Primeros principios de la economía bíblica (41 y 42), Vladimir Martínez

0
29
/ Freepik

Negamos que a alguna persona convertida a Cristo se le deba permitir permanecer sin hacer nada, ocioso e improductivo, o continuar en una vida de indolencia y robo

41. Afirmamos que un elemento clave del discipulado económico es enseñarles a los cristianos las lecciones de Efesios 4:28; que el antes pagano convertido a Cristo (a) ya no debe robar, sino (b) debe trabajar, (c) haciendo algo útil a través de su labor, para que (d) pueda tener algo que compartir con aquellos que estén en necesidad.
Negamos que a alguna persona convertida a Cristo se le deba permitir permanecer sin hacer nada, ocioso e improductivo, o continuar en una vida de indolencia y robo.

42. Afirmamos que una economía de libre mercado es la aproximación más cercana en este mundo caído al sistema de economía revelado en la Biblia; que es el resultado de la naturaleza del hombre dada por Dios; y que, de todas las economías conocidas por el hombre, es la más propicia para producir una sociedad libre, justa, estable, pacífica y próspera para todos sus participantes.
Negamos que el comunismo, el socialismo, el intervencionismo, el igualitarismo económico y la teología de liberación sean bíblicos; que produzcan buenos resultados para el pobre; que tiendan hacia sociedades más pacíficas; que respeten los derechos del hombre a la libertad y la propiedad dados por el hombre; y que sean opciones morales bíblicamente apropiadas para los cristianos.

Vladimir Martínez
Pastor, ingeniero estructural y politólogo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí