Qué hacer con lo que te dan, Rick Warren

0
23
Eres responsable sólo por los dones que Dios te da / Freepik

Cuando llegues al cielo, Dios no te comparará con nadie más, sino que te comparará contigo mismo. ¿Qué hiciste con lo que te dieron?

“Cada uno ponga al servicio de los demás el don que haya recibido, administrando fielmente la gracia de Dios en sus diversas formas” (1ª Pedro 4:10. NVI).
¿Sabes para qué te creó Dios? ¿Sabes cuál es tu destino?
Cumplir tu destino requiere reconocer la manera única en que Dios te ha creado. Esto incluye las cosas que no puedes controlar, como tus padres, tu nacionalidad, tu raza, tu lengua materna. También incluye tu FORMA: tus dones espirituales, corazón, habilidades, personalidad y experiencias. Todas estas cosas te hacen única y exclusivamente tú.
Eres responsable sólo por los dones que Dios te da. Entonces, si no tienes talento artístico, no se espera que pintes cuadros como Rembrandt.
Cuando llegues al cielo, Dios no te comparará con nadie más, sino que te comparará contigo mismo. ¿Qué hiciste con lo que te dieron?
Romanos 14:12 dice: “Así que cada uno de nosotros tendrá que dar cuentas de sí a Dios” (NVI).
En el Antiguo Testamento, Esther usó tres bienes dados por Dios para cumplir su destino. Era inteligente, hermosa y tenía una personalidad atractiva. Debido a estas cualidades, “…ella se había ganado la simpatía de todo el que la veía. Al rey le gustó Ester más que todas las demás mujeres, y ella se ganó su aprobación y simpatía más que todas las otras vírgenes. Así que él le ciñó la corona real y la proclamó reina” (Ester 2:15,17. NVI).
Así como Dios le dio dones a Esther con un propósito, Dios te dio a ti dones con un propósito. Y al igual que Esther, tú tienes la responsabilidad de ser un buen administrador de esos dones, no de manera egoísta sino para el bien de los demás. Una clave para vivir una vida productiva y plena es usar tus dones para servir a Dios al servir a los demás.

Reflexiona sobre esto:

• Para conocer tu destino debes conocer tus talentos y decidir cómo usarlos. Haz una lista de los dones que Dios te ha dado —incluyendo tu FORMA— y los factores de la vida que no puedes controlar, como tu familia, nacionalidad, etc. Pregúntate: “¿Qué me ha dado Dios para ser usado para el bien?”.

• ¿Cómo puedes ayudar a otros a descubrir su FORMA y propósito?

• ¿En qué formas prácticas puedes salir de la rutina de compararte con los demás?

Rick Warren
Pastor, escritor y conferencista

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí