Home / Opinion / La mujer madon, Harold Paredes Olivo

La mujer madon, Harold Paredes Olivo

La mujer ‘madon’ es aquella rencillosa o iracunda

“Mejor es morar en tierra desierta que con la mujer rencillosa e iracunda” (Proverbios 21:19. RVR1960).
Aclaramos que esto no tiene nada que ver con machismo o feminismo. Esta enseñanza va más allá; no es una pretensión ideológica, sino la continuación de nuestra misión, somos predicadores de buenas nuevas. Además, es oportuno el tema para ayudar a quienes están hiriendo a seres amados sin darse cuenta o sabiéndolo.
La mujer ‘madon’ es aquella rencillosa o iracunda. Esta palabra hebrea (Strong #4066) define al tipo de mujer que no está en paz día tras día, minuto a minuto, segundo a segundo. En si, no es usted, sino otra, ¿cierto? En este artículo hablamos de la mujer que entra en su concurso de pelea diaria para sentirse feliz. Esta lleva guantes de boxeo en sus manos y una cerbatana en su boca para lanzar dardos mágicos y envenenados.
¿Y cuándo hablarán de los hombres maltratadores? ¡Tranquilas o tranquilos!, llegará su tiempo, no es una competencia. Queremos escribir sobre aquellos temas que nos sugieren nuestros lectores o consideramos necesarios para la temporada que vivimos.
¿No soportas a esa mujer? ¿Por qué ella es rencillosa? ¿Estás pensando vivir solo?
Es oportuno que los hijos, el esposo y la familia en general ofrezca otra oportunidad a quien les ha causado dolor día tras día por no medir sus palabras. Si ella es iracunda, es bueno saber el porqué de su actitud, y de esa manera coadyuvar en su transformación. Aún no es tiempo de irse de casa o ir a por la soledad; ella cambiará, el amor en ti logrará que esa chica madon sea otra manifestación de paz en el hogar.
Esta verdad es latente en el mundo: “Como zarcillo de oro en el hocico de un cerdo es la mujer hermosa y apartada de razón” (Proverbios 11:22. RVR1960). Aunque veamos a mujeres con reacciones casi infernales; todo en ella puede cambiar en el nombre de JESUCRISTO.
La mujer rencillosa tiene sus días contados por tanta amargura porque no tiene razón; no así, aquella que sabe controlar la ira, o expresa con sabiduría toda la incomodidad que siente. Les recordamos que estamos hablando de mujeres que han destruido su hogar por ser un incordio continuo.
Nuestras abuelas le colocaban un alambre con puntas en el hocico a los cochinos para que no escarbaran en el patio. El alambre hacía de aislante, el animal sentía dolor al tener algo que lo pinchaba cada vez que intentaba hollar; por cierto, estos huecos eran peligrosos para un pie y, el patio parecía la luna por los cráteres que dejaban al tener el hocico limpio. Así mismo es la mujer madon, no mide las consecuencias de sus actos.
Por ello, el proverbista escribió: “Mejor es vivir en un rincón del terrado que con mujer rencillosa en casa espaciosa” (Proverbios 21:9. RVR1960).
Hoy es el día que toda mujer rencillosa deje de convertir su hogar en un desierto. Usted, mujer hermosa que pelea por todo; reflexione. Salga del lodo, sea libre, y no una mujer madon. Haga de su hogar un manantial de alegría, y cuando vaya a reclamar, hágalo con paciencia y mucha sabiduría.

Harold Paredes Olivo
Pastor, comunicador y autor
haroldwjparedes@gmail.com

About Verdad y Vida

Check Also

El resentimiento te duele más que a nadie, Rick Warren

Cuando cedes al resentimiento, terminas actuando de manera autodestructiva. Te lastimas mucho más que a …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *