Home / Opinion / La próxima pandemia, Harold y Mileidy Paredes

La próxima pandemia, Harold y Mileidy Paredes

La próxima pandemia está en pleno desarrollo, y usted, ¿qué hará para salvar a los que se irán? El denuedo de la Iglesia es vital para la vida de la humanidad. El fuego consumirá a “las famosas e intocables élites”

La próxima pandemia será una mutación de muchas; esa satánica acción final no hará mella en los cristianos / Freepik

¿Cuál será la próxima pandemia?, ¿dónde empezarán las muertes o las locuras? ¿quién será el próximo premio Nobel en medicina?, ¿qué objetivos perseguirá el confinamiento? ¿Cuándo se vivirá?, y ¿quiénes sufrirán y quedarán con secuelas? Usted vive en libertad hoy; sin embargo, se acerca la construcción de la cárcel más grande que haya existido en el mundo, podría ser algo parecido a los guetos o campos de concentración, pero a una escala impensable.
Definamos, según las Real Academia Española:
Pandemia “es una enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región”. ¿Continuará la exterminación de inocentes por la hiperpoblación?
Gueto: “Barrio o suburbio en que viven personas marginadas por el resto de la sociedad”. ¿Ya no existirán vecinos; sino “guerrientes”? Seremos del futuro grupo de guerrientes (resistencia de combatientes formada por familias de inocentes).
Campo de concentración: “Recinto cercado para reclusos, especialmente presos políticos y prisioneros de guerra”. Los inocentes violentados que cohabiten en estos nuevos recintos no podrán luchar, todos serán carne de los nuevos experimentos y de exterminio masivo; el genocidio ya no será como los de ayer; sino por placer, será un odio explicito por el otro, por ser parte de una superpoblación (¡Qué hipocresía!). Los poderosos sufren de un nuevo tipo de agorafobia, una actividad infernal.
Es decir, la humanidad está a punto de vivir una enfermedad epidémica que creará suburbios con recintos cercados para los nuevos reclusos; reitero, todos serán inocentes con un enemigo poderoso en común. Lo que esta élite ignora (conociendo las profecías bíblicas) es que no les durará mucho tiempo el plan. Ahora, existe un millonario que le fascina vaticinar sobre las futuras enfermedades y catástrofes; pero nadie lo lleva a juicio, según porque no existen pruebas. Esto se comenta y no se cree; quienes hablamos de esto nos quitan importancia llamando a los que advierten como seres que viven en una atmósfera de conspiración (los mal llamados conspiranoicos).
Jesucristo, dijo: “Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo; porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá” (Mateo 24:20-21. RVR60). ¿El Mesías fue otro conspiranoico? Él, sí dice la verdad, que nadie lo ponga en duda; vale, los “iluminados” (nuevos exterminadores) sí lo ponen en duda; y millardos los creen, qué lamentable. Estos son los mismos que les harán vivir en un terrorífico hacinamiento.
El premio Nobel de esa época, sólo será una cara, una marioneta como todos los dirigentes elegidos presuntamente por votación popular. ¿Es posible creer estas líneas? Entonces, ¿qué pensarías si te digo que los cuerpos sin vida de montones de líderes religiosos falsos y auténticos se verán a lo lejos por la gran cantidad? Claro, soy hiperbólico; pero no, la próxima pandemia está más cerca.
El objetivo de este artículo es uno, busquemos más al PADRE de todo corazón y arrepintámonos de todos nuestros pecados y aceleremos la predicación del evangelio por toda la tierra; los días son acortados debido a los hijos e hijas de DIOS que no han doblado sus rodillas ante Satanás. Le hablo a los ricos de la tierra, no se unan a los malos, únanse a los buenos, ayuden a aquellos hombres y mujeres que son verdaderamente siervos del Eterno.
Las muertes ocurrirán súbitamente por todo el mundo; sin embargo, iniciará por Latinoamérica, ustedes ya saben por dónde han iniciado las otras. Eso no quiere decir que se quedará sólo en esa región. Es que en esa tierra existen ungidos y ungidas que son de peso; por qué por allí, porque quieren apagar ese fuego. Por consiguiente, el mensaje está claro no desmayes en la predicación con denuedo de la Palabra de DIOS; es tiempo de enviar más misioneros por todo el mundo, pero no les abandonen, las iglesias, a corregir malos hábitos, y los ricos de la tierra ya basta de ser oidores olvidadizos y de tener oídos sordos, darán cuenta al SEÑOR por el pecado de omisión.
La próxima pandemia está en pleno desarrollo, y usted, ¿qué hará para salvar a los que se irán? El denuedo de la Iglesia es vital para la vida de la humanidad. El fuego consumirá a “las famosas e intocables élites”; sin embargo, este grupo de maquiavélicos mercenarios del diablo se reirán y burlarán con mucha sangre de inocentes en sus labios. La Iglesia es más poderosa, somos hijos e hijas con la llenura del ESPÍRITU SANTO, tenemos un entendimiento limpio para ganar en todas las batallas. ¿Se salvarán los creadores de pandemias? Un blasfemo como Saulo de Tarso se salvó; pero ¿el diablo te ha dicho que eres por su salvación?
El Cuerpo de CRISTO no puede seguir creyendo en pajaritos preñados o en líderes que manipulan para controlar; tenemos el poder para avanzar y ganar. Sabemos que las profecías se cumplirán; por ello, no dejemos de trabajar en el Reino ni desmayemos cuando veamos que a lo malo lo llamen bueno, y a lo bueno malo. La próxima pandemia será una mutación de muchas; esa satánica acción final no hará mella en los cristianos, sí, en los santos que no serán de yeso ni de huesos secos. Aquellos que, cómo dijo el rey David: “Pues no hacen iniquidad los que andan en sus caminos” (Salmo 119:3. RVR60). Las élites no andan en sus caminos, y su final ya lo sabemos quiénes creemos en CRISTO; lo digo con tanta certeza, algunos caerán en sus propias pandemias y también en las manos del DIOS VIVO.

Harold y Mileidy Paredes
Pastores
haroldwjparedes@gmail.com

About Verdad y Vida

Check Also

Todos contra todos, Harold y Mileidy Paredes

En DIOS siempre hay solución, la esperanza está viva cuando confiamos en Él; el diablo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *