Home / Destacadas / 31 años… tomados de la mano de Dios

31 años… tomados de la mano de Dios

Hemos tratado de cumplir esta alta misión delegada por el Señor a pesar de todas las adversidades espirituales y materiales que se dan en una nación que está bajo el trato de Dios

El 15 de julio este medio de comunicación arriba a sus 31 años de fundado de la mano del Dios grande, todopoderoso y eterno que nos llamó a su servicio, a nosotros, siervos inútiles forjados en el taller del Espíritu Santo para cumplir una labor trascendental en el tiempo más tumultuoso, pero más glorioso que vive Venezuela y la Iglesia a nivel mundial.
Verdad y Vida nació el año 1992, un año que marcó la historia de Venezuela con un lamentable hecho que en vez de solucionar los problemas de nuestra nación los agravó y abrió una gran brecha social, política y económica que hasta ahora no se ha podido cerrar; brecha que se tragó a nuestra economía, la salud de millones, a muchas vidas que se han perdido innecesariamente, a familias divididas por la migración forzada; lo que ha traído dolor, nostalgia, quiebre moral y mucho luto.
De la mano de Dios hemos sido testigos y voceros no sólo de lo bueno y lo malo, sino también del avance y crecimiento de la Iglesia a nivel nacional, continental y mundial. Gran parte de ello ha quedado reseñado en nuestras páginas durante los últimos 31 años de historia, siendo fieles a lo que dice nuestro verso lema: «Del poder de tus hechos estupendos hablarán los hombres, y yo publicaré tu grandeza» (Salmo 145:6).
Recordamos como si fuera hoy, la celebración de nuestro 6º aniversario, el 18 de julio de 1998, cuando el evangelista internacional, Dr. Alberto Mottesi, a quien invitamos a Margarita con motivos de esta celebración y nos habló por el Espíritu Santo las siguientes palabras acerca de la función divina de este medio del Señor:
«El periódico es mucho más que papel, mucho más que tinta, mucho más que noticias; el periódico es mi instrumento para mover a mi pueblo dormido, enojón y divisorio para que se junte como un ejército, porque pronto se escuchará sobre toda Venezuela mi trompeta, y los míos se reunirán como ejército grande para tomar a esta nación para mí».
Hemos tratado de cumplir esta alta misión delegada por el Señor a pesar de todas las adversidades espirituales y materiales que se dan en una nación que está bajo el trato de Dios; en primera instancia, para llevar el mensaje que traiga purificación a los corazones de la iglesia de manera que pueda despertar al llamado del Señor para tomar a Venezuela, en el nombre de Jesús.
Y en segunda instancia, para servir como voz profética para que los venezolanos, tanto dentro como fuera del país, atiendan al llamado de Dios y rindan sus vidas a Cristo, para que pueda darse el profetizado y muy anunciado avivamiento que cubrirá a toda la nación y de ella se expanda por Latinoamérica y el mundo. Eso anunciamos y anunciaremos en los días por venir a través de Verdad y Vida, siempre de la mano de Dios.
Nos ha tocado, humildemente, como medio impreso pionero en Venezuela, educar al pueblo de Dios acerca de la importancia de los medios de comunicación para el establecimiento y la expansión del reino de los cielos, y la necesidad de ser responsables y excelentes en su uso. Una tarea exigente, que, a pesar de llevar 31 años en ello, todavía gran parte del liderazgo y el empresariado cristiano venezolano no ha entendido.
Pero no nos cansaremos, seguiremos fieles al llamado divino, porque algún día entenderán y apoyarán moral y económicamente no sólo la labor de Verdad y Vida, sino la de los diferentes medios de comunicación que Dios ha estado levantando a lo largo y ancho de Venezuela y nuestro continente. Un apoyo sincero y transparente, sin segundas intenciones ni agendas ocultas, lo cual hemos aprendido a identificar durante estos 31 años. Este periódico no se vende a intereses mezquinos y divisionistas, porque siempre hemos sido fieles al llamado divino; y Aquél que nos llamó ha sido fiel en suplir lo que hemos necesitado.
La dependencia de Dios significa independencia de los hombres con agendas ocultas, aquellos que osen tratar que comprar los medios de comunicación para sus intereses particulares deben encontrar hombres y mujeres de Dios íntegros que antepongan su fe y dependencia del Señor a la necesidad económica momentánea, que generalmente es la manera del Altísimo de probar las intenciones de nuestro corazón antes de bendecirnos. Él nos ha ayudado a ser fieles durante más de tres décadas, ¡a Dios sea la honra y la gloria!
No queremos pasar por alto a todos aquellos que de una manera u otra han apoyado la labor comunicacional de este medio, desde líderes cristianos, periodistas, reporteros gráficos, columnistas, anunciantes, ofrendantes voluntarios, intercesores y lectores en general; desde la gran familia de Verdad y Vida les damos las más sinceras gracias y rogamos a nuestro Padre celestial les continúe bendiciendo y aumente sus galardones eternos.
En lo que a nosotros respecta, seguiremos adelante desde el primer día del año 32 por transcurrir, haciendo «Periodismo veraz al servicio del Señor», como lo expresa nuestro lema, sirviendo al prójimo con la verdad del Evangelio como estandarte y siempre tomados de la mano de Dios… «Porque nada podemos contra la verdad, sino a favor de la verdad» (2ª Corintios 13:8).

Georges Doumat B.

About Verdad y Vida

Check Also

Haití está sumergido en un apocalipsis según la UNU

“Si la situación empeora y se propaga desde Puerto Príncipe hacia las zonas rurales, mucha …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *