Home / Opinion / Manos alzadas, Teófilo Segovia Salazar

Manos alzadas, Teófilo Segovia Salazar

Es importante hacer equipo de oración con personas que compartan la fe para ayuda mutua. Cuando se bajan los brazos (cesa la oración permanente) el enemigo se impone

Moisés se encontró en el desierto con el ejército amalecita, que había salido para aniquilar al pueblo de Israel. Desde el punto de vista militar la diferencia entre los amalecitas y los hebreos favorecía desproporcionalmente a los primeros, lo que obligó a Moisés a subir a una colina y con las manos alzadas comienza a orar por un milagro.
Lo curioso es que mientras Moisés mantenía las manos alzadas al cielo, los israelitas prevalecían en la batalla; y cuando Moisés, producto del cansancio, bajaba las manos, en el campo de batalla se imponían los amalecitas. Ante este escenario Aaron y Hur hacen que Moisés se siente mientras ellos le mantienen sus brazos levantados. Finalmente, contra todo pronóstico, Israel venció a los amalecitas.
Este episodio real enseña que los hijos de Dios siempre tendrán batallas, pero si mantienen los brazos hacia el cielo (profunda oración y dependencia del cielo) Dios hará un milagro a su favor. Es importante hacer equipo de oración con personas que compartan la fe para ayuda mutua. Cuando se bajan los brazos (cesa la oración permanente) el enemigo se impone.
Dios te bendiga.

Teófilo Segovia Salazar
Pastor y comunicador

About Verdad y Vida

Check Also

La Biblia no contiene la Palabra de Dios, sino que es la Palabra de Dios, Fernando Regnault

Líderes que se han dejado contaminar por el diablo, dicen que la Biblia contiene la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *