Home / Internacionales / Ex satanista se convirtió al cristianismo después de ser llevado al infierno

Ex satanista se convirtió al cristianismo después de ser llevado al infierno

“La iglesia en general piensa que Satanás es una fantasía, pero Jesús nunca se tomó al diablo a la ligera… Jesús se enfrentó al diablo, Jesús derrotó al diablo”, dijo John Ramírez

John Ramírez: “La santería es una religión ocultista, demoníaca, yo diría que uno de los niveles más altos de brujería en el planeta, en el mundo… La santería significa ‘culto a los santos’, pero esa no es la realidad; es culto a los demonios” / Cortesía Programa “Es sobrenatural”

(Noticias CBN).-

“Morí en mi apartamento, abandoné mi cuerpo y acabé en un tren que iba al infierno”.
Así describe el ex satanista John Ramírez los impactantes momentos que en 1999 precedieron a su decisión de abandonar el ocultismo y abrazar a Jesús.

ENCUENTRO CON EL DIABLO

Ramírez recordó otros sucesos previos a su conversión, entre ellos una discusión con Dios y proclamó que “nunca sería cristiano”, ya que entonces veía al diablo como una “figura paterna” que llenaba un vacío que sentía por la ausencia de su propio padre terrenal.
“Nunca te seguiré”, recuerda Ramírez haberle dicho al Señor. “Mi papá, el diablo, es más grande que tú, más fuerte que tú y mejor que tú”.
Dijo que desafió a Dios a mostrar por qué Él es más poderoso que Satanás -y fue entonces cuando experimentó lo que describió como un tren al infierno, una experiencia que supuestamente se desarrolló mientras estaba en un sueño profundo.
“Era un tren real, con destino al infierno, lleno de gente”, dijo. “No podías ver las caras”.
Ramírez dijo que bajó del tren, pisó tierra y experimentó lo impensable.
“Cuando llegas al infierno, el tormento, el miedo”, dijo; describiendo estos atributos como si una pitón pusiera una camisa de fuerza a sus víctimas. “El infierno no se parece en nada a la Tierra”.
Ramírez dijo que atravesó los portales del infierno y que el diablo emergió y comenzó a lanzar amenazas.
“[Me] dijo: ‘Tengo que matarte, porque conoces todos los secretos de mi reino y vas a contarle a la humanidad cómo los atrapé0”, relató. “Yo estaba en el nivel más alto de las sombras de lo demoníaco. Me sentaba y hablaba con el diablo como estoy hablando contigo: toda la noche”.
A partir de ahí, Ramírez describió su huida por el infierno antes de encontrarse de nuevo con Satanás, que de repente tenía cuernos y alas -una desviación de la forma en que había visto al diablo en el pasado. Fue entonces cuando vio una cruz y el símbolo entró en contacto con Satanás.
En un instante, Ramírez dijo que estaba de regreso en su cuerpo.
“Volví a mi cuerpo como un rayo, o como si estuviera en la UCI y alguien me diera unas paletas eléctricas en el pecho”, señaló. “Volví vivo de nuevo, y por eso entregué mi vida a Jesús”.

LAS RAÍCES DEL OCULTISMO

Ramírez, autor de “Fire Prayers” creció en Nueva York en el seno de una familia que practicaba la santería, una religión sectaria.
“La santería es una religión ocultista, demoníaca, yo diría que uno de los niveles más altos de brujería en el planeta, en el mundo”, dijo. “La santería significa ‘culto a los santos’, pero esa no es la realidad; es culto a los demonios”.
Ramírez explicó que esas prácticas ocultistas se remontaban a tiempos muy lejanos en su familia, aunque fue una lectura de cartas del Tarot al principio de su vida lo que pareció impulsar a su viaje al abismo.
“Mi tía era una bruja de alto rango”, recuerda. “Un día se dirigía a casa de la adivina y mi madre la acompañaba para hacerle compañía. Pero cuando llegamos allí, el ambiente cambió porque la bruja se centró en mí, y le decía a mi madre: ‘Veo estas cosas con tu hijo; si no hace una ceremonia en 30 días, va a perder la vista’”.
Su madre, temerosa de este desenlace, realizó la ceremonia a su hijo. Ramírez, que entonces tenía 8 años, fue introducido en la santería, donde pasó décadas adoptando ideas y prácticas ocultistas, y rituales que le llevaron cada vez más al reino demoníaco.
“No sentía ningún respeto por Dios”, afirma. “Satanás era Dios para mí, y para mi Dios estaba en algún lugar del universo… cuidando del pueblo cristiano”, dijo Ramírez.
Las raíces del comportamiento ocultista eran mucho más profundas, y Ramírez dijo que su padre, al que dispararon y mataron cuando era joven, era un “médico brujo” que también estaba “metido en el satanismo”.
Tras la muerte de su padre, recogió el testigo de sus actividades y se adentró en el abismo espiritual. Dichosamente, finalmente pudo dejarlo todo por Cristo.

LA OPINIÓN DE RAMÍREZ SOBRE LA IGLESIA

Ramírez, que desde entonces ha pasado años tratando de convertir a la gente a Jesús, dijo que la iglesia de hoy no maneja el mal de la manera apropiada, citando debilidades perjudiciales que a menudo llevan a la gente por mal camino.
“La iglesia en general piensa que Satanás es una fantasía”, dijo. “Creen que es sólo un dibujo animado de los sábados por la mañana, pero Jesús nunca se tomó al diablo a la ligera… Jesús se enfrentó al diablo, Jesús derrotó al diablo”.
Ramírez espera que “Fire Prayers” anime a los cristianos a usar la oración para combatir al diablo.◄

About Verdad y Vida

Check Also

COICOM presentó su edición Ecuador 2024

“La propuesta para este año es ahondar en las nuevas tecnologías”, según mencionó Arnold Enns, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *