Home / Opinion / ¿Inteligente, noble o sabio?, Miguel Ángel León R.

¿Inteligente, noble o sabio?, Miguel Ángel León R.

Más allá de la inteligencia, la nobleza y la sabiduría, el perdón es una llave maestra operada por el amor, que te libera de la prisión mental que produce la culpa

/ Freepik

Pedir perdón demuestra tu inteligencia. Perdonar revela tu nobleza, pero perdonarte manifiesta tu sabiduría.
Pero más allá de la inteligencia, la nobleza y la sabiduría, el perdón es una llave maestra operada por el amor, que te libera de la prisión mental que produce la culpa, además de liberarte de la basura emocional acumulada en tu vida.
Recuerda la cláusula de la oración modelo (el Padre Nuestro) que les enseñó Jesucristo a sus discípulos: “Padre nuestro. Perdona nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores…. Porque si no los perdonas, no seréis perdonados”.
El perdón determina la medida de lo que recibirás en la vida. Es cierto que nadie puede dar lo que no tiene, pero también es cierto, que solo puedes recibir aquello que das.
El perdón revela la grandeza de Dios que hay en ti. La pregunta final es: ¿Cuán grande eres? La respuesta sincera que le des a esta pregunta revelará tu integridad. Solo la gente íntegra entiende lo que está leyendo. Pero solo los agradecidos le compartirán este mensaje con sus semejantes.
Aprovecho esta oportunidad para pedir perdón a cualquiera a quien yo consciente o inconscientemente haya defraudado u ofendido alguna vez.
De la misma forma; perdono a todo aquél que me ofendió o me defraudó alguna vez en mi vida, pero por sobre todo; hoy me perdono a mí mismo, por todas la veces que erré el blanco en mi vida.
También me perdono por cada palabra necia que salió de mi boca que lastimó a alguien, finalmente; me perdono por cada acción que de alguna forma lastimó o defraudó a alguien en mi vida.

Miguel Ángel León R.
Apóstol, psicólogo y escritor

About Verdad y Vida

Check Also

¿Preocupado(a)?, Ramón Tovar

 Gota: “Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *