La confianza pública de los pastores alcanza un nuevo mínimo histórico

0
20
En 1985, el 67 % de los estadounidenses calificaron a los pastores como altos o muy altos en honestidad y ética; en 2023 sólo el 32 % los califica bien / Freepik

Por primera vez en la historia de la encuesta de Gallup, menos de un tercio de los estadounidenses confían en la honestidad y los estándares éticos de los pastores

En 1985, el 67 % de los estadounidenses calificaron a los pastores como altos o muy altos en honestidad y ética; en 2023 sólo el 32 % los califica bien / Freepik

(Aaron Earls – Lifeway).-

Cuando los pastores hablan con personas en sus comunidades, es posible que tengan que superar una desconfianza inicial. La encuesta de Honestidad y Ética 2023 de Gallup encontró que las calificaciones de casi todas las profesiones medidas son más bajas que en los últimos años. Y unos pocos, incluidos los pastores, alcanzaron mínimos históricos.
La confianza en el clero cayó por cuarto año consecutivo, cayendo al 32 %, frente al 34 % del año pasado. El porcentaje que dice que los pastores tienen niveles altos o muy altos de honestidad y ética cayó por debajo de un tercio de los estadounidenses por primera vez en la historia de la encuesta de Gallup.
Menos de la mitad (45 %) cree que los pastores tienen estándares promedio de honestidad y ética, mientras que 1 de cada 5 (20 %) dice que esos estándares son bajos o muy bajos.
A pesar de la disminución significativa, los pastores todavía se ubican en el medio del grupo entre las profesiones encuestadas, debido en parte a la caída de la confianza en todos los ámbitos. De las 22 profesiones evaluadas tanto en 2019 como en 2023, 21 tienen niveles más bajos de adultos estadounidenses que dicen que las personas en esas profesiones tienen estándares altos o muy altos de honestidad y ética.
Actualmente, los que están en el campo de la medicina son los más confiables. Las enfermeras (78 %) son la profesión en la que es más probable confiar, seguidas de los veterinarios (65 %), los ingenieros (60 %), los dentistas (59 %), los médicos (56 %) y los farmacéuticos (55 %). Los roles menos confiables incluyen oficiales de policía (45 %), maestros universitarios (42 %), psiquiatras (36 %), quiroprácticos (33 %) y clérigos (32 %).
Los pastores ocupan un lugar más alto que otras 12 profesiones incluidas en la encuesta de 2023, incluidos los líderes sindicales (25 %), los periodistas (19 %), los ejecutivos de negocios (12 %), los senadores (8 %) y los miembros del Congreso (6 %), la profesión peor clasificada.

DESCENSO HISTÓRICO

Anteriormente, una amplia mayoría de los EE.UU. tenía a los pastores en la más alta estima. En 1985, el 67 % de los estadounidenses calificaron a los pastores como altos o muy altos en honestidad y ética. Después de caer un poco a finales de la década de 1980, las calificaciones de los pastores se mantuvieron claramente por encima del 50 % durante la década de 1990, incluso volviendo a subir al 64 % después del ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001.
A principios de 2002, sin embargo, The Boston Globe informó sobre el escándalo de abuso sexual que involucraba a sacerdotes católicos romanos y los encubrimientos posteriores. En los años siguientes, se expusieron informes adicionales de abuso sexual en otras denominaciones y grupos cristianos. La percepción pública de los pastores comenzó a agriarse.
La última vez que la mayoría de los estadounidenses creyó que el clero tenía altos o muy altos estándares de honestidad y ética fue en 2012. Con la excepción de 2019, la calificación de los pastores ha disminuido cada año desde 2012. Los últimos tres años han sido cada uno de los más bajos hasta ese momento.
Además de los pastores, los farmacéuticos (55 %), los periodistas (16 %), los senadores (8 %) y los miembros del Congreso (6 %) alcanzaron mínimos históricos en 2023.

CIRCUNSTANCIAS ACTUALES

Bajo el aumento general de la desconfianza, algunos grupos demográficos tienen menos confianza en los pastores que otros.
Las mujeres (31 %) son menos propensas que los hombres (34 %) a calificar altamente la confiabilidad de los pastores. Los estadounidenses no blancos (25 %) confían menos en el clero que los estadounidenses blancos (37 %). Los políticos independientes (26 %) ven la honestidad de los pastores de manera menos favorable que los demócratas (36 %) o los republicanos (38 %).
En términos generales, los pastores tienen más barreras de confianza con los estadounidenses de bajos ingresos y aquellos con menos educación formal. Es posible que los pastores en esos contextos tengan que trabajar más duro para construir confianza relacional, ya que se enfrentarán a un escepticismo inherente.
Menos de una cuarta parte de los que tienen un diploma de escuela secundaria o menos (24 %) dicen que los pastores tienen una honestidad alta o muy alta. El mismo porcentaje (24 %) dice tener niveles bajos o muy bajos. Aquellos con algún grado universitario (34 %) o graduados universitarios (39 %) son más propensos a dar a los pastores calificaciones más altas por su ética.
Mientras tanto, aquellos que tienen un ingreso familiar de menos de 50.000 dólares son un poco menos propensos a decir que los pastores tienen niveles altos o muy altos de honestidad (25 %) que a calificar a los pastores como bajos o muy bajos (26 %). Aquellos con más ingresos son más propensos a creer que los pastores son dignos de confianza, incluidos aquellos con un ingreso familiar anual de 50.000 dólares a 100.000 dólares (31 %) y aquellos que ganan más de 100.000 dólares (43 %).

CONFIANZA GENERACIONAL

La confianza entre las diferentes generaciones pinta un panorama más complicado. Como ha sido en los últimos años, los estadounidenses mayores son los más propensos a ver a los pastores como dignos de confianza, aunque ese número también está disminuyendo. En 2022, el 38 % de las personas de 55 años o más califican a los pastores como altos o muy altos en su honestidad y ética, frente al 46 % en 2022.
Los adultos de mediana edad, los de 35 a 54 años, cayeron del 30 % en 2022 al 24 % en 2023. Sin embargo, entre los adultos jóvenes, hubo un salto significativo del 20 % en 2022 al 30 % en 2023.
Ha habido otros aumentos de un año entre los grupos demográficos de edad en los últimos años, pero este marca el primer aumento entre los adultos jóvenes en al menos los últimos cinco años y el mayor salto en cualquier grupo de edad durante ese tiempo. No hay forma de establecer si el aumento del índice de confianza entre los adultos jóvenes es una tendencia, pero es algo que hay que marcar y observar en el futuro.◄

—–

Aaron es el escritor senior de Lifeway Research.
Profundiza en Lifeway.com
Publicado originalmente por research.lifeway.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí