Aberración

0
3
Imagen referencial / Freepik

Los pueblos están muriendo por preferir la depravación sexual, sin misericordia actúan en contra de los más pequeños

¿Usted aceptaría un kit escolar donde se motive a los niños a masturbarse? ¡CLARO QUE NO!
Los pueblos están muriendo por preferir la depravación sexual, sin misericordia actúan en contra de los más pequeños. Consideran que es cosa liviana decir ‘Dios es un tema obsoleto y de gente que se quedó en el pasado’. Estamos observando cómo la mayoría de los ciudadanos aplauden lo que hace pedazos a la familia original; mientras más luchen contra Dios y se metan con la infancia chocarán con su ira. Todos los educadores del mundo, padres y representantes tienen que meditar en esta verdad:
“¿Por qué se sublevan las naciones, y en vano conspiran los pueblos?
Los reyes de la tierra se rebelan; los gobernantes se confabulan contra el Señor y contra su ungido.
Y dicen: «¡Hagamos pedazos sus cadenas! ¡Librémonos de su yugo!»” (Salmo 2, RVR60).

Los mandamientos de Dios no son una camisa de fuerza; sino una expresión manifiesta de amor para que vivamos lejos de las ofertas de Satanás. Eva y Adán no entendieron los límites establecidos, por ello su estado de prosperidad, paz y bendición terminó en vergüenza y atraso, y dolor para todas las generaciones. ¿Qué debemos hacer nosotros? Entender el tiempo que estamos viviendo y coadyuvar con nuestra parte, salvar a la infancia, a las familias que están siendo atacadas por todos los flancos; jamás despreciemos los preceptos divinos, porque en ellos está la buena vida.
Es aberrante que, una sociedad supuestamente civilizada, promueva una guía educativa que “enseñe” a masturbarse desde los 3 años. Y, lo superlativamente asqueroso e inhumano, es que se atrevieron a proponer imágenes que explican aberraciones sin precedentes. Cuán importante es meditar hoy en esta Palabra:
“Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado” (Salmo 1, RVR60).

“El 25 % de los niños de entre 12 y 13 años ven porno. Dicha cifra se eleva al 66 % entre los jóvenes de 16 y 18 años, según un estudio”. (Vía ABC.ES). ¿Usted puede calcular en cuánto aumentaría esta cifra, si los niños son enseñados a masturbarse desde los 3 años en los centros de estudios? Esto tiene que parar, no es correcta la sexualización de la infancia. No es nada civilizado destruir a quienes deben ser formados respetando sus procesos cognitivos.
Los buenos siempre serán bendecidos, mas no los malos. Son seres malvados quienes desean a toda costa abusar de los niños y niñas. Es un gravísimo error que el mundo se quede callado ante semejante aberración. Se debe imitar la acción de los juristas españoles que sin medias tintas consideran que “el programa ‘Coeduca’t’ «viola el derecho fundamental a la protección de la juventud y la infancia, y el derecho de los padres a decidir sobre la educación de sus hijos»”. (Vía ABC.ES).
Podemos gritar: “¡Con nuestros hijos no se metan!”; sin embargo, debemos ir más allá en formación y protección de los niños. No es solo hacer un programa sentimental desde las iglesias, tienen que existir en las congregaciones personal formado y evaluado para cumplir la misión de cuidado a los más pequeños y vulnerables. ¿Usted conoce cuántos niños, adolescentes y jóvenes son violentados en retiros, campamentos, etc.? ¿Alguien vigila los aseos de las congregaciones? ¿Sabes si ese líder es un depredador sexual? ¿Por qué los pastores siguen aceptando a las fulanas pijamadas? Después de ministrar tantos años, hemos escuchado testimonios de adultos que fueron abusados cuando eran unos niños porque nadie estuvo atento dentro de la organización… no es tiempo de relajo, ni de relajarse cuando se planifican los eventos que con buena intención o revelación se planifican. ¿Entendemos el llamado que tenemos, Iglesia? El abuso avanza porque el diablo está dentro de la iglesia predicando y los santos haciendo silencio porque no quieren ofender a este. Asimismo, porque los verdaderos ungidos viven tan ocupados en congresos y actividades de su congregación que no ven cómo la serpiente se pasea como perro por su casa.

Artículo anteriorLa conciencia universal…
Artículo siguienteLa oración trae la gloria de Dios
Licenciado en Educación Integral, pastor, comunicador, locutor, poeta y escritor; combina estupendamente su labor docente con su pasión por la locución y producción de radio y televisión desde 1993. Su voz identifica a diversos medios de comunicación en Venezuela y otros países. Ha escrito dos obras literarias (Vivan las flores que lloran y El alma del emigrante). Es consejero familiar junto a su esposa con quien tiene dos hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí