En Brasil avanza proyecto de ley que equipará al aborto con un homicidio

0
2
El gobierno del presidente Lula da Silva ha mostrado interés en abordar esta cuestión como una parte de la salud pública / Archivo

Este nuevo instrumento jurídico incrementaría las penas a entre seis y 20 años de cárcel para los abortos realizados después de las 22 semanas

(Mundo Cristiano).-

Brasil se encuentra en un momento crucial en su legislación sobre el aborto, con un nuevo proyecto de ley que busca reforzar la protección de los bebés no nacidos. Según The Associated Press, el proyecto, propuesto por legisladores conservadores, propone equiparar la interrupción de un embarazo después de 22 semanas con un homicidio. Esta medida también se aplicaría en casos de violación, reflejando un compromiso más firme en la defensa de la vida.
El proyecto de ley, que se someterá a votación en la Cámara Baja, ha sido acelerado gracias a un procedimiento implementado por el presidente de la Cámara, Arthur Lira, lo que permite una votación sin necesidad de aprobación previa por comisiones. Esta acción, según The Associated Press, muestra la determinación de los legisladores por avanzar rápidamente en la protección de los no nacidos.
Actualmente, Brasil permite el aborto en casos específicos como violación, riesgo evidente para la vida de la madre, o si el feto no tiene un cerebro funcional. Sin embargo, este nuevo proyecto de ley incrementaría las penas a entre seis y 20 años de cárcel para los abortos realizados después de las 22 semanas, un cambio significativo respecto a las penas actuales de uno a tres años.
Defensores del proyecto argumentan que los avances en la protección de los bebés no nacidos son cruciales. El legislador y pastor evangélico Sóstenes Cavalcante, autor del proyecto de ley, ha sido una voz destacada en este movimiento. Según Associated Press, Cavalcante y otros legisladores creen que los abortos en etapas avanzadas del embarazo deberían ser considerados con la misma gravedad que el infanticidio, un reflejo de la protección de los derechos del feto.
En las últimas semanas, grupos pro-vida han mostrado su apoyo al proyecto, argumentando que se alinea con los valores y principios que defienden la vida desde la concepción. La movilización de estos grupos ha sido notable, con numerosos eventos y campañas en redes sociales apoyando la medida.
El gobierno del presidente Lula da Silva también ha mostrado interés en abordar esta cuestión como una parte de la salud pública, considerando la realidad del aborto en el país. Lula, hablando en el G7 en Italia, expresó su opinión personal en contra del aborto, pero también subrayó la necesidad de tratar el tema con la seriedad que merece como una cuestión de salud pública.
Al final, miles de manifestantes se han reunido en varias ciudades de Brasil para expresar sus puntos de vista sobre el proyecto de ley. El sábado, unas 10.000 personas se manifestaron en Sao Paulo, según los organizadores. Aunque la marcha mostró la pasión de los participantes, la discusión principal sigue centrada en el avance del proyecto de ley y su potencial para fortalecer la protección legal de los bebés no nacidos en Brasil.◄

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí