Home / Destacadas / Apocalíptico: impresionante informe de la ONU ‘735 millones de personas mueren de hambre en el mundo’

Apocalíptico: impresionante informe de la ONU ‘735 millones de personas mueren de hambre en el mundo’

África sigue siendo la región de mayor riesgo en lo que respecta a la crisis mundial del hambre

Dadas las noticias actuales, podemos decir que el cumplimiento de Mateo 24:7 y Apocalipsis 6 está cerca / Archivo

(NotiPrensa).-

Según un informe actual de la ONU, entre 691 y 783 millones de personas murieron de hambre en 2022, con un rango promedio de 735 millones. Esto representa un aumento de 122 millones de personas en comparación con 2019, antes del inicio de la pandemia de Covid.
La Biblia dice que «habrá hambres en varios lugares», según Mateo 24, y en el libro de Apocalipsis, dice que habrá un tiempo de extrema escasez de alimentos, en todo el mundo, según Apocalipsis 6, donde se describe de manera simbólica, el paso del “caballo negro”, con motivo de la apertura del tercer sello. Dadas las noticias actuales, podemos decir que ese momento está cerca.
África sigue siendo la región con mayor riesgo en lo que respecta a la crisis mundial del hambre, según el informe titulado “El estado de la seguridad alimentaria y nutricional en el mundo”, publicado el miércoles (12 de julio) por cinco agencias especializadas de las Naciones Unidas. Agricultura y Alimentación, Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Organización Mundial de la Salud y Programa Mundial de Alimentos.
Las cinco agencias advierten colectivamente que, si la crisis del hambre continúa, no se logrará uno de los «17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU» para acabar con el hambre para 2030.

‘EL MAYOR DESAFÍO QUE JAMÁS HAYAMOS VISTO’

“El hambre va en aumento, mientras que los recursos que necesitamos con urgencia para proteger a los más vulnerables se están volviendo peligrosamente escasos. Como humanitarios, nos enfrentamos al mayor desafío que jamás hayamos visto”, dijo la directora ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Cindy McCain, en un comunicado compartido con Christian Post.
“En WFP, estamos comprometidos a trabajar con todos nuestros socios, antiguos y nuevos, para crear un mundo donde nadie cuestione cuándo llegará su próxima comida”, dijo.
Si bien los funcionarios señalaron en su informe que la persistente crisis del hambre se ha visto exacerbada por la pandemia, las repetidas perturbaciones climáticas y conflictos como la guerra en Ucrania, el presidente del FIDA, Álvaro Lario, emitió un comunicado en el que insistía en que se puede lograr un mundo sin hambre con “inversiones estratégicas” y “voluntad política”.
“Necesitamos que la comunidad mundial actúe de manera rápida, inteligente y compasiva para revertir el rumbo y cambiar las tornas del hambre”, dijo.

‘HAMBRE DE PROPORCIONES BÍBLICAS’

En 2020, cuando la pandemia comenzaba a desarrollarse, David Beasley, jefe del Programa Mundial de Alimentos, advirtió en una presentación ante el Consejo de Seguridad de la ONU que la cantidad de personas que pasan hambre podría aumentar de 135 millones a más de 250 millones.
Describió la pandemia de coronavirus como «la peor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial». Predijo que hasta 300.000 personas podrían comenzar a morir de hambre diariamente en «proporciones bíblicas».
El último informe muestra que, si bien el hambre ha disminuido en Asia y América Latina, seguía aumentando en Asia occidental, el Caribe y todas las subregiones de África en 2022. Alrededor de una de cada cinco personas en África enfrenta hambre, que es más del doble el promedio mundial.
Además de la crisis mundial del hambre, el informe destaca que más de 3.100 millones, o el 42 % de la población mundial, no podría permitirse alimentos saludables en 2021. Esta cifra representa un aumento de 134 millones de personas más que en 2019.
Con las tendencias de urbanización que muestran que casi 7 de cada 10 personas vivirán en ciudades para 2050, las agencias destacaron las disparidades entre las poblaciones rurales y urbanas, y cómo la urbanización influye en los sistemas agroalimentarios.
El informe advierte sobre el creciente consumo de alimentos altamente procesados ​​en las zonas periurbanas y rurales de algunos países y que la inseguridad alimentaria es más frecuente en las zonas rurales que en las urbanas.
Se observó una mayor incidencia de desnutrición infantil en las zonas rurales que en las urbanas, mientras que los niños con sobrepeso eran ligeramente más frecuentes en las zonas urbanas.◄

About Verdad y Vida

Check Also

Haití está sumergido en un apocalipsis según la UNU

“Si la situación empeora y se propaga desde Puerto Príncipe hacia las zonas rurales, mucha …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *