Home / Análisis / Navidad, Miguel Ángel León 

Navidad, Miguel Ángel León 

/ Freepik

1- ¿Te has preguntado qué se celebra en esta fecha?
¿Conoces de dónde proviene esta celebración?
2- Aspectos importantes para aclarar dudas propias y a los demás:

¿ES BÍBLICO CELEBRAR LA NAVIDAD?

La Biblia no hace mención de que nosotros “debamos” celebrar la Navidad. De hecho, la Navidad no fue observada como una fiesta, hasta mucho después de la era bíblica. Para ser específicos, hasta los años 330 y 350 d.C. (según la mayoría de los historiadores). 

¿CUÁL ES EL ORIGEN DE LA CELEBRACIÓN DE LA NAVIDAD?

Antes de la época ya mencionada, los cristianos no celebraban la navidad porque en tal fecha se celebraba el nacimiento de uno de los dioses paganos llamado: “el sol invictus” o como es su traducción: “el sol invencible”.
Pero el emperador Constantino I o Constantino el Grande, quien legalizó la práctica del cristianismo, y quien es considerado como el primer emperador cristiano, sustituyó la fecha para que el 25 de diciembre en vez de celebrarse el nacimiento de este “dios pagano”, se reconociera a Cristo como el verdadero “sol invencible”. 

¿JESÚS VERDADERAMENTE NACIÓ EN DICIEMBRE?

No. Y para sustentar esto, existen diversas pruebas bíblicas entre las cuales está la que nos menciona el evangelio de Lucas, diciendo que la noche en que tuvo lugar el nacimiento de Jesús: “Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño” (Lucas 2:8).
Lo que descarta que el nacimiento de Cristo tuviera lugar en diciembre porque debido al frío que hay en Israel en esta temporada, no se permite que los pastores, ni su ganado sean expuestos a las temperaturas congelantes que durante este tiempo se presentan, sobre todo luego de la caída del sol. Esta es UNA de las razones para comprobarlo.
Sin embargo, la fecha no es tan importante como el hecho en sí, cuando se celebra el día de la madre no es importante si la fecha es correcta o no, de hecho, en España, Argentina y Venezuela se celebra en fechas muy distintas, lo importante es el hecho, la madre, eso es real y celebrable por todos los hijos del mundo.
Lo mismo pasa con la Natividad de Jesús, no importa si fue en abril o diciembre, lo importante es que Jesús el Salvador del mundo si nació entre nosotros, eso es un hecho real, su venida al mundo dividió la historia en A.C., antes de Cristo y D.C., después de Cristo.

SI LA NAVIDAD NO ES BÍBLICA, ¿POR QUÉ MUCHOS CRISTIANOS LA CELEBRAN?

Finalmente, es necesario que sepan que no intento convencer, sino más bien presentar de forma coherente una posición con respecto a este tema, que es la siguiente: Yo no creo que celebrar la navidad sea una cuestión de bien o mal, ya que en el libro de Romanos, la Biblia nos da la libertad de decidir si queremos observar estos días especiales o no, cuando el apóstol Pablo establece lo siguiente:
“Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente. El que hace caso del día, lo hace para el Señor; y el que no hace caso del día, para el Señor no lo hace. El que come, para el Señor come, porque da gracias a Dios; y el que no come, para el Señor no come, y da gracias a Dios” (Romanos 14:5-6).
De acuerdo a estos versículos, el cristiano puede elegir legítimamente cualquier día (incluyendo navidad) como un día para el Señor y para dar a conocer su Palabra.
Considero que la navidad da a los cristianos una gran oportunidad de exaltar a Jesucristo, ya que la gente tiende a ser más abierta a escuchar la Palabra de Dios durante esta temporada y es además la época del año donde las familias y los lazos afectivos se unen y fortalecen.
Por otro lado, no es un tema de debate el hecho de que ciertamente la navidad se ha tergiversado por muchos, que en vez de tomar la fecha para conmemorar LA NATIVIDAD, el nacimiento de Jesús, la han tomado para dar lugar a malas acciones, a prácticas aberrantes de pecado y también para dar rienda suelta al consumismo. Sin embargo, no debemos dejar que esto nos distraiga y que dejemos de apreciar el verdadero sentido de la navidad, que es alabar y glorificar a Dios por haber dado a la humanidad el regalo más grande que ha recibido: “la llegada de un Salvador que vino al mundo a dar su vida en rescate, para que todo aquel que en el crea no se pierda, más tenga vida eterna, tal como lo dice Juan 3:16”.
Demás está decir que San Nicolás, Papá Noel, el niño Jesús, los reyes magos y el Espíritu de la Navidad solo son invenciones del sistema de consumo para agotar los inventarios y hacer de diciembre el mes de mayor venta en el comercio a nivel mundial.
Es por ello que no debería causarte estrés el no comprar ropa, zapatos o juguetes en este mes, si alguien te pregunta; porque no estás estrenando le debes responder así: Yo si he estrenado, de hecho, yo estreno todos los días, cada día cuando despierto y abro mis ojos estreno un nuevo día lleno de nuevas oportunidades, nuevos olores, nuevas relaciones, yo estreno un nuevo día cada día, yo celebro la vida cada día de mi vida no solo en navidad. Yo celebro mi familia todos días no solo en navidad, yo me compro lo que quiero, cuando quiero, en donde quiero con el dinero que Dios me provee para edificar mi familia no solo en navidad. Ya basta de sufrir por las falsas expectativas que mete en tu cabeza el sistema.
La clave es vivir un día a la vez y cada momento de la vida aquí y ahora, no festejes algunos días al año, celebra todos los días de tu vida, la vida es el mayor regalo de todos y deberías celebrarlo todos los días de tu vida, no celebres un día de fiesta, la vida es la fiesta.
Te felicito por estrenar un día más de vida, muchos no lo lograron y ya no están con nosotros, pero gracias a Dios tu si, celébralo como si fuera el último día de tu vida y descubrirás el placer de estar vivo y el verdadero significado de la palabra felicidad.
No lo olvides; la fiesta continúa porque la vida continúa, vive tu fiesta cada día de la mano del autor, creador y arquitecto de la vida: DIOS. Él tiene el mapa del tesoro de tu vida y cada día te revela un poco del trayecto que debes seguir aquí y ahora, este es el día que hizo Dios para ti, alégrate y disfrútalo al máximo, porque sin dudas jamás lo volverás a vivir.
Recuerda que a los que aman a Dios Él hace que todas las cosas obren para su bien. Ama sin reservas, ama incondicionalmente, solo así serás verdaderamente feliz.
Solo el que ama de verdad perdona de verdad, y solo el que vive así vive de verdad, solo así se experimenta la verdadera libertad en la vida.
Felicidades por estar vivo, bienvenido a la fiesta.

Miguel Ángel León
Apóstol, psicólogo y escritor

About Verdad y Vida

Check Also

La autoridad espiritual en el ministerio

Hay dos problemas hoy en la Iglesia: Los que no ejercen la unción que les …

2 comments

  1. Magnífico el punto de vista, y la historia…Feliz Navidad, yo celebro la vida y nacimiento del Redentor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *