Home / Actualidad / El mal de cada día

El mal de cada día

A propósito del nuevo año que inicia…

Una gran tormenta invernal, que afecta a gran parte de los Estados Unidos, continúa azotando Buffalo, Nueva York / EFE

El Diccionario Enciclopédico Océano define el “Mal” de la manera siguiente: 1.- Lo contrario al bien, lo que se aparta de lo lícito y lo honesto. 2.- Daño u ofensa. 3.- Desgracia, calamidad. 4.- Enfermedad, dolencia. En esta oportunidad tomemos el “Mal” como desgracia. El diccionario define la desgracia como suerte adversa, caso o acontecimiento adverso o funesto, motivo de aflicción, originado por un suceso contrario a lo que convenía o se deseaba. Y a la calamidad, el diccionario la describe así: Desgracia o infortunio que alcanza a muchas personas.
El Señor Jesucristo en una de sus muchas enseñanzas magistrales en el ejercicio de su ministerio terrenal, dejó muy claro esta verdad en Mateo 6:34: “Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal (Reina Valera 1960). Después de revisar varias versiones de la Biblia todas enseñan sobre el mal, los problemas o aflicciones que trae el día de mañana. En ninguno de los billones o trillones de libros que se han escrito, se menciona nada sobre el mal que trae cada día o las desgracias que vienen con él, por lo tanto, esto es una enseñanza original, cierta y verdadera de lo que conocemos como el día de mañana o el porvenir, y así todas las enseñanzas impartidas por el Señor Jesucristo.
Cuando el Señor Jesucristo enseñó que el mal, la desgracia o calamidad era y es parte del día que a cada ser humano, nos ha tocado y nos tocará experimentar o vivir en un futuro cercano o lejano, el mal que traerá ese día cualquiera que sea, por supuesto, nuestras emociones, sentimientos, afectos y pensamientos se han manifestado en la gran mayoría de las veces en una forma negativa. Nuevamente el Maestro de los maestros sentado en el monte de Los Olivos, respondió las tres preguntas que le hicieron sus discípulos, en Mateo 24 en los versos 36 al 39, les refirió que en los días antes del diluvio, esa generación no tomó en cuenta el juicio terrible de destrucción que Dios había anunciado por medio de Noé, pregonero de justicia; pero ya que ellos estaban despreocupados e indiferentes y vivían su vida como mejor a ellos les parecía, totalmente de espaldas a su Creador, de igual manera como sucede y ha sucedido siempre en la historia de la humanidad, hasta que llegó el día malo y vino el diluvio y se los llevó a todos.
Lo mismo les sucedió a Adán y a Eva cuando llegó el día malo para ellos y la serpiente antigua que se llama diablo y Satanás, engañó a Eva y desobedeció el mandato de Dios y Adán obedeció a la voz de su mujer comiendo del fruto del árbol prohibido (Génesis 3:6,13,17; 1ª Timoteo 2:13-14; Apocalipsis 12:9). Lo mismo le pasó al rey David cuando le visitó el día malo, una historia bien conocida (2 Samuel 11:2-27; 12:7-15). La Biblia está llena de pasajes donde se relata el día malo que vivieron pueblos, naciones, ciudades y personas, pero la historia universal y las historias de cada país nos muestran con detalles cuando ese día malo les ha visitado, tomemos como ejemplo el día 28 de julio de 1914 cuando se inició la primera guerra mundial y terminó en 1918 y la segunda guerra mundial que inició el día 1 de noviembre de 1939 y finalizó el 2 de septiembre de 1945. El día malo cuando se inició el Covid 19, el 31 de diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei (China). El día malo para Ucrania fue el 28 de febrero de 2022, cuando fue invadida por los rusos y la guerra no se ha detenido hasta el día de hoy.
En Estados Unidos el día malo llegó el 21 de diciembre de 2022 cuando se estaba anunciando que 200 millones de estadounidenses se enfrentarían a una alerta climática, llamada la tormenta Elliott que desarrollaría un ciclón bomba, que es un huracán de invierno que bajaría drásticamente la presión atmosférica y afectaría las fiestas navideñas, como de hecho así sucedió, se cancelaron más de 5.000 vuelos, no hubo ningún transporte terrestre ni fluvial y miles de personas varadas en los aeropuertos y terminales terrestres. Estados Unidos tiene una población aproximada de trescientos treinta y dos millones de personas y según informaciones fueron afectadas millones.
En el libro de Job 5:6-9 se nos enseña que el ser humano nace para la aflicción y en Job 14:1, el hombre nacido de mujer, corto de días y hastiado de sinsabores, el Señor Jesucristo fue muy categórico al enseñar: En el mundo tendréis aflicción; pero confiad yo he vencido al mundo (Juan 16:33). El apóstol Pablo confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios (Hechos 14:22). El apóstol Santiago enseña: Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas (Santiago 1:2). Todos estos pasajes de las Escrituras y muchos más confirman de una manera clara y fehaciente lo que el Señor Jesucristo enseñó que el día de mañana trae su propio afán acompañado del mal cualquiera que sea.
Ahora surge la pregunta obligada, quién nos enseñó y dónde aprendimos que al pasar de un año a otro, como el que viviremos hoy, si el Señor lo permite, todo cambiará de una manera mágica y las cosas serán totalmente diferentes, por el solo hecho que repitamos una y otra vez feliz año nuevo y estemos utilizando el nombre de Dios como amuleto de buena suerte y repitiendo hasta la saciedad declaraciones proféticas y echándole bendiciones a granel a Raimundo y todo el mundo, sin tomar en cuenta para nada que la mayoría del pueblo venezolano está totalmente hundido en el politeísmo, todo tipo de costumbres como brujería, hechicería, supersticiones y cultos esotéricos de una gran variedad y un sin número de ministros del evangelio mezclados en todas estas prácticas, en ellos se cumple lo que registra el 2º libro de Reyes 17:33: Temían a Jehová, e hicieron y honraban a sus dioses, según la costumbre de las naciones de donde habían sido trasladados.
Es comprensible y aceptable que los que no conocen al Dios vivo y verdadero tengan estas costumbres y supersticiones, pero lo que es inaceptable es que nosotros, los redimidos por el Señor, sigamos la corriente de este mundo (Efesios 2:2; Colosenses 3:2; Tito 2:11,12) y no seamos originales para expresar nuestros mejores deseos y augurios para el año nuevo que se avecina, en este caso 2023, conforme a la Palabra de Dios y honremos la enseñanza del apóstol Santiago 4:14: Cuando no sabéis lo que será mañana o el año 2023 y estemos repartiendo buenas cosas a diestra y a siniestra sin contar en cuenta la perfecta y agradable voluntad del Señor.
Pareciera que no hemos entendido que debemos aprovechar el tiempo, porque los días son malos y a estas alturas todavía no hemos discernido el mal tan grande que estamos viviendo, según los conocedores de la materia económica y social, el 2023 será peor que el 2022 ya que regresa una hiperinflación y el poder adquisitivo de los venezolanos se desplomará completamente, el salario mínimo de Venezuela es el más bajo de América Latina y uno de los más bajos del mundo, los pensionados y jubilados cobramos Bs 130 mensual, hoy 31 de diciembre según el precio del dólar del Banco Central se cotizó a Bs 17,49.
En el libro del profeta Oseas 4:6 “Mi pueblo fue destruido, porque le falto conocimiento”. En Mateo 22:29 “Jesús les dijo: Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios”. Y en Santiago 1:16 “Amados hermanos míos, no erréis”. Todas estas enseñanzas y muchas otras de la Palabra de Dios, la mayoría de nosotros no las enseñamos ni las ponemos por obra, ya que sencillamente tenemos una mezcla con el sistema de creencias, costumbres y tradiciones que recibimos de nuestros padres, familiares y del entorno en que crecimos y nos desarrollamos como profesionales, pero al tener una experiencia de salvación y aunado a eso comenzamos a leer y estudiar la Biblia en los diferentes institutos, seminarios y universidades, nos encontramos que todas las enseñanzas de la Palabra de Dios, son diametralmente opuestas a nuestro sistema de creencias que recibimos antes de conocer al Señor, y en vez de reemplazarlas o sustituirlas por el conocimiento que adquirimos y recibimos de la Biblia, lo que hemos hecho y hacemos es que las mezclamos y casi nunca las abandonamos.
Hoy, hagamos un alto en el camino y reconozcamos que nuestras vidas están en las manos del Dios de amor y bondad, ya que su voluntad es agradable y perfecta, siempre y cuando nos apeguemos a lo que dice el libro de Hebreos 3:14 “Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio”. Y en Hebreos 10:35-36 “No perdáis, vuestra confianza, que tiene grande galardón, porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa”.

Orlando Anzola
Ministro del Evangelio
anzolaorlando17@gmail.com
Caracas, 31-12-2022.

About Verdad y Vida

Check Also

Pastor de Tennessee que sobrevivió a un accidente aéreo mortal dio ‘pasos positivos en el camino hacia la recuperación’

El pastor Vaughan es el único sobreviviente de un accidente aéreo el martes (17) por …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *