Home / Opinion / Generaciones, Eduardo Padrón

Generaciones, Eduardo Padrón

Lo que está claro es que cada generación en su desarrollo muestra dejadez por los valores que les dieron solidez a las anteriores y abraza otros con tintes consensuales y relativos

“Hay generación que maldice a su padre Y a su madre no bendice. Hay generación limpia en su propia opinión…” (Proverbios 30:11-14).
Comentaba con un amigo lo que sucede con cada generación que va dejando valiosas enseñanzas que ya no se ven en las siguientes. ¿Una degradación en progreso?
El paralelismo es interesante con nuestra cita. Una lectura rasante nos presenta varias generaciones distintas que lucen inconexas. Sin embargo, están bien conectadas por el hilo fino de una descomposición en progreso. La primera maldice a sus padres, la segunda es inmoral y auto engañada, la tercera es engreída, considerándose mejor que todos y la última es insensible y explotadora de pobres y desvalidos. Igual que hoy cada una tiene algo que la distingue.
En la antigüedad, después de la muerte de Josué y su generación se levantó otra “que no conocía a Jehová” (Jueces 10); Jesús calificó a la generación de su época como “incrédula y perversa” (Mateo 17:17); Juan el Bautista la llamó “generación de víboras” (Lucas 3:7) y Pablo la tildó de “maligna” (Filipenses 2:15).
Lo que está claro es que cada generación en su desarrollo muestra dejadez por los valores que les dieron solidez a las anteriores y abraza otros con tintes consensuales y relativos. Hoy crece una generación despreciativa que no responde a su extravío. El mundo se tambalea pues laceran sus bases. Se propone un nuevo orden que sigue el mismo método de dejar atrás lo que considera un lastre. El comienzo es una “niñez impía” (Kidner) para terminar en corrupción, orgullo, irrespeto e insensibilidad.
Ante un cuadro tan poco halagüeño, la esperanza sigue siendo el evangelismo y el discipulado (Mateo 28:20). Una buena enseñanza y un modelaje honesto promoverá una niñez sana y una generación que ya no deje lo mejor en el camino. Piénselo.

Eduardo Padrón
Pastor, comunicador y escritor
edupadron@gmail.com

About Verdad y Vida

Check Also

El resentimiento te duele más que a nadie, Rick Warren

Cuando cedes al resentimiento, terminas actuando de manera autodestructiva. Te lastimas mucho más que a …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *