vida se ha transformado o no.
Piensa cuidadosamente antes de contestar: porque tus respuestas también determinan si estás despierto (consciente) o aún estás dormido, experimentando la vida desde la inconsciencia, siendo víctima de la ilusión de la mentira que vivimos, preso en una cárcel mental que algunos llaman Matrix.
Si respondes a la primera pregunta ¿dónde estás?, algo así como: ‘estoy en Argentina, Venezuela, USA, en mi casa o en el trabajo’, no hay transformación, estás estancado, aún estás dormido.
La respuesta correcta es AQUÍ, independientemente de dónde esté geográficamente ese lugar.
Si respondes a la segunda pregunta, ¿qué hora es?, algo así como: ‘las diez am., o las quince horas’, sucede lo mismo. La respuesta correcta es: AHORA, independientemente de qué hora sea del día o la noche.
Y, finalmente, si respondes a la tercera pregunta, ¿quién eres?, algo así como: ‘Miguel, María, ingeniero, arquitecto, político o médico’, sucede lo mismo, no hay evidencia de transformación, aún estás dormido.
La respuesta correcta es: ESTE MOMENTO, sólo quienes están conscientes y fluyen con la vida desde su esencia responderán: Aquí, ahora y en este momento. La experiencia de la vida sólo ocurre aquí y ahora, justo en este momento, todo lo demás es una ilusión que tiene que ver con la programación con la que programaron tu mente desde tú nacimiento.
Tampoco está del todo correcto decir que eres un ser humano, porque realmente “eres un espíritu que está experimentando temporalmente la humanidad por medio de un avatar, al que llamas cuerpo”.
Ciertamente, nada es lo que parece, la verdad se encuentra oculta detrás de lo aparente.
Al final de este artículo, ¿qué tan transformado crees qué estás? Esa es una pregunta que sólo tú puedes responder, yo sólo te di unas coordenadas para que inicies tu propio viaje.
Nadie puede vivir por ti, es por ello, que nadie puede responder a esas preguntas por ti.
“Eres más de lo que piensas, puedes más de lo que crees, hay más de lo que imaginas y Dios es mucho más de lo que te han dicho”.

Miguel Ángel León R.
Apóstol, psicólogo y escritor
Tomado de mi más reciente libro publicado en Amazon: MUCHO MÁS.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí