Plan de emergencia en Reino Unido prohíbe bloqueadores de pubertad en menores de edad

0
1
“El escándalo de Tavistock será visto como uno de los fracasos más atroces de la protección de la infancia de los últimos tiempos porque ocurrió a plena vista” dijo Miriam Cates, parlamentaria evangélica en Westminster

Los medicamentos incluidos son aquellos que “consisten en, o contienen” “buserelina, gonadorelina, goserelina, acetato de leuprorelina, nafarelina o triptorelina”, 

(Evangelical Focus).-

El gobierno del Reino Unido ha anunciado oficialmente nuevas regulaciones para restringir la prescripción y el suministro de ‘bloqueadores de la pubertad’ a menores de 18 años en Inglaterra, Gales y Escocia.
Se trata de un plan de emergencia que durará del 3 de junio al 3 de septiembre de 2024, y que se aplica tanto a las recetas emitidas por prescriptores privados del Reino Unido como a los registrados en el Espacio Económico Europeo (EEE) o Suiza.
Durante ese tiempo, “a ningún nuevo paciente menor de 18 años se le recetarán estos medicamentos con el fin de suprimir la pubertad en aquellos que experimenten disforia de género o incongruencia bajo el cuidado de estos prescriptores”, explica el gobierno del Reino Unido.
Los medicamentos incluidos son aquellos que “consisten en, o contienen” “buserelina, gonadorelina, goserelina, acetato de leuprorelina, nafarelina o triptorelina”, todos ellos medicamentos que bloquean las hormonas sexuales que produce de forma natural el cuerpo.
La regulación no afecta a los pacientes ya establecidos en esos medicamentos por un prescriptor del Reino Unido, que “pueden seguir accediendo a ellos”. También seguirán estando disponibles “para los pacientes que reciban los medicamentos para otros usos, de un prescriptor registrado en el Reino Unido”.

LA REVISIÓN DE CASS

El comunicado oficial señala que el Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) detuvo la prescripción rutinaria de tratamientos de bloqueo de la pubertad a menores de 18 años “tras la revisión de Cass en los servicios de identidad de género”.
Además, “introdujo restricciones indefinidas a la prescripción de esos medicamentos dentro de la atención primaria del NHS en Inglaterra, de acuerdo con las directrices del NHS”.
En marzo de 2022, Hilary Cass, expresidenta del Real Colegio de Pediatría y Salud Infantil, denunció en una revisión provisional para el NHS England que “la medicina de género para niños y jóvenes se basa en cimientos inestables” y es una evidencia “notablemente débil” sobre las intervenciones médicas.
Para Peter Lynas, director de la Alianza Evangélica (EAUK, por sus siglas en inglés) en el Reino Unido, la Revisión Cass “abre el espacio para algunas conversaciones misionales fascinantes sobre la dignidad, el cuidado, el respeto, los cuerpos y la realidad, discusiones profundas sobre lo que significa ser humano”.

UN PROCESO LARGO Y POLÉMICO

La revisión de Cass fue encargada por el NHS England en 2.020, después de un fuerte aumento en el número de pacientes remitidos al NHS que cuestionaban su género, de menos de 250 casos en 2011 a más de 5.000 casos en 2.022.
En ese momento, el tribunal de apelación del Reino Unido dictaminó que correspondía a los médicos decidir si a los niños menores de 16 años se les pueden recetar bloqueadores de la pubertad sin el consentimiento de los padres.
Sin embargo, en julio de 2.022, el NHS cerró la clínica de género ‘Tavistock’ en Londres, mientras cientos de familias se preparaban para demandar a la fundación por negligencia médica.
“El escándalo de Tavistock será visto como uno de los fracasos más atroces de la protección de la infancia de los últimos tiempos porque ocurrió a plena vista. Aquellos que estaban dañando a los niños no necesitaban esconderse de la vista; estaban protegidos por una ideología de moda que pocos adultos se atrevían a cuestionar”, dijo Miriam Cates, parlamentaria evangélica en Westminster.◄

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí