Home / Opinion / Lo que nació en el huerto

Lo que nació en el huerto

 

“Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?” (Génesis 3:1).

Habiendo tantos animales, es la serpiente la que indujo a Eva a desobedecer y pecar ante Dios. ¿Por qué la serpiente y no otro animal? Hay dos alternativas:
1) Fue una transmigración; Satanás tomó cuerpo de serpiente.
2) Fue una posesión de Lucifer usando el cuerpo de la serpiente.
En cuanto a lo comunicativo podríamos decir que Lucifer habló usando la boca de la serpiente, y la capacitó para hablar; eso nos llevaría a otro ángulo, porque si Lucifer capacitó a la serpiente para hablar, implica que Satanás puede hacer que un animal hable y se comunique, si ese fuere el caso.
Nos toca decidir cuál de las dos alternativas es, si fue una transmigración o una posesión satánica.
Note que la serpiente no se acercó a Adán, sino a Eva. Esto muestra un estado de inteligencia, porque la mujer no fue hecha a la imagen de Dios, Adán sí (Génesis 1:27); la mujer fue hecha del hombre (Génesis 2:21-23).
Hubo un acto de selección satánica, mostrando una inteligencia tremenda. Satanás sabía que para hablar y convencerlos de pecar, no podía hacerlo con Adán, porque él estaba hecho a la imagen de Dios; Adán fue hecho con material puro, divino.
Otro principio importante es que Adán era el sacerdote; el hombre es el sacerdote de la casa, no la mujer (1ª Timoteo 2:12-14). Satanás supo a quién debía acercarse. Satanás sabe mover sus plataformas, para acercarse al sacerdote, usó a la mujer.
Este principio sigue ocurriendo hasta el día de hoy; Satanás conoce las debilidades de cada persona, sabe por dónde acercársele para hacerle caer en pecado.
“¿Conque Dios os ha dicho: ‘No comáis de todo árbol del huerto?’” (Génesis 3:1). Note que Satanás cuando habla sabe citar según sus intereses; no citó lo que Jehová había dicho: “De todo árbol del huerto podrás comer, más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás” (Génesis 2:17). Vemos entonces que Satanás trae por primera vez la mentira; la mentira es diabólica, es un espíritu (1 Reyes 22:22).
La palabra dice que “Satanás es padre de mentira” (Juan 8:44).
“Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocareis, para que no muráis” (Génesis 3:2-4). La mujer le añadió algo: no le tocareis; fue algo que Dios no había dicho.

Antonio Orona
Pastor y maestro bíblico
labibliaexplicada@gmail.com
ministriolabibliaexplicada.org

About redaccion

Check Also

¿Reaccionamos cómo hijos de Dios delante de la ofensa?, Julio Reyes

El Señor desea que pases por alto la ofensa, si alguien te insulta que no …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.