Home / Destacadas / Familias cristianas chinas bajo amenaza por el sistema educativo

Familias cristianas chinas bajo amenaza por el sistema educativo

Como parte del plan de estudios, los niños aprenden a odiar el cristianismo y oponerse a sus familiares, por lo que soportan un gran estrés psicológico

Imagen referencia / AP

(Mundo Cristiano).-

En las escuelas de China, se les inculca a los más pequeños a odiar a Dios y los maestros alientan a los estudiantes a revelar a sus familiares creyentes.
Como parte del plan de estudios, los niños aprenden a odiar el cristianismo y oponerse a sus familiares, por lo que soportan un gran estrés psicológico por miedo a que sus seres queridos puedan ser arrestados.
Como ha informado Faithwire de CBN, bajo las Regulaciones sobre Asuntos Religiosos del régimen, los escolares han sido entrenados durante años para denunciar a cualquier miembro de la familia que adopte puntos de vista cristianos.
Huang Jian, es un adolescente (ha recibido este seudónimo por su propia seguridad) y sus padres se vieron en la obligación de educarlo en la casa ante comportamientos inusuales. De niño fue alegre, sin embargo, al llegar a la adolescencia comenzó a presentar conductas que los padres extrañaban.
El padre de Jian, Huang Yuzhou, atribuyó del cambio de conducta al “trauma” escolar, un ambiente de alta presión que socavaba su voluntad de educarse y participar.
“Muchos cristianos, por fe, han decidido dar a sus hijos una educación cristiana”, dijo Huang, pastor de una iglesia doméstica en el norte de China. “Hacen esto para evitar que sus hijos pierdan la fe y para darles una mejor educación que esté en línea con el crecimiento espiritual”, declaraciones dadas al medio Christianity Today.
El hijo de Huang actualmente ya concluyó sus estudios, sin embargo, su esposa continúa educando en la casa a su hijo menor, que está cursando los primeros años de la escuela primaria. Huang está actualmente encarcelado por oficios relacionados con sus propias actividades cristianas. Él y su familia se inspiraron para probar la educación en el hogar después de que aprendieron más sobre la educación cristiana y esperaban que pudiera ayudar a su hijo a superar su crisis de salud mental.
“Estábamos viendo a un niño atrapado en la desesperación”, dijo Huang. “No fue hasta que tomamos el camino de la educación en el hogar que pudimos ver un cambio”, declaraciones dadas al medio Christianity Today.
Los maestros en China que mencionan a Dios o la religión ahora corren el riesgo de ser despedidos, ya que las autoridades comunistas controlan cada vez más los materiales educativos y amplían su lista de temas que los maestros no pueden discutir o ni siquiera mencionar en las aulas.
“Muchos cristianos, por fe, han decidido dar a sus hijos una educación cristiana”, dijo Huang, pastor de una iglesia doméstica en el norte de China. “Hacen esto para evitar que sus hijos pierdan la fe y para darles una mejor educación que esté en línea con el crecimiento espiritual”, según afirmaciones al medio Christianity Today.
Otro caso es el de Lu Jinxiong, quien envió a su hija adolescente a estudiar a los EE.UU. después de que ella tuvo sus propias complicaciones con un ambiente social opresivo en la escuela.
“Como padres cristianos, tenemos una gran carga por la educación de nuestros hijos”, dijo el profesional de Shanghái. “[El gobierno] los obliga a ir a la escuela pública y la educación en el hogar es ilegal. … Este es un desafío muy grande para muchos de nuestros hermanos y hermanas”, según afirmaciones al medio Christianity Today.
La mayoría de las familias chinas solo tienen una elección educativa aprobada oficialmente: las escuelas públicas. Sin embargo, son limitadas o poco accesibles para la mayoría de las familias. A muchos padres cristianos les resulta desesperante situar a sus niños en un sistema educativo que no creé en Dios y que menosprecia una vida de fe.
En otro caso, una madre cristiana dijo que su hijo parecía estar actuando de manera diferente después de asistir a la escuela.
“Antes de comenzar la escuela, le conté a mi hijo sobre la creación de Dios y él lo creyó”, explicó la madre. “Pero después de lo que le enseñaron en la escuela, mi hijo es una persona diferente. En la China atea, a estos niños puros e inocentes se les ha enseñado a odiar a Dios”.
En un caso, un niño encontró un folleto cristiano en su casa y se puso ansioso porque su maestro le advirtió que “el cristianismo es un Xie jiao” o “culto malvado”. Los niños reciben un libro de texto llamado “Moralidad y sociedad” que habla más sobre Xie jiao.
La postura del régimen chino es parte de la preparación de los niños a ser ateos desde una edad temprana, en jardines de infantes y escuelas primarias
Hoy, los creyentes dicen que el movimiento de las escuelas cristianas casi ha sido sofocado. Las escuelas pequeñas administradas por iglesias han sido cada vez más incapaces de operar desde que el gobierno centró su atención en cerrar estas escuelas en los últimos años, y entre ellos, los cristianos hablan de su temor de que la educación en el hogar sea la siguiente.
En los últimos años, la persecución religiosa por parte del partido comunista de China se ha intensificado. En los esfuerzos por poner el cristianismo bajo la influencia china, los funcionarios del gobierno obligan a los creyentes a seguir reglas y regulaciones específicas y han impuesto nuevas restricciones a las reuniones de iglesias no registradas.
Cada vez más, el gobierno de China está eliminando los intentos de expansión de la fe cristiana en el país, siendo las escuelas un blanco perfecto para ellos después de las iglesias.
China ocupa el puesto 17 en la Lista Mundial de Vigilancia 2021 de Open Doors de países donde los cristianos sufren la mayor persecución.
Continúe orando por los cristianos perseguidos en toda China.◄

About Verdad y Vida

Check Also

‘La verdadera lucha por la vida apenas comienza’: defensora pro-vida emite nuevo llamado a la acción

“Hemos pasado de una sola batalla a nivel federal a ahora 50 batallas estatales… Habrá …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.