Home / Opinion / La revelación del amor, Julio Almedo

La revelación del amor, Julio Almedo

Amor. Verdaderamente es un concepto aún más extenso. Para definirlo tenemos que hablar de Dios

/ Freepik

¿Cuánto conocemos sobre el amor? ¿Cómo es un amor no correspondido y un amor inmerecido? Muchos tienen por costumbre celebrar el día del amor y la amistad a mediados del mes de febrero, pero en realidad cuál es la festividad.
El término revelación tiene relación con la manifestación de algo invisible, intangible o inexistente de manera natural o sobrenatural, dando a conocer algo basado en imágenes, símbolos u otras señales. Se trata de la acción y el efecto de revelar como contar algo que era oculto o anticipar un hecho futuro. Por ejemplo, cuando revelas una foto; sería algo natural.
Por otro lado, amor. Verdaderamente es un concepto aún más extenso. Para definirlo tenemos que hablar de Dios, pues en su palabra escrito está en 1ª Juan 4:8 “el que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor”. Por consiguiente, si no amo no conozco a Dios, pero ¿podemos conocer a Dios?… Este mismo capítulo nos enseña: El Padre envió a su Hijo para que fuera salvador del mundo (vs. 14). Si confesamos que Jesús es su Hijo, Dios vive en nosotros y nosotros en Dios (vs. 15). Seguidamente, nosotros sabemos cuánto nos ama Dios y ponemos nuestra confianza en su amor, vivir en amor es vivir en Dios y Dios vivir en ti (vs. 16). ¿Cuántos vivimos y creemos en su amor?
Dios ama a todos, porque Dios es amor tal como lo menciona Juan 3:16, “porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna”. Pero muchas veces ese amor es “no correspondido”, cada vez que pecamos, nosotros nos alejamos de Dios o incluso aquellos que rechazan al Hijo. Aunque Él siempre está allí. Dios es Fiel. ¿Alguna vez te has enamorado solo, has tenido un amor “no correspondido”?, así se siente Dios cuando lo rechazan o cuando se vive pecando.
Tan grande es su amor que entregó todo (su Hijo), para que creyendo en Él tengamos salvación (perdón de pecados) y vida eterna. Esto es un “amor inmerecido”, porque siendo pecadores Jesús entregó su vida por amor a nosotros. La Biblia nos enseña en Juan 15:13 que no hay amor más grande que dar la vida por sus amigos. Considérate un amigo de Jesús si crees y vives en Él, porque Él dio la vida por ti. Gracias Señor por tu gran amor.
Pero Dios no anda por ahí tirando flechas al aire ni nada parecido. Bien clara es la Palabra del Señor y nos alerta a no prestar los oídos a enseñanzas no basadas en Cristo y ser engañados (Colosenses 2:8). Jesús sabe muy bien que no todos creerán en Él. El apóstol Mateo señala que Jesús vino en el rescate de muchos (Mateo 20:28). Por esto, debemos caminar en fidelidad, con fe y obediencia.
El amor de Dios es revelado en tu vida cuando anhelas conocer a su Hijo (para eso Él lo entregó). Cuando abrimos el corazón con la disposición de creer, caminar y vivir conforme a su guía (la del Espíritu Santo), permanecer, resistir y perseverar en su Verdad, en el conocimiento de Jesús (Juan 14:15). De igual modo, cuando amas a tu prójimo como a ti mismo, estarás cumpliendo con el segundo mandamiento más importante para Dios, pues el primero señala que amarás al Señor tu Dios (Padre, Hijo y Espíritu Santo) con todo tu ser (corazón, alma, mente). (Mateo 22:37-39).
Ora a Dios y pídele que su amor (el Hijo) sea revelado en tu vida y puedas ir conociendo su sobrenaturalidad, aun en medio de cualquier escasez o abundancia, en paz, en gozo y confiado de estar en sus brazos, pues lejos de él nada podemos hacer (Juan 15:5). Podemos conocer a Dios mientras tengamos una estrecha relación con Jesús. Dios siempre oye nuestras oraciones, ve corriendo a los brazos de nuestro Padre celestial. 

Julio Almedo
Informático

About Verdad y Vida

Check Also

El resentimiento te duele más que a nadie, Rick Warren

Cuando cedes al resentimiento, terminas actuando de manera autodestructiva. Te lastimas mucho más que a …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *