Justificando el pecado, Teófilo Segovia Salazar

0
11

Cuando se analizan las acciones de Saúl y David, reyes de Israel, inmediatamente se percibe que el pecado de David fue mucho más grave que el pecado de Saúl. David mandó a matar a Urías para quedarse con su mujer Betzabeth. Saúl recibió la orden de destruir a los amalecitas y cumplió la orden a medias. De allí que muchos no logran entender por qué Saúl fue desechado por Dios mientras que David fue considerado un hombre conforme a su corazón.
Sin embargo, cuando David es confrontado por su horrible proceder, de inmediato reconoce su pecado, se humilla y pide misericordia al cielo. Mientras que Saúl cuando es amonestado por su obediencia a medias, entabló un debate con el profeta Samuel en el cual justificaba su pecado, argumentando que lo que había hecho era mejor que lo que Dios le había ordenado.
Jesús está dispuesto a perdonar toda persona que haya cometido cualquier pecado, por más grave que sea. Pero quien asuma una actitud arrogante y justifique sus malos procederes, al igual que Saúl, será desechado por Dios.
Dios te bendiga.

Teófilo Segovia Salazar
Pastor y comunicador

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí