La manipulación del “Dios me dijo…”

0
1
Es importante saber que tenemos que pasar por el filtro de la Palabra toda profecía, revelación o sueño / Freepik

Hay demasiada gente usando esta manipulación, aún desde el púlpito, un “Dios me dijo” tiene tanto valor como la Biblia

“El profeta que tuviere un sueño, cuente el sueño; y aquel a quien fuere mi palabra, cuente mi palabra verdadera. ¿Qué tiene que ver la paja con el trigo? dice Jehová” (Jeremías 23:28).
Hay muchos creyentes que por espirituales se hacen mentirosos, tergiversando las cosas. Conocí a un hombre de Dios, que para conseguir lo que quería, usaba la expresión: “Dios me dijo”. Al decir eso, ya no había espacio para decir otra cosa, si Dios dijo ¿quién va a decir otra cosa? Es un tipo de manipulación, que usan muchas personas dentro de la iglesia; si Dios les dijo, los pastores hacen lo que quieren, los creyentes no tienen que dar más explicaciones. Hay demasiada gente usando esta manipulación, aún desde el púlpito, un “Dios me dijo” tiene tanto valor como la Biblia.
No quiero decir que Dios no hable, tenemos un Dios vivo que habla, revela y profetiza, yo he oído varias veces la voz audible de Dios, también he oído su voz con mucha claridad en mi mente, también he tenido la convicción en mi corazón de lo que he de hacer. Parafraseando nuestro texto inicial podemos decir: El profeta que reciba un sueño, diga que fue un sueño, el que reciba una palabra hablada, diga Dios me dijo, el que tenga un sentir en su corazón, diga que es un sentir. Hoy día los que en su mente piensan, que una cosa debe hacerse de una manera u otra, dicen: “Dios puso en mi corazón” o “Dios me dijo”, cayendo en la mentira.
Este tipo de cosas pasaba en la iglesia primitiva, y la profecía era menospreciada por muchos, porque llamaban profecía a lo que no era y Dios me dijo, cuando Dios no había hablado, Pablo tuvo que escribir: “No menospreciéis las profecías. Examinadlo todo; retened lo bueno” (1ª Tesalonicenses 5:20-21).
También es importante tomar en cuenta que el diablo también profetiza, y da palabra, sueños, revelaciones, para confundir a los hijos de Dios. Así que es pecado decir, “Dios me dijo”, si el Señor no ha hablado, también está mal decir “Dios me dijo” si lo que tuvo fue un sueño. El Señor dice a los que hacen esto: “¿Qué tiene que ver la paja con el trigo? dice Jehová”. También es importante saber que tenemos que pasar por el filtro de la Palabra toda profecía, revelación o sueño, teniendo muy claro que nada puede estar por encima de la Palabra escrita, la Biblia.
¡Dios te bendiga!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí