Home / Opinion / ¡Ganarás! Harold y Mileidy Paredes

¡Ganarás! Harold y Mileidy Paredes

¡Ganarás!, ¡ganarás! Porque Él ganó por todos, los demonios podrán venir contra ti; sin embargo, en la cruz Él ganó de forma contundente

/ Freepik

“Unos confían en sus carros de combate, otros en sus caballos; pero nosotros confiamos en el nombre del SEÑOR nuestro DIOS” (Salmo 20:7. PDT).
“Batach” (Strong #982), es un verbo en hebreo que significa: confiar, tener confianza, seguro. El salmista dijo: “…pero nosotros confiamos en el nombre del SEÑOR nuestro DIOS”. Sin atisbo de dudas, todo aquel que confiadamente se acerca al Eterno recibe respuesta; un corazón contrito y humillado jamás será rechazado por Él.
Ciertamente, usted y nosotros tenemos luchas constantes día tras día, esas horas de batallas nos hacen mejores personas, no existe tribulación en la vida que no generé en nuestro ser una genuina transformación, pasamos de seres insípidos a hijos e hijas con una salinidad que conserva y provoca renovación en los demás. Indudablemente, el Espíritu Santo de DIOS tiene mucho que ver en el nuevo hombre interior que se hace visible ante los ojos de cualquiera en el mundo.
Tenemos que estar seguros que ganaremos todas las situaciones que enfrentemos, sean naturales o espirituales. Amados y amadas del Altísimo, confiemos, encaremos esa vicisitud en el nombre que es sobre todo nombre, Jesucristo de Nazareth. Sea escasez, enfermedad, injuria, violencia intrafamiliar o laboral, pérdida del ser amado; respira una y otra vez, cálmate ya, cuando respiramos e invocamos al DIOS de Israel, el mismo de la Biblia, Él vendrá por nosotros, Él siempre trae respuestas y nunca nos abandona porque Él no sabe qué es perder.
¡Ganarás!, ¡ganarás! Porque Él ganó por todos, los demonios podrán venir contra ti; sin embargo, en la cruz Él ganó de forma contundente… “anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz” (Colosenses 2:14-15. RVR60). Dilo y cree: “¡Ganaré en el nombre de JESUCRISTO! Porque al hacer su voluntad, no hay fiel que sea vencido por un diablo bandido”.
¡Sonríe, Cristo ganó por ti!

Harold y Mileidy Paredes
Pastores
haroldwjparedes@gmail.com

About Verdad y Vida

Check Also

Primeros principios de la economía bíblica (37 y 38), Vladimir Martínez

37.Afirmamos que los receptores apropiados del dar caritativo son aquellos que son incapaces de proveer …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *