Home / Testimonios / Hombre al borde de la muerte por Covid-19 acepta a Jesús y es sanado: “Fue un milagro”

Hombre al borde de la muerte por Covid-19 acepta a Jesús y es sanado: “Fue un milagro”

Tenía 2 % de probabilidades de vivir, pero una cadena de oración movió la mano de Dios para salvarle milagrosamente

Elías Vásquez recibió de parte del Señor una segunda oportunidad de vida

(Acontecer Cristiano – Verdad y Vida).-

Un hombre, hijo de un pastor que estaba alejado de Dios, tenía solo 2 % de probabilidades de sobrevivir, pero se recuperó milagrosamente tras una cadena de oración. “Agradezco a Dios todos los días por darme una segunda oportunidad y salvar mi vida”, dijo.
Elías Vásquez, un entrenador de béisbol de Texas, Estados Unidos, recibió de Dios una segunda oportunidad y está experimentando un nuevo comienzo en su vida.
El año pasado, Elías se contagió de Covid-19 y estuvo hospitalizado. Su salud se deterioró y el equipo médico le informó que entraría en coma inducido para ser intubado. El hombre, hijo de un pastor, había crecido en la iglesia, pero estaba lejos de los caminos del Señor.
Entonces, antes de ser intubado, pidió aceptar a Jesús. “Recuerdo que le pedí a mi papá que me recitara Juan 3:16”, dijo Vásquez al canal de televisión Kris 6 News. “Crecí en la iglesia, pero sé que a veces vivimos vidas diferentes y solo quería confesar con mi boca por última vez que Jesús es mi Salvador”.
Con solo 2 % de posibilidades de sobrevivir, Elías pasó dos meses en el hospital, gran parte de ese tiempo en coma. El entrenador estuvo rodeado de oración y terminó siendo sanado por Dios. “Fue bastante aterrador, pero Dios es grande y hace milagros todo el tiempo. Soy un milagro andante”.
Completamente recuperado, Elías está agradecido por las oraciones y por la segunda oportunidad de recibir a Jesús y vivir un poco más. “La oración es increíblemente poderosa. Estas oraciones ayudaron a salvar mi vida”, testificó.
“Doy gracias a Dios todos los días por darme una segunda oportunidad y salvarme la vida. Fue nada menos que un milagro”, declaró.
Hoy, de vuelta en su trabajo, enseñando béisbol, Elías dice que está experimentando un nuevo comienzo. “Mi perspectiva de la vida ha cambiado”, dijo. “Amo a mis jugadores, son como los hijos que nunca tuve. Les digo que valoren la vida, porque no tenemos otro día garantizado. Debemos recordar que todos los días Dios nos da una bendición y debemos vivir la vida como si no estuviéramos aquí mañana”, concluyó.◄

About Verdad y Vida

Check Also

Joven pakistaní de 17 años lleva a toda una aldea musulmana a Jesús

En total, 60 personas en el pueblo aceptaron a Jesús, incluidos los principales líderes, incluso …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.