Home / Opinion / El deseo incumplido de Dios, Fernando Regnault

El deseo incumplido de Dios, Fernando Regnault

El anhelo de Dios es salvar y bendecir a su creación, pero el Señor no puede pasar por encima del libre albedrío del ser humano

/ Freepik

“¡Oh, si hubieras atendido a mis mandamientos! Fuera entonces tu paz como un río, y tu justicia como las ondas del mar” (Isaías 48:18).
Es casi impensable que Dios el Todopoderoso tenga un deseo que no haya sido hecho realidad. Sin embargo, es así, porque el anhelo de Dios es salvar y bendecir a su creación, pero el Señor no puede pasar por encima del libre albedrío del ser humano. Por esta razón, el Señor ha hablado al hombre de múltiples maneras, y además ha entregado lo más valioso, su Hijo Unigénito. La naturaleza de Dios es dar, porque todo lo que Él creó, requiere de su esencia para subsistir, pero esa esencia sólo llegará a través de la comunión con Dios.
Pero el Señor nunca pasará tampoco por encima de su justicia, los pecadores no estarán en su presencia, cada pecado tiene que ser perdonado o castigado. Las multitudes irán al infierno, no por la voluntad de Dios, sino que ya todo el mundo está condenado, cada uno por su pecado. En otras palabras, la gente no irá al infierno como castigo por rechazar a Cristo, sino que Dios envió a Jesús para salvar a la humanidad de la condenación, y el mundo prefiere seguir sus propios caminos a la perdición.
Dios nos da la figura de nuestro Padre, pero esta comparación tiene que guardar su distancia del concepto terrenal que muchos tienen de un padre. Los padres terrenales, pueden no darle importancia a nuestros errores y faltas, pero esto no ocurrirá con Dios. El pecado es tan grave para Dios, que mandó a su propio Hijo a la más terrible muerte. No sufrió Cristo tanto en la cruz para ser condescendiente con el pecado. Cristo no murió por una iglesia pecadora, Él vendrá por una iglesia santa, columna y baluarte de la Verdad. En aquel día muchos dirán al Señor Jesús, “en tú nombre echamos fuera demonios, sanamos los enfermos”, el Señor responderá, “nunca os conocí”.
Vivamos conforme a Su Voluntad, para que no seamos parte de esos “muchos” condenados.
¡Dios te bendiga!!!

Fernando Regnault
Maestro de la Palabra
www.abcdelabiblia.com

About Verdad y Vida

Check Also

La Biblia no contiene la Palabra de Dios, sino que es la Palabra de Dios, Fernando Regnault

Líderes que se han dejado contaminar por el diablo, dicen que la Biblia contiene la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *