Home / Opinion / La bendición de los rectos, Eduardo Padrón

La bendición de los rectos, Eduardo Padrón

La verdadera bendición de un país son los ciudadanos y funcionarios que piensan y actúan con rectitud

/ Freepik

“Por la bendición de los rectos la ciudad será engrandecida; mas por la boca de los impíos será trastornada” (Proverbios 11:11).
Nuevamente nos encontramos con un proverbio que podría ser una tentación para quienes gustan o se inclinan por creer que pronunciar algo bueno es suficiente para generarlo. Piénselo, ni siquiera un buen deseo es suficiente, ni una buena intención. Es necesario trabajar por ello, hay que esparcir la semilla, sembrar, regar y mantener para lograr las cosas. Nuestro proverbio no promueve acciones ni actitudes místicas ni panteístas del tipo “lo bueno lo promovemos con solo declararlo”. Dios no nos aleja nunca de la realidad, toda consecuencia tiene su causa.
“La bendición de los rectos” ciertamente puede incluir lo que deseamos o lo que decimos, pues, bendecir es “bien decir” o “bien desear” si me permiten decirlo de esta forma. Pero también puede significar que la misma prosperidad del justo o su mera presencia es lo que produzca el bienestar a la ciudad. Dos versiones son valiosas a la hora de decidir su impacto y significado: “Los ciudadanos íntegros son de beneficio para la ciudad y la hacen prosperar, pero las palabras de los perversos la destruyen” (NTV) y “La presencia de los buenos trae bienestar a la ciudad; la presencia de los malvados solo trae desgracias” (TLA).
No niego que nuestras palabras dichas con la sazón que le pongamos, promueven la atmósfera emocional en la que nos movemos; sin embargo, es la rectitud lo que hace la diferencia. La vida de los pueblos es afectada por la calidad y comportamiento de sus ciudadanos. Por tanto, la verdadera bendición de un país son los ciudadanos y funcionarios que piensan y actúan con rectitud. Ellos traen la bendición de Dios. Los demás lo trastornan. ¿Eres hoy esa bendición?

Eduardo Padrón
Pastor, comunicador y escritor
[email protected]

About Verdad y Vida

Check Also

¡Por fin llegamos a un acuerdo!, Eliseo Rodríguez

Amados, si la oración eficaz del justo puede mucho, ¡cuánto más si muchos justos se …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.