Home / Suplemento Especial 29 Aniversario / MARGARET DUMITRU: Dios nos ha mirado con misericordia a los venezolanos en comparación con otras naciones

MARGARET DUMITRU: Dios nos ha mirado con misericordia a los venezolanos en comparación con otras naciones

Debemos tener esperanza todo pasará, dice la Palabra de Dios que todo pasará, tenemos que aferrarnos a esa fe que dice que nuestro Señor volverá

“Este virus se llevó por delante sistemas de salud tan importantes como el italiano, español, el inglés, el alemán y el israelí” aseguró la Dra. Margaret Dumitru

La medicina cumple un papel importante en lo que a la salud se refiere, en esta pandemia la Ciencia Médica ha sido retada a demostrar su avance y conocimiento ante un virus que irrumpió con sus variantes y los múltiples efectos que causa en el cuerpo humano, el Covid-19 no deja de retar a los galenos quienes además de salud deben dar una palabra de esperanza a los pacientes. En eso es especialista nuestra invitada, la Dra. Margaret Dumitru, quien además de ser médico es una mujer dedicada al Señor, lo que la ha convertido en un referente de esperanza a quienes padecen, pues además de medicar el cuerpo medica el alma de los enfermos necesitados de esperanza.

Háblenos de la labor que desempeña la Red Cristiana Sanitaria frente a esta pandemia.
– La pandemia de la Covid-19 ha sido un evento sobrevenido en la comunidad de salud mundial, ha sido un evento inesperado para la humanidad, pero ha sido un evento que puede tener otros episodios en toda la humanidad debido a la contaminación ambiental y debido a la manera como hemos estado fomentando la vida en nuestro planeta. Cuando aparece la Covid-19 que comenzamos a ver que es un enemigo invisible de toda la humanidad empezamos a orar y se decidió formar varios equipos de salud entre ellos el equipo de salud cristiano que me toca dirigir que está conformado por 72 médicos en algunos estados del país estamos en Sucre, Cojedes, Maracay, Miranda, La Guaira, Trujillo, Táchira, Zulia, Barinas, Apure; por eso digo en algunos estados del país y hemos podido extravasar nuestro apoyo solidario en el nombre de Jesús hacia Colombia, Ecuador, Bolivia, Perú, Panamá, Chile, Costa Rica, y nos han llamado hermanos venezolanos que están en Aruba, Curazao, aun en España.
Ha sido una experiencia muy grata a través de la vía telefónica hemos atendido a 1.523 personas hasta el día de hoy en un esfuerzo sobrehumano por tele-asistencia y algunos presenciales en un esfuerzo sobrehumano de luchar contra este virus que tiene unas características muy particulares. Ha sido de verdad una labor ardua al principio no conocíamos mucho de este virus hemos tenido que irnos preparando poco a poco, aprendiendo cada vez más entendiendo que la Covid-19 no es una enfermedad que podemos tratar un solo médico o una sola especialidad porque es una enfermedad que es multisistémica ataca varios sistemas del organismo del individuo y por lo tanto nosotros tenemos que atacarlo de manera multifactorial y esto es con un equipo multidisciplinario donde va desde el médico internista médico oncólogo, urólogo, cardiólogo, neumólogo, intensivista, radiólogo y el personal de coexistencia como las enfermeras, el personal de laboratorio hemos logrado constituir el equipo que se formó en julio del año pasado.
Con oración buscando al Señor y ubicando todos los equipos de salud no solamente de Venezuela sino del mundo, porque también se creó un consorcio médico con especialistas de más de 20 países donde nosotros nos alimentamos de todas sus investigaciones y nosotros también llevamos a cabo nuestra investigaciones -la gloria ha sido para Dios- que ha sido bien efectivo este año, solamente tenemos que lamentar la pérdida de un paciente.
Es así como en octubre del año pasado decidimos crear este equipo sanitario cristiano (Red Cristiana Sanitaria), una estructura paraeclesiástica y la pusimos bajo la cobertura de la Confederación Evangeliza Pentecostal de Venezuela para poder tener mayor alcance y mayor cobertura, estamos aquí trabajando para la gloria de Dios y siempre dispuestos a apoyar.

Según su experiencia médica, ¿cuáles son los efectos colaterales que ocasiona el Covid-19 en la familia y qué palabras de aliento les daría?
– La Covid-19 es una enfermedad vírica de trasmisión por el aire que tiene diferentes manifestaciones, como lo expliqué en la pregunta anterior, es multisistémica porque ataca varios órganos; por ejemplo, ella ingresa al organismo del huésped por la nariz por la boca llega, por supuesto, a los alveolos que son la unidad funcional de los pulmones y comienza un proceso para ingresar en la célula. Es importante decir que el tiempo de incubación que nosotros conocíamos al principio era de hasta catorce días, después fue de cinco días, ahora es de tres días y con la nueva cepa que es la variante Delta que es la mutación del virus en India es de uno a un día y medio.
Nosotros siempre trabajamos con un tiempo de incubación de cuatro a cinco días en estos cinco días el virus entra al organismo del huésped y con esas paticas que tiene que son depósitos proteicos el abre como con una llave una puerta e ingresa a la célula al ingresar a la célula él va directamente al núcleo y reprograma la célula, por eso se dice que el virus es un virus inteligente; entonces esta enfermedad al principio creíamos que mataba por la neumonía bilateral que causaba y nos hemos dado cuenta que no, hace mucho rato ya se descubrió que era por la coagulopatía que causa.
La coagulopatía es un proceso hiperinflamatorio todos los elementos de coagulación, tanto los elaborados los que se activan por la vitamina K por los que se activan a nivel celular, casos citoquina, casos plaqueta y otros tipos de sustancias y organelos que participan en la coagulación del organismo y producen pequeños trombos que son disparados a todo el organismo y que pueden causar las múltiples secuelas de la Covid-19, entre múltiples secuelas o múltiples afecciones que pueden hacer son infartos renales, infartos pulmonares o trombo embolismo pulmonar, miocarditis, pericarditis o derrame pleural, afectando el corazón pudiendo ocasionar arritmias importantes e inclusive una muerte súbita, ictus cerebrales ya sea por isquemia o por ruptura de vasos debido a los trombos ocasionados, hemorragias, micro hemorragias o hemorragias importantes en el cerebro ocasionando paraplejias, hemiplejias y todas las consecuencias producto de un ictus cerebral, que era lo que antes conocíamos como derrame cerebral y que después en la década de los 80 y 90 se conoció como ACV o accidente cerebrovascular agudo; también es importante lo que causa en el páncreas atacando los islotes de Langerhans donde se produce la insulina que es una hormona que es la que regula el paso del azúcar que circula en sangre, que denominamos glicemia, hacia la célula que es la parte fundamental entre la glicemia y el oxígeno para hacer el siclo de Krebs que es la parte energética del organismo.
Entonces entendemos que las secuelas son muchas, vamos a destacar las fundamentales causas de secuelas que puede dejar la Covid-19:
Las principales complicaciones de esta enfermedad son, en primera instancia, la fibrosis pulmonar y las lesiones en pulmones o la cicatrización donde la parte del pulmón que ha sido afectada por la Covid-19 y que trae complicaciones es que el paciente se transforma en un paciente EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) producida por lesiones cicatrízales en pulmón y que por supuesto va a disminuir su capacidad de oxigenarse.
Otra gran complicación es el ictus cerebral que hablamos anteriormente, un paciente puede entrar normalmente a la Covid-19, pero no sabemos cómo pueda salir. La otra es la lesión en la piel que se denominan Piel Covid-19, que puede ser la exacerbación de cualquier tipo de patógeno que haga vida oportunista en la piel como hongos, bacterias, parásitos, inclusive que al estar inmunosuprimidos puede aflorar y ocasionar lesiones en la piel muy características; entre ellas la pérdida del cabello que puede ser casi total, inclusive pueden llegar a perder la barba, el bigote, las mujeres el cabello, el vello axilar, el vello púbico.
La otra es insuficiencia renal aguda, el paciente cuando está presente el virus puede afectar los túbulos renales y los glomérulos lesionando a veces por vía directa y a veces en la desesperación por salvar la vida de un paciente algunos médicos colocamos una gran cantidad de medicamentos sin estar apercibidos de la depuración de creatinina, urea creatinina de este paciente ni la edad, ocasionamos algunos daños irreversibles, entonces el paciente puede hacer insuficiencia renal aguda que con el tiempo se puede transformar en una insuficiencia renal crónica y estamos enviando a un paciente a unas diálisis que ya ustedes saben las consecuencia que tienen.
Otra es la pericarditis, la miocarditis, que es el paso del virus por el corazón del paciente, el pericardio es la membrana que recubre el corazón, el miocardio es el músculo cardiaco donde se produce el bombeo constante y el responsable por la parte del nudo sinusal, donde se produce el movimiento cardiaco la sístole y la diástole puede verse afectada; por lo que un paciente que puede entrar con una frecuencia cardiaca normal puede hacerse bradicárdico, puede tener taquicardia, inclusive puede hacer arritmias cardiacas, y en algunos procesos bien importantes de la enfermedad en medio de la enfermedad de esos cuadros de la tormenta de citoquina puede hacer un paro cardiaco que puede ocasionar una muerte súbita por la cantidad de coágulos que llegan.
Por eso y muchas razones más le decimos a las personas que lo mejor es prevenir, porque las personas saben que entran al Covid-19, que día entran, pero no saben si van a salir del Covid-19 y en qué condiciones van a salir de él. Pocas son las personas que logran no tener ningún tipo de complicaciones, pero hemos visto en el mundo ya van por doscientos ochenta millones de personas que han sido contagiadas, han salido de esa enfermedad más de ciento sesenta y seis millones de personas y han muerto más de cuatro millones de personas, entonces es bien importante estar muy pendientes de los sistemas de bioseguridad y de la prevención.

¿Qué papel juega Dios en esta pandemia?, según su punto de vista como profeta y médico.
– Para nosotros como profetas lo he dicho y lo digo ahora públicamente algunos diferirán de lo que voy a expresar, pero la Palabra de Dios dice: “Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas” (Amós 3:7).
En el año 2018 y 2019 todas las profecías que dábamos para el 2020 -me incluyo-, eran profecías hermosas de ensanchamiento de dinteles, avivamientos, pero ninguno logró ver lo que se avizoraba para el mundo; la pandemia no la percibimos en el mundo espiritual, humildemente debo reconocer que a mí no me fue expresada lo he anunciado en el púlpito y en reuniones con varios colegas profetas, ministros del Señor, no sé en que falle o en que fallamos, no sé si faltó intimidad con Dios, no sé si no estuvimos atentos a la voz de Dios, pero simplemente muchísimos no vimos venir esta situación no lo pudimos advertir porque no lo vimos venir entiendo y sé que todo lo que pasa en el mundo está bajo el control del Señor.
Creo humildemente como servidora del Señor que Él tiene el control de absolutamente toda la gente puede preguntarse que ¿cómo es posible que esto pase?, yo les respondería: y las guerras y el resto de las pandemias, porque esta no es la única pandemia hubo una en el 2018 y hay epidemias constantemente que nosotros ni quiera observamos; además hay una pandemia mucho más importante que la Covid-19, el desamor, la inmisericordia; hay pandemias mucho más fuertes que estas la falta de agua potable, la falta de medicamentos, la falta de comida, pero sobre todo, la inmisericordia que hay en nuestros corazones, la desigualdad, el voltear la cara para no ver el dolor del semejante.
Todo esto son llamadas de atención del Señor, Dios es bueno y su misericordia es para siempre y esta pandemia no escapa a otras pandemias que puedan venir en lo sucesivo, pero Dios tiene el control de absolutamente todo es el creador de todo. Hay una parte en la biblia que a mí me gusta mucho, que dice: “Y vio que todo era bueno”; para que el Señor haya visto que todo era bueno en la dispensación del tiempo Él se fue hasta el final de los días, volteó su cara y miró todo lo que había de acontecer y vio que al final todo va a ser bueno y yo creo en eso y creo en la visitación para Venezuela y en el avivamiento para Venezuela por eso no me he ido y por eso estoy aquí y el llamado es a resistir en la fe a ser observantes de todo lo que el Señor nos ha dicho que tenemos que hacer pero a resistir en la fe
Creo que este tiempo de reposo obligado que nos han dado en dos años es para depender totalmente de Él y el llamado es a no tener temor, el temor es un espíritu de estupor que tiene que ser eliminado de nosotros como seres humanos finitos; por supuesto que tenemos temor de algunas cosas, pero en el mundo espiritual ya alguien ganó la batalla eterna por nosotros y ese es Jesús, el Cristo, Él es el digno de toda nuestra honra, de toda nuestra alabanza, Él es el único digno ante quien arrodillarnos, porque fue Él quien ganó la batalla por nosotros así que no debemos tener temor. Todos los clamores que escuchamos, las oraciones y vigilias que oímos han perdido un sentido que es para hablar con Dios, nuestras vigilias no deben ser esos clamores desesperantes que parecen crujir de dientes y lloro debe ser también una extensión del amor que sentimos hacia Él y el anhelo para que venga por nosotros.

La gente se enfrenta a la posibilidad de una todavía muy larga cuarentena ¿qué efectos pudieran generar sobre las personas y cómo deberían enfrentarlo?
No es solamente una larga cuarentena sino que tenemos que aprender a cohabitar con el virus de la COVID-19 así como hemos tenido que aprender con la tuberculosis con la lepra, viruela, hepatitis y con todas esas enfermedades infectocontagiosas porque cuando un virus, una bacteria o un hongo se descubre que son patógenos para el ser humano ellos van a continuar en el mundo porque no hay manera de erradicarlos a excepción de que hagamos una campaña intensa, como el caso de la viruela que fue erradicado del mundo en 1978, pero las enfermedades vienen para quedarse.
¿Cuál va a ser la manera de controlar estas enfermedades? A través de vacunas, higiene y educación continua eso es importante, las personas dicen que no pueden seguir viviendo todo el tiempo con tapabocas bueno tendremos que vacunarnos, tendrán que venir antibióticos o antivirales de mayor eficacia para controlar a la Covid-19. Tenemos que entender que ese virus va estar mucho tiempo con nosotros ahora eso no es un signo para la desesperación, sino de fortaleza porque Dios dio la ciencia para que el hombre pudiera enseñorearse sobre la creación, es importante que no nos llenemos de desesperanza, es verdad que hay una pandemia pero hay ciencia y, sobre todo, está Dios que nos impulsa a orar, a estar en familia, a recogernos, tenemos que ser observantes de las normas no podemos tentar a Dios, tal y como le respondió Jesús a Satanás en Mateo 4:6-7.
¿Cuál es la mejor cura para esto?, primero, tratar de vacunarse; segundo, tratar de no enfermar y enfermar a los demás. Si a usted no le importa su vida usted tiene el albedrío, pero usted tiene que reconocer que vive en una sociedad regida tanto por normas espirituales como por normas físicas y legales, por lo tanto usted tiene que entender que de su salud depende la salud de su familia, congregación, compañeros de trabajo.

¿Cuáles son los principales problemas a los que nos enfrentamos en Venezuela dada la deteriorada infraestructura hospitalaria y la carencia de insumos en medio de esta pandemia y qué le aconsejaría a las personas contagiadas?
– Al iniciar la entrevista precisaba que ninguno de nosotros estaba apercibido de lo que iba a ser el año 2020 no sabíamos que venía una pandemia y no solo pasó en Venezuela, pasó a nivel mundial, ningún sistema de salud por robusto que fuera está preparado para asumir la gran cantidad de personas que necesitaban respiradores o asistencia de respiración mecánica o no estábamos preparados para repeler una enfermedad que se trasmite por el aire cada vez que nosotros hablamos. Este virus se llevó por delante sistemas de salud tan importantes como el italiano, español, el inglés, el alemán y el israelí; cualquier cantidad de cosas puede pasar el venezolano y algo que debo decir es que Dios nos ha mirado con misericordia a los venezolanos porque lo que tenemos al lado en Colombia es horrible y lo que tenemos en Brasil no es nada fácil.
En Venezuela la mayoría de los pacientes se tratan en la casa, como les dije anteriormente casi el ochenta y cinco por ciento de los pacientes son una gripe normal, un proceso gripal normal el otro cinco o seis por ciento hay que colocarle oxígeno, pero ya los graves se llevan a los hospitales que están colapsados.

¿Podemos tener esperanza en medio de la pandemia?
– Debemos tener esperanza todo pasará, dice la Palabra de Dios que todo pasará, tenemos que aferrarnos a esa fe que dice que nuestro Señor volverá y cuando vuelva los primeros que murieron serán levantados, en primera instancia, y después nosotros los que quedemos seremos arrebatados en los aires y tendremos cuerpo glorificado y ya ninguna enfermedad podrá con nosotros: La fe y la esperanza de nuestro Dios que está vivo, la fe y la esperanza que nosotros estamos haciendo camino, la fe y la esperanza que tenemos un futuro glorioso, la fe y la esperanza de que Dios visitará a Venezuela y que habrá un avivamiento debe mantenernos de pie eso es fundamental.

¿Qué puede decirles a sus colegas médicos y al resto del personal sanitario que han perdido a tantos compañeros por causa del Covid-19 que les levante el ánimo para seguir adelante?
– A pesar de que en el estado Zulia ha sido el estado donde más médicos han muerto por el contagio de la Covid-19, aun así el mensaje sigue siendo estar todos unidos para enfrentar este flagelo; de hecho, se hizo en el Colegio de Médicos la vacunación en masa para los médicos, tenemos es que ser más precavidos, porque nos descuidamos, estar tan cerca de la muerte en un momento determinado sensibiliza y estamos tan permanentemente cerca de la Covid-19 que a veces creemos que no nos va a tocar a nosotros y es un llamado de alerta a todos a seguir, Venezuela tiene muchas cosas lindas que hacer y sobre todo para los médicos cristianos tenemos mucho que levantar, tenemos una fe férrea en nuestro Señor y la gente de Dios nos mira a nosotros así que nuestra tarea es seguir prestando un servicio ético, de buena calidad y sin distingo ni social, de raza o religión estamos para servir al prójimo.◄

Margaret Dumitru

Margaret Dumitru

Médico cirujano egresada La Universidad del Zulia, MgSc Salud Pública LUZ mención Planificación, oncólogo mastólogo del hospital Carol Dávila Bucarest Rumania, adjunta a la Coordinación de Oncología del Estado Zulia del MPPS; forma parte del equipo ECO ELLA para la erradicación del Cáncer Cérvico Uterino en las Américas que dirige el MD Anderson, Universidad de Texas y OPS/OMS. Presidenta fundadora del Ministerio Internacional Profético Keren Hapuc; fundadora del Equipo Sanitario Cristiano; Secretaria de la Confraternidad de Ministros Evangélicos del Estado Zulia (COMIZU). Articulista y realizadora de ensayos y trabajos científicos. Ministra maestra y profetiza ungida en el Ministerio Internacional Jesucristo es El Señor MIJES por el apóstol Jorge Porras Benedetti. Licenciatura en Teología de la Universidad Teológica MIJES. Maracaibo-Zulia, Venezuela.

About Verdad y Vida

Check Also

YANETH ESPINOZA: “Cambiando la realidad de la enfermedad por la verdad de la salud de Dios por medio de la oración”

Tenemos testimonios donde médicos y familiares le colocaban los audios de oración a los pacientes …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.