Jesús el inclusivo, Otoniel Font

0
3
Aunque no encajes en el mundo, encajas en lo que Dios tiene para ti / Pinterest

Jesús era tan inclusivo, y su relación con Jesús es inclusiva y exclusiva. En otras palabras, Dios incluye a todos, pero después de que te incluye, tienes que ser exclusivo

¿Qué quiero decir cuando hablo de qué Jesús era inclusivo? Se trata de que Él era capaz de reconocer al rico, al pobre, al bueno y al malo. Esperaba que el poder del Espíritu Santo pudiese tener la capacidad de mantener los corazones nobles y de transformar los que necesitaban ser cambiados
Aquí hemos sabido dejar todas esas cosas a un lado y decir: en esta mesa cabemos todos. Porque cuando nosotros nos conectamos en el plan y el propósito de Dios para nuestra vida, es con Él con quien encajamos. Es con Él con quien realmente podemos conectarnos.
Mira, Jesús era tan inclusivo, y oiga bien, en el día de hoy la relación con Jesús es inclusiva y exclusiva. En otras palabras, Dios incluye a todos, pero después de que te incluye, tienes que ser exclusivo. No puedes tener dos dioses más. Aquí incluyo a todos, pero no puedes servir a otro dios. O es conmigo o con el mundo, pero aquí caben todos.
Y mira si Jesús era tan inclusivo que tenía a un discípulo llamado Simón el Zelote. ¿Quién era Simón el Zelote? La palabra “zelote” describía a un grupo de personas que querían ver caer al Imperio Romano. Estos tipos andaban con la espada en la mano para tumbar el Imperio Romano. Todo lo que fuera Imperio Romano, ellos decían: “Esta gente hay que acabarla, hay que derrocar este gobierno”. Eran gente apasionada, ¿ok?
Entonces, a Jesús se le ocurre la buena idea de, entre los doce, llamar a un publicano que era un judío que cobraba los impuestos para el Imperio Romano. Entonces, llama a Mateo, que era un contable publicano, y lo sienta en la misma mesa. Así que Él dice: “En mi grupo tengo a un pnp, a un popular, dos que se quieren matar”. ¿Me explico?
Mira, hermano, óigame bien: Dios no es popular. Definitivamente, no es Victoria Ciudadana, pero tampoco Dios es Proyecto Dignidad y tampoco Dios es independentista. Seamos honestos, y cada cual aquí puede creer lo que quiera en ese sentido. Dios, y eso creo que es lo grande que ha hecho nuestra iglesia a través de los tiempos, aquí se puede sentar un pnp, un popular. Aquí puede venir alguien humilde, sentarse en la silla de al frente, y alguien rico sentarse en la fila del centro o en la fila de atrás. Aquí se puede parquear un carro humilde o económico, como usted le quiera llamarlo, al lado de uno caro. Y aquí nadie está mirando eso, lo mira el mundo allá afuera.
Aquí hemos sabido dejar todas esas cosas a un lado y decir: en esta mesa cabemos todos. Porque cuando nosotros nos conectamos en el plan y el propósito de Dios para nuestra vida, es con Él con quien encajamos. Es con Él con quien realmente podemos conectarnos.
Ha sido, yo creo, lo grande de la iglesia, y lo que quiero es que tú entiendas que no importa lo que pienses, tu condición, tu situación, en la mesa del Señor siempre tienes espacio. Por supuesto que sí, y esa debe ser nuestra mentalidad. No debes dejar de vivir lo que Dios te llamó a hacer simplemente porque piensas que no encajas.
Si fuiste llamado como John Raham a ganar el Augusta National y a que te pongan el jacket verde, aunque hayas nacido con los pies torcidos, sal todos los días a hacer lo que tienes que hacer. Aunque no encajes en el mundo, encajas en lo que Dios tiene para ti. Así se es más fuerte.
El día que el mundo entienda eso, y el día que nosotros entendamos eso, pues mira, esto será diferente. Y la iglesia tiene que comprenderlo.

 Otoniel Font
Pastor, escritor y conferencista

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí