Home / Destacadas / Ana Victoria Sanz: “Apure es el estado que más ha profanado y pisoteado el nombre del Señor”

Ana Victoria Sanz: “Apure es el estado que más ha profanado y pisoteado el nombre del Señor”

“Dios me dijo que padecía esa enfermedad de muerte, porque como la ‘esclerosis lateral amiotrófica’ estaba la iglesia de Venezuela”, sostuvo la profetisa Sanz

“La Iglesia no alumbra en Venezuela, hemos dado muy mal testimonio aun en los medios de comunicación”, enfatizó Ana Victoria Sanz

(Ernesto González – Verdad y Vida).-
(Twitter e Instagram: @ernestogr20)

“Sin visión profética el pueblo perecerá; mas el que guarda la ley es bienaventurado” (Proverbios 29:18. JBS).   “Y les envió profetas, para que los hicieran volver al SEÑOR, los cuales les protestaron; mas ellos no los escucharon” (2 Crónicas 24:19. JBS).
Apegados a estos versículos extraídos de la Biblia, dialogamos para el quincenario cristiano de Venezuela con la profetisa Ana Victoria Sanz, sobre el enfoque profético de la nación venezolana ante los últimos acontecimientos suscitados, la tarea atribuida a ella por Dios, el por qué los profetas venezolanos no hacen presencia en los medios de comunicación social; mediante sus programas de opinión (más allá de los cristianos), entre otras interrogantes relacionadas al país como epicentro.

¿Qué significa para usted, por la gracia de Dios, ser profetisa en Venezuela?
– Ser profetisa del único y verdadero Dios es sencillamente —una gracia no merecida—, un privilegio que me ha sido dado sin mérito alguno. Siempre me he considerado indigna de que el Señor se fijara en mí para hablarle a su pueblo, a Venezuela y aún a las naciones, pero aquí estoy por esa gracia. Por otro lado, ha sido un gran e inmenso compromiso con Él, un reto de fe y lucha conmigo misma y contra todo, para poder cumplir su orden de llevar un mensaje que me va quemando por dentro, tan confrontativo con el pecado de la iglesia, la nación y en medio de un pueblo que no ha querido escuchar.

¿Ha sufrido rechazo profetizando en nombre de Yahweh por ser mujer?
– Ciertamente, he tenido mucho rechazo —no solo por llevar un mensaje que no querían oír—, sino también por ser mujer, pues muchas congregaciones solo permiten que los hombres prediquen. Otras dicen que el último profeta fue Juan, me rechazaban por venir de una iglesia donde usamos pantalón, prendas, nos cortamos el cabello, no utilizamos velos, aunque con el propósito de llevar el mensaje a las iglesias donde me abrieran las puertas, tenía mis faldas y velos para poder dar la Palabra profética.

En su blog hay una imagen con una balanza y una Biblia con la siguiente frase: “toda profecía debe ser juzgada”, ¿qué nos puede ampliar de esta imagen, más aún cuando se juzgan las profecías dadas por Dios a esta nación?
– Esa imagen —me la inspiró el Señor—, para que quienes revisen las profecías que Él me había dado, las lleven a juicio con autoridad a la luz de la Biblia, pues donde abundan las profecías y profetas de todo tipo, el pueblo debe tener una guía fidedigna para determinar si una profecía es verdadera o falsa; esa guía de juicio es el Espíritu Santo que nos guía a la verdad a través de la profecía infalible, —la Palabra de Dios—.

¿Hay censura en el país ante el ámbito profético? De haberlas recibido, ¿cómo cataloga bíblicamente estos acontecimientos?
– Como tal no he sido censurada, pero sí —interceptada—, exigiendo que revelara las fuentes de información de mis escritos, me fortalecí en el Señor y seguí afianzada sabiendo que claramente dice la Palabra de Dios en Hechos 4:20. “Porque nosotros no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído”.

¿Qué nos puede decir la profetisa Ana Victoria Sanz, cuando en medios de comunicación son entrevistados personas que no son conocedores de las profecías venezolanas, pero sus intervenciones están sostenidas por ellas?
– Cuando veo noticias como esas, se sobrecoge mi corazón al ver la fidelidad de Dios en la Palabra que me ha dado y entonces le alabo, pues cuando una palabra profética es del Eterno y Soberano es respaldada hasta por las piedras, pues toda la creación y todo lo que existe se mueve a contar lo que Dios hace y hará. Los estudiosos y científicos van entendiendo el lenguaje de la naturaleza y del comportamiento humano y van tratando de predecir lo que se viene, porque la naturaleza habla y todo lo creado comenta lo que Dios hará. Solo una iglesia enceguecida, necia en su vano conocimiento y sumida en su pecado no puede ver, reconocer, ni entender los tiempos y sazones de estos últimos tiempos en que vivimos y, por lo tanto, no puede alumbrar para que la gente vea el camino de Salvación.

¿Por qué cree usted que a lo largo de estas dos décadas, así como existen espacios en los medios de comunicación venezolano, donde se habla de idolatría, astrología y otros, los emisarios de Yahweh, es decir, los profetas, no son invitados a estas plataformas para hablarle al país?
– Por una sencilla razón, la iglesia no alumbra en Venezuela, como iglesia hemos dado muy mal testimonio aun en los medios de comunicación, el pueblo y los gobiernos viven en la oscuridad y no pueden ver la luz, así que en su ceguera buscan lo que les puede predecir su futuro y dar solución de lo que les pasa.
Los astrólogos, brujos, hechiceros, babalaos y todos los que practican el ocultismo se presentan como su alternativa, la iglesia no da respuesta y en su desesperación se abrazaron a ellos y le abren la puerta en los medios de comunicación para que ayuden al pueblo.
Por otra parte, El Señor le entregó medios de comunicación cristianos a su iglesia, pero el pueblo de Dios no le interesaba escuchar a los profetas y los usan para comerse unos a otros y ser el hazme reír del pueblo.

Pasa y pasa el tiempo, y Dios ha hablado diversas veces al país a través de sus profetas de distintas generaciones, ¿cuál es el método, si se puede hablar así, para que las profecías emanadas del Dios vivo se sigan expandiendo y proyectando en la nación?
– En cuanto al método de expansión de la Palabra Profética, el Señor ha puesto en nuestras manos medios y redes de comunicación para que las usemos. Cuando las puertas de las iglesias de Venezuela se me cerraron y nadie me permitía un púlpito para dar el mensaje, yo clamé y el Señor me enseñó la puerta del Internet y a través del blog “Una voz de alerta hoy”, he llegado con la Palabra profética a más gente, que si hubiera ido de congregación en congregación por toda Venezuela, y no solo en la nación venezolana, sino en muchas naciones.
Además, mucha gente se ha hecho altavoz de la Palabra Profética que Él me dio en sus diferentes portales y cuentas de redes sociales. Aún hay que propagar mucho, por ello pido al Señor instrumentos suyos conocedores de esto para poder continuar con la labor.

Actualmente, el estado donde nació (Apure) es eco de noticias, hurgando en su blog conseguimos este escrito titulado “PALABRA DE JUICIO DE DIOS SOBRE LA IGLESIA DE APURE”, ¿tiene esto relación con lo que sucede en estos momentos?
– Sí, tiene mucha relación, de hecho, todo lo que está pasando es parte del juicio de Dios para la iglesia de Apure y para Venezuela, tal como lo dice la Palabra de juicio a la que haces referencia y otras Palabras de profecía que también están publicadas en el blog. Apure es uno de los estados de Venezuela que cuenta con aproximadamente un 70 % de población que dice ser cristiana, pero es también el estado que más ha profanado y pisoteado el nombre del Señor con sus pecados e iniquidades, por tanto, el Señor ha hablado con mucha dureza contra él.

Proféticamente, se habla del nacimiento de una Nueva Venezuela, específicamente para aquellos que no conocen esta Palabra, ¿cómo se las describiría usted bajo la conducción del Espíritu Santo?
– La Nueva Venezuela: es una nación que tiene un cambio de corazón, su corazón —será mudado a un corazón sensible— que reconoce al Dios verdadero que la formó y es el Señor Soberano de ella y esto que digo no es que todos los venezolanos se van a convertir en cristianos, pero sí que le reconocerán como el único y verdadero Dios y tendrán temor de Él.
Esa Nueva Venezuela: es una nación que se moverá y actuará “con, en, para y por el amor y la justicia” y será producto de la revolución provocada por el amor que se inició en camino al Calvario y se expandió a partir de ese día glorioso de resurrección.
La Nueva Venezuela de la que hoy tanto se habla será una nación donde: los lugares altos levantados a otros dioses no estarán, la Luz del Evangelio de Cristo se hará ver desde lo alto. De tal forma, que las naciones del mundo la podrán ver; porque ha dicho el Señor que será como una gran antorcha de luz que se verá hasta los confines de la tierra. De ella saldrá el gran y último avivamiento antes de la venida del Señor y testigos fieles del Cristo resucitado llevando Su Evangelio no adulterado por todas las naciones.
En ella, se recogerán los hijos de Dios de Venezuela que se han esparcido por todo el mundo en esta diáspora a causa de su juicio y volverán a edificarla y reconstruir las ciudades asoladas. Muchas personas, profesionales y pudientes extranjeros buscarán la forma de vivir en la Nueva Venezuela, inversionistas pelearán entre sí para que se les permita invertir en sus tierras y harán edificaciones muy blancas y modernas; en muy poquito tiempo será una nación grande y muy deseada, una embajadora de paz entre las naciones. Aunque este esplendor no será por mucho tiempo, pero sí el tiempo necesario para expandir a todos los pueblos el Evangelio no adulterado y enseñado por el Señor a sus apóstoles.

No puedo dejar de preguntarle por su salud y lo milagroso que ha sido Dios en su vida, ya que en el 2008 luego de varios informes médicos fue diagnosticada con ‘esclerosis lateral amiotrófica’ (ELA) en pleno 2021, ¿qué nos puede resumir Ana Victoria Sanz de este proceso?
– Mi vida es un verdadero milagro de Dios. Tras padecer los estragos de una enfermedad terminal como la ‘esclerosis lateral amiotrófica’ (ELA), al depender de un respirador y concentrador de oxígeno, estar en una silla de ruedas por perder mis fuerzas motoras y no tener las facultades de poderme despertar y levantarme de la cama sin ayuda externa (fisioterapéuticas que tardaban hasta dos horas en activar mis músculos) a causa de la espasticidad de mi cuerpo al permanecer varias horas en reposo.
Fui a muchos médicos con la esperanza de que alguno refutara el diagnóstico y cada médico lejos de refutarlo lo confirmó, así que di gracias y me entregué rendida al Señor y en medio del dolor y mi angustia causada por la enfermedad, el Señor me dio una revelación, Él me dijo que padecía esa enfermedad de muerte, porque como la ELA, así estaba la iglesia de Venezuela, y esto era como su representación.
Así como mi cuerpo sufría espasmos, calambres y se volvía espástico, como muerta en vida así está la iglesia. Los miembros no hacen sus funciones y si las hacen las hacen a medias, tiene un aspecto feo y sobrevive apoyándose de sistemas de respiración y movimientos externos, artificiales que no le garantizan vida.
Con todo eso y sobreviviendo con esos aparatos, el Señor me demandaba a llevar Su mensaje a donde Él me enviaba, pero pensaba que pronto moriría, pues esa enfermedad no tiene cura y es muy agresiva, no obstante, Él usó varios profetas suyos para decirme que no moriría, que Él había visto mi obediencia y que viviría.
El proceso de sanidad y recuperación me ha llevado unos tres años, ya hoy hago caminatas de varios kilómetros solo apoyada con un bastón y sé que pronto también lo dejaré. Los nuevos estudios médicos dicen que no tengo ‘esclerosis lateral amiotrófica’.  Interpreto y creo que este tiempo de recuperación paulatina de mi capacidad motriz y respiratoria, representa el tiempo aproximado que tendrá Venezuela de ir sanando sus sistemas motores y operativos e ir recuperando su movilidad completa para levantarse, alzar sus alas y volar alto con el poder del amor para ser la gran nación que el Señor ha dicho.

About Verdad y Vida

Check Also

Líbranos del mal

La Biblia nos revela el origen y la historia del bien y del mal, y …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *