Home / Opinion / Los ateos e incrédulos se acabarán, Fernando Regnault

Los ateos e incrédulos se acabarán, Fernando Regnault

Dios es justo y Él no condenará a nadie que no haya ejercido su libre albedrío, para escoger su camino, la primera opción que dio a los pecadores fue la salvación en Cristo

/ Freepik

“Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia” (2ª Tesalonicenses 2:11-12).
La operación del espíritu de engaño, será para que aquellos que están entre dos aguas, entre Dios y el mundo, se parcialicen con énfasis y escojan su camino. También para aquellos que no creyeron en la Verdad de Cristo, crean entonces a la mentira, pero todos tendrán que creer, nadie podrá quedarse neutral. Porque lo que Dios enviará o mejor dicho, lo que Dios permitirá que venga, será un poder engañoso, no una convicción, sino manifestaciones de poder diabólico sobrenaturales.
Estas manifestaciones serán públicas e intencionalmente expuestas por todos los medios. Dice así el Señor: “Porque se levantarán falsos cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos” (Mateo 24:24). No habrá manera de dudar de tales milagros, porque serán muy evidentes y, además, los demonios que ahora siembran incredulidad, inclinarán a la gente a creer.
Dios es justo y Él no condenará a nadie que no haya ejercido su libre albedrío, para escoger su camino, la primera opción que dio a los pecadores fue la salvación en Cristo, los que la rechacen ellos mismos escogerán la segunda que conduce a la perdición, así está escrito: “a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad”.
La gente que sigue la perdición, la mayoría por lo menos está engañada, piensan que ellos tienen la verdad, que Dios no puede ser así como dice la Biblia. Esto es lo que le dicen los falsos profetas y es lo que ellos quieren oír, que sus pecados están perdonados y que hagan lo que hagan irán al cielo. Aun los que recibirán la marca de la bestia, la recibirán por engaño, pensando que es de Dios.
Veamos lo que dice la Biblia: “Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre” (Apocalipsis 19:20). La iglesia de Jesucristo no se lleva ni sigue señales, es la Palabra de Dios nuestra guía y nuestro norte. Es necesario volver al estudio de las Escrituras.
¡Dios te bendiga!!!

Fernando Regnault
Maestro de la Palabra
www.abcdelabiblia.com

About Verdad y Vida

Check Also

Primeros principios de la economía bíblica (31 y 32), Vladimir Martínez

Negamos que Dios desee que el gobierno civil redistribuya la propiedad tomándola del rico para …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *