La unidad no es un fin, es un medio para lograr un fin

0
4
/ Freepik

“No vivimos para satisfacer nuestras necesidades, vivimos para expresar nuestro potencial”

La creación de la unidad como experiencia colectiva no es el propósito específico del alma. La intención del Alma al venir a lo físico es única y sencilla: expresar y experimentar, llegar a ser y realizar por medio de lo físico, aquello que es la Divinidad Misma.
La práctica de la Unidad es simplemente la manera más rápida y efectiva de hacerlo.
“La vida es Dios manifestado físicamente, y cada aspecto y elemento de la vida física expresa a la Divinidad en Plenitud, cuando alcanza su particular forma de expresión”.
Una rosa expresa Divinidad en Plenitud cuando su crecimiento y florecimiento se ha completado. No tiene nada más que hacer. Ha hecho lo que apareció para hacer en el Reino de lo Físico. No hay razón para sentirse triste cuando el proceso ha concluido, sino sólo para celebrar.
Un ser humano expresa a la Divinidad en Plenitud cuando su crecimiento y florecimiento se han completado. No tiene nada más que hacer. Ha hecho lo que apareció para hacer en el Reino de lo Físico. No hay razón para sentirse triste cuando el proceso ha concluido, sino sólo para celebrarlo.
“No vivimos para satisfacer nuestras necesidades, vivimos para expresar nuestro potencial”.
Expresamos de forma más plena nuestro potencial cuando lo demostramos como nuestra realidad, no como algo que necesitamos experimentar, sino como algo que elegimos experimentar ahora mismo.
Mi vida no se trata de mí, tiene todo que ver contigo y con todo aquél cuya vida toco. Tu vida no se trata de ti, tiene todo que ver con otros y la forma como tocas sus vidas.
Al vivir así descubrimos que todas las cosas que anhelábamos y buscábamos alcanzar, aquello por lo que luchábamos en el pasado llega a nosotros sin esfuerzo.
Todo esto es posible por una sola razón; ya poseemos todo aquello que deseamos; está dentro de nosotros todo el tiempo.
Recuerda, somos los creadores de nuestra realidad, la necesidad sólo existe en la ilusión de creer que lo que deseas está fuera de ti.
La puerta hacia la abundancia se abre hacia adentro, no hacia afuera, eres un ser abundante, viviendo en un mundo abundante.
“Eres mucho más de lo que piensas, puedes mucho más de lo que crees, hay mucho más de lo que imaginas y definitivamente Dios es mucho más de lo que te han dicho las religiones”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí