Rabino de Jerusalén asegura que la protección de Israel fue una intervención divina

0
18
“Israel, el Dios de Israel, no se duerme ni adormece”, declaró el rabino Yitzchok Adlerstein

Yitzchok Adlerstein del Centro Simon Wiesenthal lo expresó mejor cuando dijo: “Todos fuimos testigos de nada menos que un milagro de proporciones bíblicas”

“Israel, el Dios de Israel, no se duerme ni adormece”, declaró el rabino Yitzchok Adlerstein

(Mundo Cristiano).-

JERUSALÉN.- Después del bombardeo de misiles de Irán la semana pasada contra Israel, muchas personas aquí que soportaron las explosiones y sirenas durante la noche se sintieron aliviadas y atónitas al saber que el 99 por ciento de los más de 300 drones y misiles que les dispararon fueron derribados y la mayoría ni siquiera logró llegar al espacio aéreo israelí.
Mucha gente está alabando la destreza militar del país y los avances de la nación en tecnología defensiva; otros están agradecidos por la alianza con Estados Unidos, el Reino Unido e incluso Jordania y Arabia Saudita.
Sin embargo, la sensación predominante –incluso en un país que es mayoritariamente secular– es que Israel fue bendecido con una intervención divina.
El rabino Yitzchok Adlerstein del Centro Simon Wiesenthal lo expresó mejor cuando dijo: “Todos fuimos testigos de nada menos que un milagro de proporciones bíblicas”.
“Creo que tardaremos un poco en asimilarlo en su totalidad, en asimilar los hechos”, dijo el Rabino Adlerstein, reflexionando sobre la magnitud de lo ocurrido. Sin embargo, destacó un hecho notable: a pesar de las tensiones y los ataques, Israel emergió con mínimos daños materiales y solo un herido grave, en lo que él describe como una muestra de la protección divina.
El Rabino destacó el papel de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) en la protección del país, pero también reconoció la inevitabilidad de errores humanos, especialmente en un conflicto en territorio urbano. Sin embargo, resaltó el sorprendente éxito en la interceptación de proyectiles entrantes, describiéndolo como un “pequeño milagro”.
Además, el Rabino Adlerstein subrayó la importancia de la ayuda recibida de aliados internacionales, incluidos Estados Unidos, Gran Bretaña y Arabia Saudita, como un elemento sorprendente en medio del conflicto.
“Israel, el Dios de Israel, no se duerme ni adormece”, declaró el Rabino. Aunque reconoció que el fin de la guerra no significa que los desafíos hayan terminado, enfatizó que Dios sigue estando presente y activo en la vida de su pueblo.◄

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí