Cristo revelado a los buscadores de la verdad en el Medio Oriente

0
58
“Encontré la señal de la cruz en su mano y le pregunté si era cristiano, y me dijo: ‘Yo soy Cristo’”, le dijeron en un sueño / Imagen referencial de Freepik

Su búsqueda finalmente los llevó a un hombre cristiano en el Líbano, y a través de sus conversaciones con él, descubrieron la verdad sobre el Jesús del que Saif se había enterado por el soldado estadounidense

(Christian Aid).-

El día que ISIS entró en la ciudad siria en la que vivían Saif (nombre cambiado por medidas de seguridad) y su esposa, supieron que sus vidas habían cambiado para siempre. La violencia y los asesinatos bárbaros se convirtieron en algo común bajo una forma brutal de la ley islámica, y la pareja musulmana casada hizo todo lo posible para esconderse de los soldados que rondaban las calles. Pero estaban viviendo en tiempo prestado, y un día, llamaron a su puerta. Cuando Saif lo abrió, se encontró cara a cara con un grupo armado que le exigió que donara a su causa o que se ofreciera como voluntario para luchar. Él se negó a hacer ninguna de las dos cosas, y lo metieron en la cárcel.
Por algún milagro, la esposa de Saif escapó al Líbano durante su detención, pero Saif no tuvo esa oportunidad. Fue torturado y, en medio de esta pesadilla, comenzó a creer que su religión, el Islam que había seguido fielmente y al que ISIS también afirmaba ser fiel, no podía ser de Dios. “Empecé todas las noches a rezar en mi corazón y a decir si hay un Dios en esos cielos, sácame de aquí y muéstrate a mi mismo”, dijo más tarde.
Una noche, las fuerzas de la coalición bombardearon la ciudad y los prisioneros, incluido Saif, fueron liberados. Pero muchos murieron en los combates, y Saif resultó herido y cayó inconsciente. Cuando despertó, se encontró rodeado de soldados estadounidenses que le daban primeros auxilios. “Jesús te salvó en este día”, le dijo uno de los soldados. Saif no entendió del todo lo que quería decir el soldado, pero no olvidó las palabras que pronunció. Más tarde, cuando Saif se reunió con su esposa en el Líbano y le contó su historia, se comprometieron a buscar a este Jesús que, según el soldado estadounidense, le había salvado la vida.

BUSCANDO A JESÚS, ENCONTRANDO A CRISTO

Su búsqueda finalmente los llevó a un hombre cristiano en el Líbano, y a través de sus conversaciones con él, descubrieron la verdad sobre el Jesús del que Saif se había enterado por el soldado estadounidense. El hombre cristiano le dio a Saif y a su esposa una Biblia y pronto entregaron sus vidas a Jesucristo. Ahora han emigrado a otro país del Medio Oriente, donde dirigen una iglesia doméstica en una comunidad llena de personas de su misma cultura y predican las buenas nuevas del evangelio, hablando a otros de Jesús el Cristo, Hijo de Dios, quien salvó la vida terrenal de Saif y le dio la bienvenida a la salvación eterna.

CRISTO REVELADO EN UN SUEÑO

El testimonio de Saif y su esposa es sólo uno de los muchos en los que Cristo se ha dado a conocer a aquellos desesperados por encontrarlo. En una ciudad de Oriente Medio, Mahdi (nombre cambiado por medidas de seguridad) recorrió el festival anual de primavera, buscando entre las muchas cabinas una que le habían ordenado encontrar en un sueño la noche anterior. “En mi sueño, alguien me despertó del sueño y me dijo que fuera a este festival y allí obtendría un libro que contenía respuestas importantes a mis preguntas”, dijo.
Pero lo que capturó la atención de Mahdi en su sueño más que cualquier otra cosa fue el símbolo que vio en el brazo del hombre soñador. “Encontré la señal de la cruz en su mano y le pregunté si era cristiano”, dijo Mahdi. “Y él me dijo: ‘Yo soy el Cristo’”.
En el sueño de Mahdi, el hombre, Cristo, le indicó que caminara en una dirección específica una vez que llegara al festival. Mientras Mahdi seguía esas instrucciones, tropezó directamente con una pequeña mesa de libros vigilada por obreros cristianos de un ministerio local.
“¿Crees que este es el lugar al que Cristo me envió?”, Mahdi preguntó a los obreros cristianos después de haberles contado su sueño. “Las palabras fueron claras y el mensaje fue claro”.
“Dios te ama y te llama a la salvación”, le dijeron los obreros en respuesta. Compartieron el evangelio con él y le regalaron una Biblia, que Mahdi supo de inmediato como el libro que le habían ordenado encontrar en su sueño.
Mahdi entregó su vida a Cristo ese día sin dudarlo, porque cuando su alma se llenó de preguntas, Jesús le proporcionó una manera de encontrar las respuestas. Sabía que en su sueño había estado en la presencia del Señor Dios Todopoderoso.
Es a través del apoyo y el aliento de los trabajadores cristianos como aquellos que compartieron el evangelio con Saif y Mahdi que los musulmanes eligen dejar sus creencias islámicas tradicionales en obediencia a Cristo.◄

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí