10 años de prisión a turista en Irán por tener un evangelio 

0
2
Este hombre, junto con su esposa, Elisa Shahvardian, fueron arrestados durante sus vacaciones en Irán en agosto de 2023, según la organización cristiana Barnabas Aid

El gobierno lo acusó de proselitista y por la normativa del país es un grave delito

(Evangélico Digital).-

El ciudadano armenio Hakop Gochumyan, ha sido condenado en Irán a una década en prisión tras ser acusado de proselitismo, una acción que es considera ilegal según las estrictas leyes religiosas del país.
Su condena no se basó en pruebas, sino en la “intuición personal” del juez, según el ‘Código Penal Islámico’ de Irán, que permite decisiones judiciales basadas en meras suposiciones de actividades delictivas, así lo denunció el abogado de Gochumyan.
Este hombre, junto con su esposa, Elisa Shahvardian, fueron arrestados durante sus vacaciones en Irán en agosto de 2023, según la organización cristiana Barnabas Aid.
La pareja estaba cenando con sus hijos en la casa de un amigo en Pardis, cerca de Teherán, cuando agentes de inteligencia allanaron la casa, detuvieron a todos los adultos y confiscaron varios Nuevos Testamentos en idioma farsi y otra literatura cristiana.
Los dos hijos de la pareja (de 7 y 10 años de edad) estaban con ellos y se fueron con la tía de Shahvardian después de su arresto, según resaltó el organismo de vigilancia contra la persecución International Christian Concern.
Tras la redada, la pareja fue trasladada a la prisión de Evin, conocida por sus duras condiciones, donde, según informes, los recluyeron en régimen de aislamiento y los sometieron a graves torturas psicológicas, así lo reseñaron medios internacionales.
Shahvardian, de ascendencia iraní con conexiones familiares en este país, fue puesta en libertad bajo fianza dos meses después en octubre de 2023. Sin embargo, Hakop permaneció bajo custodia.
El hombre estaba enfrentando cargos de “participar en una actividad proselitista desviada que contradice la ley sagrada del islam” y por supuestamente pertenecer a “una red de cristianismo evangélico”, cargo del que constantemente se ha declarado inocente.
Durante el juicio de Hakop, que culminó con su sentencia en febrero de 2024, su abogado destacó la ausencia de pruebas concretas que respalden las acusaciones. La apelación fracasó en junio, confirmando su sentencia de 10 años.
Las minorías cristianas históricas de Irán, como los armenios y los asirios, tienen permitido practicar el cristianismo. Sin embargo, la ley prohíbe estrictamente la evangelización, en particular entre la mayoría musulmana y las comunidades de habla farsi.
Esta restricción incluye la difusión de materiales cristianos, como biblias en farsi, y actividades consideradas como intentos de convertir a los musulmanes al cristianismo.
Según Puertas abiertas, sólo hay 1,2 millones cristianos en Irán, de una población de más de 86,9 millones. Eso es aproximadamente el 1,4 % de los iraníes. A pesar de esto, algunos organismos internacionales han comentado que el cristianismo ha experimentado un crecimiento significativo dentro de Irán en los últimos años.
Ciertos sectores atribuyen este aumento a la Iglesia clandestina en Irán, que usan traductores de la Biblia y sus miembros se arriesgan para llevar el evangelio a vecinos y amigos en sus dialectos locales.◄

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí